Fabricantes de subensambles para motores de lanchas y yates, Mercury Marine destaca de las maquiladoras locales por ser una de las pocas empresas dedicadas a la industria marítima. En 2019 cumplen 40 años en Cd. Juárez y se encuentran a punto de realizar una expansión. En entrevista exclusiva para Mexico Industry, Vicente Rodríguez, gerente general de la planta, compartió los pormenores de esta maquiladora asentada en la ciudad.


La empresa como tal comenzó operaciones hace 80 años en Wisconsin, Estados Unidos, y en Cd. Juárez en 1979. Su giro es la fabricación de motores para la industria marina, desde naves recreativas hasta naves gubernamentales, pasando por naves comerciales.
De acuerdo con Vicente Rodríguez, el corporativo eligió instalarse en Cd. Juárez por el beneficio del concepto de maquiladora que había en la ciudad, además de la logística y cercanía con Estados Unidos, lo cual hace de la región un punto estratégico para sus operaciones. Actualmente, la planta cuenta con 130 mil pies cuadrados y tiene 800 empleados, repartidos en dos turnos.


El proceso de fabricación de subensambles en Mercury Marine es complejo. Un motor puede tener de 20 a 30 subensambles, cables de batería, cables de bujías, sensores y switches. El sistema eléctrico se compone de 800 componentes, entre ellos, cobre. La planta, además, cuenta con un área de maquinados, área de pintura, ensambles electromecánicos y ensambles eléctricos. Para el sistema eléctrico Mercury Marine cuenta con equipo de corte de cable donde se cortan los cables, de acuerdo con las especificaciones requeridas y se aplican las terminales finalizadas.
Una vez que el cable está cortado, pasa por diferentes procesos donde se prepara el material para la parte final. Además, el proceso tiene puntos de verificación para garantizar la calidad esperada.
Es importante destacar que en los procesos finales se construye el arnés para posteriormente pasarlo a una etapa en donde se ensamblan computadoras, switches, mangueras de vacíos y sensores. Esto es lo que se envía a la fábrica donde se arman los motores.

Para realizar este proceso, la planta cuenta con 50 líneas de manufactura de los cuales el 50% es de sistemas eléctricos y el otro 50% es para otros procesos, como maquinados y pintura.
Tienen también un área especial de fabricación de arneses para botes y yates.
“El arnés más pequeño que hacemos es para un bote de veinte pies y el más grande es para un yate de 55 pies. Este yate puede costar un par de millones de dólares. Su fabricación consiste en una sola línea de producción”, detalló Vicente Rodríguez.


Mercury Marine cuenta con la tecnología necesaria para realizar estos procesos: centros de maquinados; máquinas CMM, la cual es un equipo de medición de alta precisión; para la parte eléctrica tiene máquinas automáticas de corte y remachado. Cabe resaltar que las pruebas eléctricas de todos los procesos se prueban funcionalmente. Los equipos para estos procesos son diseñados en la planta, algunos de los cuales se realizan dentro de la planta y otros se realizan en la localidad.


Además, cuentan con dos líneas encargadas de este control que regula la velocidad del motor. Ese producto prueba la velocidad y seguridad del motor cuando esté en neutral para que no se active el motor y el encendido. “Este probador fue diseñado en la planta con ingenieros de la localidad y así cada una de las líneas, unos más sencillos y otros más complejos”, detalló Vicente Rodríguez.
El gerente también recalcó que la planta no fabrica para distribución, sino sobre pedido.


“Nosotros fabricamos el 100% de los subensambles para la empresa. No hay otro proveedor que les haga el sistema eléctrico, lo cual se debe a la calidad, que es la esperada. Las entregas a tiempo son cercanas al 100%”, explicó.
Respecto a la relación con los clientes, Rodríguez destacó que es buena y que la han construido por años.
“Hay una gran confianza desde las etapas tempranas del diseño hasta que se lanza a producción. Entendemos desde el ángulo de ingeniería las especificaciones. También la parte marina. Nosotros dominamos esa parte, lo cual no es común en la localidad se domina la automotriz. Esto agrega un valor al cliente”, especificó.


De acuerdo con el gerente, Mercury crece año tras año, invierte mucho en la tecnología e innovación y va ganando terreno en el mercado. Actualmente, se encuentran trabajando en una expansión para dar soporte al crecimiento de la empresa. “Tenemos proyectos para los próximos años. La nueva planta le dará empleo a 300 personas una vez ocupada toda la nave”, añadió el gerente.


Por último, Vicente Rodríguez compartió que uno de los valores fundamentales de la empresa es el respeto a su personal. “Un valor principal nuestro es la preocupación genuina por las personas. Tenemos un interés por respetar a cada individuo que labore en la empresa. Creemos que cada vez que contratamos a una persona no solo contratamos dos manos que vienen a trabajar, sino que viene el paquete con un corazón y cerebro”, dijo.


Más información
Nombre: Mercury Marine
Inicio de operaciones: 1979
Giro: manufactura
Producto: motores de botes y yates
Número de empleados: 800