Las nuevas tecnologías facilitan y optimizan la producción y manufactura de los productos


Dentro de las nuevas tendencias de la industria a nivel mundial, como la industria 4.0, la manufactura avanzada gana terreno rápidamente. Este tipo de manufactura está cada vez más presente en las plantas maquiladoras del mundo y, naturalmente en las de México. Sin embargo, ¿qué es la manufactura avanzada? ¿En qué se diferencia de la manufactura tradicional y la automatización? ¿Cuál es su participación en las plantas maquiladoras del estado de Chihuahua? De acuerdo con los especialistas consultados en entrevista exclusiva para Mexico Industry, podemos ver que, efectivamente, Chihuahua se está sumando a la ola de la manufactura avanzada con el resto del mundo; sin embargo, existen retos, situaciones y panoramas que la industria regional deberá tomar en cuenta para que esta nueva tendencia tecnológica sea un aliado de las empresas y no un problema latente.
Manufactura avanzada: una definición


Para intentar definir manufactura avanzada, primero es necesario regresar a lo básico y hablar sobre lo que es manufactura tradicional. De acuerdo con el Centro de Tecnología Avanzada, la manufactura, en su sentido más amplio, “es el proceso de convertir materias primas en producto”. Hasta ahora, Chihuahua ha conocido la manufactura manual elaborada por operadores. No obstante, la manufactura avanzada incluye “procesos de tecnología y el desarrollo de los procesos que complementen la cadena productiva”.


De acuerdo con Martín Márquez, presidente del Clúster de Automatización y Manufactura Avanzada (MACH), la manufactura avanzada es la aplicación de tecnologías para optimizar los procesos de manufactura. A diferencia de la automatización, la manufactura avanzada es un concepto y tendencia de tecnologías aplicadas a la manufactura, mientras que la automatización es una de esas tecnologías especializadas que se pueden integrar para facilitar los procesos de manufactura. “Es únicamente la parte técnica de elaboración de productos”, destacó Martín Márquez.


Estas tecnologías pueden tener dos vertientes: 1) Tecnologías para elaboración de procesos y 2) sistemas digitales para monitorear procesos de manufactura. Las tecnologías para la elaboración de procesos son variadas y dependen del tipo de industria y producto que se realicen, pero algunas son las siguientes:


•    Impresión de metales
•    Impresión 3D
•    Mecanizado de moldes
•    Caracterización de materiales
•    Estampado de metales
•    Inyección de plásticos
•    Tratamiento térmico
•    Soldadura láser
•    Selección de herramientas

Las impresiones 3D, por ejemplo, ayudan al prototipado de productos, ya que permiten seleccionar rápidamente nuevos materiales al poder simular el producto en 3D y hacerles pruebas. “Hace diez años esto era complicado, porque había que mandar a imprimir piezas y cualquier cambio era esperarlos. Ahorita imprime uno, si no queda bien, lo imprime de nuevo”, detalló Martín Márquez.
Estas nuevas tecnologías facilitan y optimizan la producción y manufactura de los productos que, de otra manera, se realizarían de manera tardada, limitada y con un gran margen de error.


Por otro lado, en cuestión de sistemas digitales en manufactura avanzada, estos
ayudan a medir la eficiencia de los procesos. De acuerdo con Martín Márquez, estos sistemas pueden traer mayor impacto, porque ahí es donde se pueden generar ahorros, problemas en el flujo de manufactura, medir la eficiencia de la productividad y encontrar las razones y factores que afecta para poderlas enmendar, y también encontrar las razones que producen desperdicio humano o material.


Para Martín Márquez, cuando se produce con errores, el tiempo que el operador también se desperdicia: no es solamente la pieza lo que se va a la basura, sino también el tiempo del trabajador.

“La manufactura avanzada es la tendencia para que la industria a nivel global pueda competir. Provoca lo que antes era costoso vaya bajando de precio porque se alcanzan procesos eficientes y de alta calidad”, recalcó Martín Márquez.


Problemática de la manufactura avanzada

La situación que Martín Márquez observa en la industria maquiladora chihuahuense es de que es una gran oportunidad de crecimiento, al igual que la automatización. “Cambiar de manufactura a mentefactura no es automático. Habrá menos empleos, habrá gente que se quede sin empleo y que se tendrá que dedicar a otra actividad, si no se prepara adecuadamente. Aun así, los empleos que queden serán mejor remunerados”, explicó.


Por otro lado, Martín Márquez consideró que estos trabajadores tendrán que adquirir otras competencias que vayan de la mano con la demanda que se aproxima de personal especializado.


“Quizá personal que no tenga educación básica tendrá que conseguir empleo que no sea la industria. Aun así, la derrama económica que dejará el personal capacitado, con mayor capacidad adquisitiva, podrá permitir que aquellos puedan tener trabajo en otras ramas”, expresó.


Estado de Chihuahua en manufactura avanzada

Para Martín Márquez, son pocas las empresas que se suben a la tendencia de la manufactura avanzada, debido a que los negocios de estas empresas estriban de la contratación de personal para elaborar procesos manuales y no invierten en automatización. Para el presidente del Clúster MACH, es alarmante porque consideró que a la vuelta de diez años cerrarán muchas empresas que estén basadas en la manufactura manual y tradicional, y que usan al ser humano como principal fuente de elaboración de productos.
“Es como la historia de Kodak que no quiso cambiar a los sistemas digitales, se aferró a sus películas de rollo y se fue a la quiebra. Ese riesgo corren las empresas que no voltean a ver lo que sucede en manufactura avanzada”, expresó.


Un ejemplo que Márquez notó es la industria electrodoméstica, que no siente presión en una calidad en los productos, ya que son altamente desechables, a comparación de otro tipo de productos, como los automóviles que no son tan fácilmente desechables. De acuerdo con él, esta industria, y aun más si compiten contra los chinos, abaratan sus productos, lo cual genera un círculo vicioso. En consecuencia, tienen un menos margen de ganancia y, por lo tanto, no pueden contratar gente con la experiencia o conocimiento para sacar el producto de esa producción.
“Cuando se compite por precio y se abarata el producto, sacrificando calidad o utilidad, se corre un gran riesgo”, recalcó.


Participación de las Pymes en manufactura avanzada

Para Marco Antonio Rivas, la manufactura avanzada es una realidad que la industria está tomando en cuenta. No obstante, consideró que hace falta más, si no en cuestión de las plantas únicamente, sí en cuestión de aquellas pequeñas y medianas empresas (talleres de maquinados, por ejemplo), las cuales son proveedoras de las maquiladoras que compiten a nivel global con empresas chinas y de la India. Recalcó que estas empresas muchas veces tienen la disposición de hacer ese tipo de procesos para las plantas, además de la experiencia, pero que no tienen el capital necesario para comprar el equipo.


“En CENALTEC entrenamos técnicos en manufactura avanzada, las plantas también tienen sus propias tecnologías de manufactura avanzada, pero hace falta que se apoyen a estas empresas para que puedan competir con aquellas plantas y empresas en otras partes del mundo. Esto traerá, como beneficio, mayor derrama económica a la región”, finalizó.


Más información
Ejemplos de tecnologías para elaboración de procesos:
•    Impresión de metales
•    Impresión 3D
•    Mecanizado de moldes
•    Caracterización de materiales
•    Estampado de metales
•    Inyección de plásticos
•    Tratamiento térmico
•    Soldadura láser
•    Selección de herramientas