La maquiladora Bosch y el Technology HUB unen esfuerzos para llevar a cabo evento único en México


Se registraron alrededor de 300 personas, entre estudiantes, emprendedores y profesionistas de Ciudad Juárez, El Paso y Las Cruces. Durante un fin de semana, además del viernes, trabajaron en 25 equipos para resolver el problema. Se trató del Hackathón de Bosch 2018, una competencia sin precedentes en Bosch México, realizada en las instalaciones de Technology HUB en la ciudad, con el apoyo de Black Labs.


El evento fue coordinado por personal tanto de Bosch como de Technology HUB, entre los que destacan Ricardo Mora, CEO de Technology HUB; Rudy Vázquez, director de operaciones de Technology HUB; Daniel Perry, gerente de información, organización y coordinación de Bosch en la localidad; Erick Valenzuela, coordinador de procesos; y Samuel Herrera, de Black Labs.


El reto de los equipos inscritos al Hackathón consistió en mejorar el proceso de flujo de productos en una planta de Bosch Juárez para saber la posición exacta de cada material en tiempo real. Teniendo en cuenta que la planta de Bosch Juárez tiene de cuarenta a cincuenta mil movimientos por día, Perry comentó que una solución automática es viable. Para esto, durante un fin de semana estos equipos trabajaron en una solución basada en tecnología como sensores, bluetooth, realidad aumentada y virtual, iBeacon y el Internet de las cosas (IoT). Una vez terminada la solución, presentaron el prototipo a un panel de jueces, conformado el team management de Bosch y directivos del Technology HUB.


El Hackathón 2018 se difundió entre redes sociales y visitas personales a escuelas. Así sucedió con David Teutli y Juan José Martínez, estudiantes de penúltimo semestre de ciencias de la computación en la Universidad de Texas en el Paso (UTEP), que vieron el evento publicado en Facebook y se registraron a través de un enlace.


Daniel Perry explicó que el evento se debió a que Bosch tiene una cultura de innovación de productos, procesos y calidad. “Somos la cuarta revolución industrial después de la invención de máquinas, la electricidad, la línea de ensamblaje y el robot”, comentó. Rudy Vázquez, de Technology HUB, consideró que el principal reto de esta cuarta revolución – también conocida como Industria 4.0 – es la integración a las personas en el mundo de la conectividad. “No es el robot, no es la automatización, no son los desarrollos tecnológicos, sino cómo integrar a las personas que hoy son parte de los procesos de manufactura dentro de esta nueva industrialización”, señaló.


El evento comenzó el viernes 23 de febrero y concluyó el domingo 25. Durante los tres días los equipos trabajaron en una propuesta funcional que cumpliera con las características y requisitos que plantó Bosch al comienzo de la competencia. El ingeniero Erick Valenzuela, de Bosch, comentó que un proyecto de esta naturaleza no era sencillo, por lo que no esperan una solución completamente funcional.


Debido a la magnitud del proyecto, muchos de los equipos participantes pasaron la noche de sábado y domingo dentro de las instalaciones de Technology HUB. Algunos otros equipos salieron a partir de las tres de la mañana y regresaron a las ocho para continuar. Puesto que las instalaciones cuentan con regaderas y áreas de descanso, los equipos pudieron pasar las noches sin sobresaltos. Esta oportunidad resultó adecuada para el proceso de realización de la propuesta para algunos equipos. “Empezamos con tres proyectos, uno lo mandamos a descansar el primer día, el otro lo mandamos a descansar anoche, y hoy en la mañana cuando nos levantamos empezamos con éste”, comentó Edín Estrada, integrante del equipo. 


La competencia no solamente tuvo como objetivo encontrar una solución pragmática a su proceso de logística, sino mostrar la faceta creativa y de innovación de la comunidad de Ciudad Juárez y México. “El otro objetivo es mostrar a Alemania que México no es únicamente un país de producción; es un país de desarrollo, de innovación también, más o menos como Japón en los años setenta y China en los años 2000”, resaltó el directivo de Bosch. Cabe mencionar que cuando se le preguntó si creía que en México existe el talento para realizar innovaciones, Perry respondió que si la gente cree que puede hacerlas, las harán. “Ahora tenemos más ingenieros mexicanos que estadounidenses o alemanes; son buenos”, concluyó.


Además de un espacio para desarrollar y mostrar sus talentos, el Hackatón es útil porque le permite a Bosch detectar gente talentosa en la comunidad. “Nos sirve a nosotros para poder ver candidatos para trabajar con nosotros”, comentó Valenzuela. Rudy Vázquez, de Technology HUB, señaló que la juventud mexicana está relacionada con el potencial que tiene el país para la atracción de inversión extranjera y para llevar a cabo la cuarta revolución. “México es una cuarta potencia en atracción de inversión precisamente por esta oportunidad de talento; México todavía tiene muchos jóvenes que están trabajando y no es la misma oportunidad que tienen otros países en Europa, donde ya no tienen tantos jóvenes que pudieran participar en estos movimientos”, concluyó.


Los equipos ganadores fueron Alfa, UWB y Milk Runners para tercer, segundo y primer lugar respectivamente. El equipo Alfa, cuyos miembros fueron Erick, Luis, Julio, Edín, Enrique, estudiantes de cuarto semestre del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez, se hizo acreedor a una consola Xbox. El equipo UWB, conformado por Ramón Corea y Ricardo Martínez, profesionistas egresados de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, ganó el segundo lugar, obteniendo una impresora 3D y un kit de arduino. El equipo Milk Runners, compuesto por Jorge Huerta, Ulises Martínez, Daniel Ornelas y Alejandra Licón, en su totalidad por estudiantes de Ciencias de la Computación de la Universidad de Texas en El Paso, ganó un dron y cinco kits de arduino. Cabe mencionar que hubo menciones honoríficas para un cuarto y quinto lugar, respectivamente: los equipos Bob Beat y Codiciado. Ambos obtuvieron dos meses de membresía en el Fab Lab de Technology HUB.

Sobre la experiencia del Hachathón, el equipo ganador, que anteriormente ha ganado en otros hackathones en Estados Unidos, comentaron que fue difícil, puesto que durmieron pocas horas durante los casi tres días que duró el evento, pero valió la pena. Desde un principio, tuvieron una estrategia clara que siguieron hasta el final, que consistió en analizar lo que pidió Bosch, lo que podían y no podían usar, además del costo de los productos que se utilizan. “Desde un principio hicimos un plan, nos dividimos tareas y sólo fue integrarlo todo”, comentó Daniel. Todos los integrantes atribuyen su éxito a la química del equipo y el hecho de que ya han trabajado juntos anteriormente.


Por su parte, el equipo UWB consideró que las otras propuestas fueron buenas, pero lo que diferenció su propuesta de otras fue que utilizaron tecnología poco conocida en Norteamérica. “Es tecnología de Europa y Asia y es algo que apenas comienza”, comentó Ramón Corea, uno de los integrantes. Llegaron a saber de esta tecnología durante el proceso de realización de su propuesta. “[Cuando quisimos saber] cómo identificar un punto en el mapa y cómo hacer que la señal roteador nos den a ese punto nos llevó a investigar diferentes tecnologías”, comentó Ricardo Martínez. “Cuando llegamos al Hackathón teníamos una idea muy peculiar sobre la tecnología celular GSM y a partir de eso ya empezamos el nuevo protocolo”, explicó Corea.


Cabe destacar que la academia de robótica Mesh también participó el evento con dos equipos, uno de los cuales estuvo conformado por ganadores del Concurso Intercontinental de la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Solacyt), como Ricardo Adrián Molina Guzmán y Abraham David Martínez Nieblas.


Al final del evento, Daniel Perry agregó que estos jóvenes son el futuro de México y Ciudad Juárez y que espera verlos pronto en puestos directivos y de innovación. Explicó que los tres equipos presentarán una solución en Alemania, en donde participará el CEO de Bosch. Por último, comentó que con base en los resultados de las propuestas realizadas Bosch podrá comenzar a preparar un segundo Hackathón en Juárez.

 

Más información:

 

Robert Bosch

Ave Parque industrial Río Bravo #1150

C.P. 32557

Ciudad Juárez, Chihuahua

Teléfono (656) 637 6600