Ciudad Juárez es reconocida mundialmente por ser un centro manufacturero de alta calidad. Desde hace años, decenas de empresas nacionales e internacionales han elegido esta ciudad como punto estratégico para llevar a cabo sus operaciones. 


No obstante, no todo ha sido manufactura en la región; Juárez es también un centro de innovación tecnológica que la hace una ciudad aún más importante para algunas empresas. Este es el caso del Aptiv México Tech Center (MTC), un centro técnico dedicado no a la manufactura de productos, sino al desarrollo de tecnología y patentes para su corporativo. 


Esta característica hace destacar al centro de todas las plantas y empresas maquiladoras instaladas en la región. En entrevista exclusiva para Mexico Industry, Ricardo Arcíbar Martínez, administrador del MTC, compartió los pormenores de este centro técnico.


El MTC inició operaciones en la ciudad en 1995. Como centro técnico se dedican al desarrollo de tecnología para la industria automotriz. Entre los productos que ellos diseñan, se encuentran computadoras, sensores, cámaras, radares, cables, terminales, uniones, conectores e interfaces con las que interactúa el conductor del automóvil. En total, son tres productos principales: cerebro, sistema nervioso del automóvil y software.


De acuerdo con Ricardo, el valor agregado que el Aptiv MTC brinda a sus clientes están la solución de problemas actuales y cumplimiento de mega tendencias que busca el mercado: mantener seguridad de conductores al prevenir accidentes, producir vehículos que optimicen el uso del combustible para cuidar el medioambiente y conectividad para que el vehículo tenga comunicación con la ciudad, peatones y otros conductores.


Aptiv cuenta con 15 centros técnicos, 4 de los cuales se encuentran en México. Ricardo consideró que el Aptiv MTC es uno de los primeros en la región, incluyendo a Estados Unidos, ya que se le adelantaron a compañías como Ford y GM, que no mantenían centros de diseño. 


En total, en el MTC laboran 1,728 empleados en un espacio de 45 mil metros cuadrados. 


A nivel mundial, para Aptiv el MTC Cd. Juárez destaca, ya que es uno de los más importantes para la empresa. “Hasta apenas el año anterior, éramos el MTC más grande. Pero somos críticos para el éxito, mantenimiento y estrategia del futuro de la compañía. 


“La razón es que este centro técnico tiene el ambiente y la capacidad y la calidad de diseños que se realizan aquí. Nosotros tenemos experiencia de 24 años para seguir desarrollando y diseñando”, expresó el administrador.


El administrador explicó que se decidió poner un centro técnico en la ciudad ya que para 1995 Juárez tenía una fuerte presencia ensambladora de Delphi en el país. “Era más sencillo empezar con las bases de una ingeniería local más la experiencia de los corporativos de los Estados Unidos”, continuó.


El centro técnico no tiene líneas de producción, sino de diseño. Tiene diversas líneas de diseño, entre las que se encuentran las siguientes: industrial, electrónica, mecánica, software, química, validación, prueba y proceso.


Cuentan con distintas certificaciones: IAT 16949 que es mandatoria para la industria automotriz; el programa de autogestión de la Secretaría del Trabajo; Industria Limpia del gobierno mexicano que han mantenido durante 16 años; ISO 17025 para laboratorios (la cual no es mandatoria). 


“Nosotros sí quisimos tener el reconocimiento global, por lo que la obtuvimos”, comentó el administrador.


Los diseños que se exportan aquí se exportan a todo el mundo. “Puede ser que estemos trabajando en el radio del Ferrari, y Ferrari es Fiat, y el Fiat puede que lo ensamblen en Italia. Nuestros diseños son para todo el mundo”, explicó.


Los insumos de Aptiv MTC los obtienen internacionalmente, buscando el mejor precio para sus clientes. “Entre calidad, costo y tiempo de entrega, consideramos dónde obtendremos los insumos”, añadió Ricardo. Estos insumos se importan sin impuestos, se utilizan para los productos y se regresan, únicamente pagando el valor agregado. 


Sobre la mano de obra mexicana, el administrador de Aptiv MTC consideró que es buena. “Hay muchos ingenieros que están en centros técnicos de Aptiv por su buena capacidad ingenieril”, compartió. 


Este centro técnico también desarrolla talento de sus ingenieros. “Hay varios ejemplos de empleados mexicanos que se llevan a Estados Unidos para correr centros técnicos, quizá más pequeños, y laboratorios, con base en la experiencia adquirida aquí”, añadió.


Debido a que el principal producto de este centro técnico no son productos en serie, sino diseños y patentes, para Aptiv MTC el número de patentes desarrolladas es importante. Hasta el momento, llevan 1146 registros de invenciones, patentes 326 y 21 secretos. 


“En este último caso, a veces consideramos que es tan competitivo el producto que ni siquiera queremos ponerlo en venta”, detalló Ricardo. 


El proyecto más grande para el centro técnico es el vehículo autónomo. El administrador destacó que buscan mejorar el auto autónomo y adaptarlo. 


“Los aspectos que debe conocer este auto, por ejemplo, son internos, no solamente externos: cuánta gente se sube, cuánta gente se baja, el peso en total. Actualmente, desarrollamos una serie de cámaras y sensores para censar todo esto”, finalizó.