A pesar de su corta edad, Rebeca Salazar, asistente de dirección, es realmente un caso de éxito dentro de Fixturas Industriales Diversificadas (FIDSA). Con tan solo 29 años, Rebeca ha crecido dentro de la empresa, lo cual es resultado de la consolidación de la organización pero también de su esfuerzo por ser siempre un elemento confiable.


Las responsabilidades de Rebeca en su puesto actual son grandes y desafiantes.


En ausencia del director, ella tiene que revisar proyectos, gestionar recursos para llevarlos a cabo, cerciorarse de que se realicen adecuadamente, cerciorarse de que las metas establecidas se logren, entre otros.


Empezó a laborar en la empresa hace siete años como técnico en administración de empresas. Sin embargo,  por su compromiso y disponibilidad, la empresa le brindó la oportunidad de retomar sus estudios y continuar su crecimiento profesional en la Licenciatura en Relaciones Internacionales en la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), la cual logró culminar de forma exitosa.


Su primer puesto fue de secretaria, pero ha pasado por otros: comprador, auxiliar de recursos humanos y administración, gerente administrativo, hasta llegar a su actual puesto, lo cual demuestra el desarrollo que esta fiel empleada de FIDSA ha tenido en estos años.

Rebeca asegura que la empresa le permite crecer en distintos niveles. “Por ejemplo, si hay cursos o capacitaciones extras, las puedo tomar. Por otro lado, tener personas a mi cargo es otra faceta que he desarollado“, recalcó.


La estrategia que Rebeca utiliza para motivarlos a trabajar es reiterándoles que todos conforman un equipo que tiene que integrarse y esforzarse al mismo tiempo, razón por la cual no necesitan aislarse para lograr sus metas.


Uno de los principales aprendizajes que le ha dejado la empresa es el compromiso. “Para mí el compromiso es que si tengo algo proyectado para cumplirse en cierta fecha, hay que tratar y hacer todo lo posible para que salga en ese día“, explicó.


Como planes futuros, Rebeca busca terminar su maestría en administración que realiza en la UACH y seguir creciendo dentro de la empresa. “La responsabilidad de coordinar toda una planta es grande, pero es un objetivo que me gustaría lograr“, finalizó.

 

Nombre: Rebeca Salazar

Edad: 29 años

Cd. de Origen: Chihuahua, Chihuahua

Escolaridad: Licenciatura en Relaciones Internacionales

Fecha de ingreso: 2011

Cargo inicial: secretaria

Carga actual: asistente de dirección