En las instalaciones el hotel Lucerna, el Clúster de Automatización y Manufactura Avanzada (MACH) tuvo su asamblea general de renovación de Consejo Directivo, con el fin de ratificar a su director y presidente, además de presentar resultados anuales de actividades.
Al evento estuvieron presentes el nuevo Comité Directivo, conformado por Martín Márquez, Diana Parada, Alfredo Villagrana, Francio Javier Yáñez, Luis Rojas, Eusebio Ramírez y Juan Francisco Ponce.


Durante el evento Martín Márquez, presidente del clúster, expresó su gratitud al haber sido ratificado como presidente por tercer y último año consecutivo. En la dirección del clúster, quedó a cargo Luis Villavicencio.
Asimismo, el presidente del clúster calificó como positivos los resultados del clúster, dentro de los que destacan reuniones de negocios y participación en otros eventos industriales.


“Aun así, hay muchas cosas que mejorar todavía. Hay cambios con el Gobierno que pudieran verse como obstáculos, pero podemos manejarlos como retos y oportunidades”, señaló.


Un problema que el clúster atendió son aspectos financieros respecto con el pago de las empresas IMMEX. “Algunas pymes financian a grandes corporativos. Hemos revisado eso con la esperanza de que quizá se realicen cambios en cuestión de políticas públicas o nuevos esquemas financieros que puedan adaptarse para atender las necesidades de nuestros clientes”, explicó.
Otro aspecto en el que también trabajó fue el desarrollo de sus empresas a través de certificaciones ISO 9000, sistemas administrativos y lo que requieran sus clientes.


“El proyecto para este año es que todas nuestras empresas estén en el ISO 9000 y que adopten un sistema administrativo digital para que puedan controlar sus procesos, añadió.
Dentro de los planes a futuro, recalcó que quieren reforzar vínculos con instituciones académicas, como la UACJ, la UTCJ y el ITCJ. Además, quieren extender vínculos con empresas de ciudad Chihuahua, además de incrementar la cantidad de asociados.


Por último, Martín Márquez compartió que su último año como presidente será un reto y lo calificó como el “sprint” de una carrera. “Intentaremos hacer cosas nuevas, diferentes y la experiencia lograda de los primeros dos años. Ya tenemos una visión más amplia. Trataremos de ser disruptivos que posiblemente suenen descabelladas, pero que ahora tenemos la oportunidad de innovar”, finalizó.