Como punta de lanza de la industria nacional en México, Cd. Juárez acoge a algunas de las plantas más grandes de las empresas a las que pertenecen. Uno de estos casos es Lear complejo La Cuesta, la planta de costura más grande en el mundo que maneja Lear, lo cual la hace destacar de las 257 plantas de Lear que se encuentran distribuidas en 39 países.


Originalmente, inició operaciones en 1982, lo cual la convierte en una empresa con notable antigüedad en la ciudad. En la actualidad, tiene alrededor de 5,600 colaboradores en total, distribuidos en las 78 líneas que hay en la planta.


El complejo Lear La Cuesta es un proveedor de la industria automotriz. Entre los productos que fabrican se encuentran las vestiduras automotrices y ensambles de vestiduras pequeñas, además de procesos de inyección de esponja para asientos de vehículos de recreación.


De acuerdo con Lorenzo Archuleta, gerente general de la planta, una de las ventajas de Lear es su posicionamiento como el proveedor número uno de interiores automotrices a nivel mundial. “En Lear ofrecemos todo para un vehículo, desde el diseño hasta el interior. Esto nos ha hecho mantener a los clientes que tenemos, además de obtener nuevos”, explicó.


Además del tamaño, uno de los factores que hace destacar a esta planta en comparación con otras en el mundo son las contribuciones de ventas, las cuales, de acuerdo con el gerente general, son considerables.


Cabe destacar que Lear tiene una presencia notable en la república mexicana, ya que cuenta con 42 plantas distribuidas a lo largo del país, generando 58 mil empleos directos (60% de estas plantas, en total 25, se encuentran en el estado de Chihuahua).


Así como varias plantas establecidas en la ciudad, Lear complejo La Cuesta se decidió por Juárez debido a la ubicación y cercanía que tiene con los Estados Unidos. Sus principales clientes se encuentran en el vecino país, por lo que la ciudad tiene una ubicación adecuada para cumplir su propósito.


El gerente general también explicó que la planta cuenta con la tecnología necesaria para realizar sus productos, como cortadoras CNC, corte eléctrico, prensas hidráulicas y cortadoras láser.


Alrededor del 90% de los insumos que utiliza el complejo provienen de Estados Unidos y de Europa; sin embargo, tienen distribuidores nacionales, principalmente de pieles para algunas vestiduras y proveedores de acero para las estructuras de los asientos. El gerente recalcó que en la actualidad se buscan también proveedores nacionales, aunque esta situación se encuentra limitada por el OEM (Fabricante de equipo original, por sus siglas en inglés).


Para esta planta, el proceso de entrenamiento de los colaboradores es importante y bien definido, ya que la costura de las vestiduras depende de la habilidad manual de los empleados. “Por esta razón el desarrollo de nuestro personal es básico”, explicó Archuleta.


Lorenzo Archuleta también comentó que un atractivo que Lear encuentra en México es la mano de obra calificada, que él define como sana y productiva. “Todo esto en conjunto es una garantía para cualquiera de los inversionistas”, detalló.


Actualmente, la planta tiene nuevos proyectos en puerta, como una nueva SUV de General Motors que tienen planeado lanzar, un nuevo modelo de Corvette y nuevos autos BMW.


Sobre los valores y principios sobre los cuales se rige la empresa, Lear tiene definidos ocho: calidad,  innovación, eficiencia,  cliente,  diversidad,  trabajo en equipo,  integridad y  comunidad.
Estos valores en particular giran en torno a medidas de sustentabilidad y responsabilidad social que Lear adopta. Entre las actividades que demuestran la preocupación que tiene la compañía por su entorno se encuentran campañas y estrategias de responsabilidad social, mejorar escuelas, donativos y apoyo en luchas contra el cáncer. “Trabajamos de cerca con Fondo Unido. Nuestros empleados hacen aportaciones y tenemos un comité de empleados que toma decisiones sobre las iniciativas adonde mandaremos nuestro apoyo”, detalló.


Por último, el gerente explicó que en Lear ha habido un cambio radical en el modelo de liderazgo y un aspecto al que le han dado particular importancia es la integración del empleado. “Buscamos no solo verlos como empleados, sino como personas. Queremos tener su compromiso y buscar que permanezcan, por lo que integrarlos a la planta es fundamental. Buscamos que trabajen en un lugar donde se sientan valorados”, finalizó.

Más información
Lear complejo La Cuesta
Inicio de operaciones: 1982
Número de trabajadores: 5,600
Origen: Estados Unidos
Giro: automotriz
Productos: vestiduras