La empresa Aptiv, anteriormente conocida como Delphi, llegó a México en 1978, instalando su primera planta en Ciudad Juárez

 

Después de un proceso de transformación que concluyó a finales del 2017, surgió Aptiv, una compañía de tecnología que está transformando la movilidad con su portafolio de soluciones seguras, ecológicas y conectadas para una amplia gama de clientes globales.


Aptiv, anteriormente conocida como Delphi Automotive –empresa líder en la industria con 39 años de historia en México–, heredó un talentoso equipo de casi 60,000 ingenieros, técnicos, administrativos y operativos mexicanos, que han marcado la diferencia al manufacturar y diseñar productos de calidad mundial.


La transformación de la empresa va más allá de un cambio de nombre, es la expansión de su visión y una nueva forma de enfocar sus esfuerzos para movilizar al mundo. El nombre representa su adaptabilidad e impulso, en el que destaca su habilidad de prever el futuro y hacerlo realidad.


La movilidad está cambiando al mundo y Aptiv está cambiando con él. Las necesidades de los clientes se están transformando, al igual que la industria, por lo que la compañía se ha adaptado para entregar soluciones inteligentes. Y para lograrlo está respaldada por décadas de experiencia y el talento colectivo de los colaboradores a nivel mundial que tienen como objetivo llevar a la industria hacia adelante.


“La movilidad tiene el poder de cambiar al mundo y Aptiv tiene el poder de cambiar la movilidad”, dijo Kevin Clark, presidente y director ejecutivo de Aptiv.


“Expandiremos nuestro legado, siendo los primeros en la industria al hacer posible el futuro de la movilidad a través de soluciones vehiculares conectadas, automatizadas y electrificadas. Seguimos teniendo un enfoque directo en resolver los retos más difíciles de nuestros clientes, con la agilidad y la capacidad de ejecución requeridas para ganar en el campo de la movilidad lleno de jugadores emergentes. Es un tiempo extraordinario para estar en el negocio de la movilidad y no podríamos ser más optimistas en cuanto a nuestro futuro”, agregó.


Una compañía de 100 años


Aptiv tiene fortalezas en distribución y potencia de señal, desarrollo de algoritmos de software, computación centralizada, sistemas de seguridad avanzados y soluciones de manejo autónomo, administración y analítica de datos, info entretenimiento y experiencia de usuarios, conectividad y electrificación para servir a sus clientes globales.

Puede considerarse a Aptiv como una nueva compañía de 100 años, ya que tiene la oportunidad de basarse en la sabiduría acumulada en el pasado y traerla al presente, conservando y viviendo sus valores: salud y seguridad, responsabilidad social corporativa, respeto, ética y cumplimiento. Todos estos juegan un papel crítico en esta transformación.


Cuatro décadas en México


Las operaciones en México comenzaron en 1978, en Ciudad Juárez, Chihuahua, en donde actualmente existen seis complejos industriales y un centro de tecnología avanzada, que es uno de los más grandes del mundo para la compañía.


En México se encuentran 29 plantas distribuidas en los Estados de Baja California Norte, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa y Zacatecas; además hay tres centros de desarrollo de ingeniería en Ciudad Juárez, Saltillo y Querétaro.



Los principales productos manufacturados en México se dividen en dos áreas: la de Arquitectura Eléctrica-Electrónica que abarca sistemas de distribución, sistemas de conexión y sistemas eléctricos; y la otra área es de Electrónica y Seguridad que incluye controles electrónicos y sistemas de info entretenimiento e interface con el conductor.


Aptiv, antes Delphi, se ha caracterizado por el apoyo que brinda a las comunidades en las que se encuentra asentada. En México, ha hecho una alianza con Fondo Unido-United Way para reunir recursos que provienen tanto de aportaciones voluntarias de parte de los empleados como de la venta de materiales reciclables, recursos que se transforman en ayuda a asilos de ancianos, albergues para niños, escuelas, programas de apoyo a la lectura, al estudio de las matemáticas, de reforestación y rehabilitación de áreas comunitarias, apoyo a niños con cáncer o discapacidad, entre muchas otras ayudas.


Además, en todas las plantas año con año se realizan campañas de salud y seguridad encaminadas a mejorar el bienestar de los empleados y sus familias, así como actividades recreativas para fomentar la convivencia sana con torneos deportivos o competencias en las que los trabajadores ponen a prueba sus talentos artísticos y su creatividad.


El día uno alrededor del mundo


Para celebrar la transformación de la compañía y su cambio de nombre, el 5 de diciembre del 2017 se llevaron a cabo alrededor del mundo festejos en todas las plantas y México no fue la excepción. Los empleados de todo el país fueron recibidos con un ambiente festivo en el que se develaron las primeras imágenes que habrán de representar ahora a la nueva empresa.


Todas las plantas izaron la nueva bandera Aptiv en una ceremonia formal enmarcada por la participación de bandas de guerra y de los directivos de cada operación, además de que se develaron los logos tanto interiores como exteriores y los nuevos -color-es que ahora se muestran en las instalaciones.


En el Centro Técnico de Ciudad Juárez, por ejemplo, se efectuó un evento en el que se reveló la nueva identidad y la pieza clave del éxito de Aptiv: los empleados, quienes a lo largo de los años se han encargado de poner el nombre de México en el mapa mundial gracias a la calidad de los productos y procesos que se manufacturan o diseñan en este país.


Los mismos empleados que bajo el nombre de Delphi desarrollaron alrededor de 500 patentes y más de 1,000 registros de invención, contribuyendo a colocar a la empresa en la cima mundial de la innovación tecnológica en la industria automotriz.


El escaparate del Consumer Electronic Show


La gran presentación de Aptiv fue en uno de los eventos más grandes de tecnología del mundo, el Consumer Electronic Show de Las Vegas, Nevada, en donde presentó sus productos más avanzados entre los que destaca la participación de sus autos de conducción autónoma, que hacen un buen trabajo al emular la conducción humana, sin un humano al volante.


En sociedad con Lyft, Aptiv ofreció paseos en sus vehículos de conducción autónoma alrededor de Las Vegas; al usar la aplicación regular de Lyft, los usuarios podían tomar un paseo del estacionamiento del centro de convenciones donde se realizó el evento a más de 20 destinos alrededor de Las Vegas en su flotilla de vehículos de conducción autónoma BMW y Porsche.


Considerando que el año pasado se presentó esta tecnología en el mismo evento, pero el paseo solo incluía un circuito controlado, este año representa un avance enorme.


“Una de las cosas que hacen a Aptiv diferente a las demás compañías es nuestra capacidad de integración de sistemas. No se trata solo de hacer un auto que físicamente se conduce a sí mismo, sino que se trata de incorporar esta tecnología en un sistema de manera segura, de forma que el consumidor quiera poseer uno de estos vehículos. Y eso es lo que logramos con nuestro BMW”, señaló Jada Tapley, vicepresidenta de ingeniería avanzada y relaciones  externas de Aptiv.