Proveeduría para la industria eólica llegará a la región


Parte fundamental de las industrias en Ciudad Juárez –y cualquier lugar donde se encuentren plantas de manufactura– es la cadena de proveeduría que gira en torno a ellas. A medida que las maquiladoras se han instalado y crecido en Juárez, también lo han hecho las decenas de empresas que les proveen materiales y servicios.

 

Actualmente, la cadena de proveeduría tiene otro proyecto en puerta. Se trata de la cadena de proveedores para Tpí Composites, empresa dedicada a la fabricación de aspas que generen energía eólica. Esta compañía, que cuenta con tres plantas en la ciudad y una cuarta en vísperas de abrirse, hoy en día busca traer y crear empresas de suministros para sus materiales.

 

Hoy en día, Tpí Composites obtiene sus suministros principalmente del extranjero, pero planes para instalarlas en la región son un proyecto en marcha. Para Víctor Sáenz, gerente general de Tpí Composites Cd. Juárez, uno de los principales impulsores de esta idea, los objetivos de la iniciativa son mejorar sus prácticas empresariales e impulsar el desarrollo económico e industrial del Estado, lo cual se traduciría en más empleos mejor pagados. Esta tendencia coincide la iniciativa del nuevo Gobierno Federal electo, la de apoyar pequeñas y medianas empresas locales, lo cual vuelve la cadena de proveeduría para esta industria es una posibilidad cada vez más real.

 

Tendencias de la industria de aspas

 

De acuerdo con Carlos Yates, director de ProMéxico en el estado de Chihuahua, la posibilidad de esta cadena de proveeduría es posible gracias a la globalización y las tendencias modernas de uso de la energía. Para Yates, empresas gigantes a nivel mundial y regiones como el estado de California, en Estados Unidos, esperan, para un futuro a mediano plazo (2050), depender de energías renovables en un 100%, es decir, energías limpias que no contaminen y que generen una mejor calidad de vida. Un ejemplo mexicano de esto es la empresa Bimbo, compañía que se ha puesto el reto para el 2025 de utilizar 100% energía renovable.

 

En este sentido, empresas como Tpí Composites juegan un papel clave dentro de estas nuevas tendencias globales. Actualmente, Tpí es considerada como una de las empresas de fabricación de aspas más importantes del mundo, siendo la más grande en Estados Unidos. Solamente en México, esta empresa tiene una presencia notable: en Ciudad Juárez existen tres plantas, con una cuarta en vísperas de abrirse en 2019, y en Matamoros hace poco abrió otra planta.

Además, de acuerdo con Víctor Sáenz, las plantas de Tpí dentro de México destacan a nivel mundial, en comparación con otras plantas instaladas en distintos países, debido a la calidad de sus productos y la habilidad de los trabajadores mexicanos. Es decir, Tpí Composites es una empresa bien instalada en México que, si se tratara de otro producto, ya habría desarrollado a su alrededor una importante cadena de proveeduría.

 

Particularidades de los proveedores de Tpí Composites

 

De acuerdo con Víctor Ávila, director de materiales y cadena de suministros de Tpí Composites, el material que utilizan las plantas de Tpí para fabricar aspas aún viene del extranjero. El material básico que esta empresa utiliza para crear sus productos son pocos: fibra de vidrio, resina, balsa (o foam) y adhesivo[GR1] . No obstante, la mayoría de los proveedores de Tpí Composites se encuentran principalmente en el extranjero: la fibra de vidrio viene principalmente de China; la balsa proviene de Ecuador; de Europa viene el foam; pinturas también vienen de Europa; y de Estados Unidos provienen algunas pinturas. La razón por la cual se obtienen estos suministros del extranjero responde a dos aspectos: 1) la lógica de mercado: los productos de estas regiones del mundo son más económicos. 2) algunos países son los únicos productores de ciertos productos, como el caso de la balsa que Tpí utiliza, la cual se obtiene de una planta que únicamente se encuentra en Ecuador. 

 

Lo difícil de la industria eólica, como Tpí, es que los proveedores también deben ser aprobados por los clientes de esta empresa, lo cual toma años, ya que las empresas de proveeduría deben pasar por distintas pruebas a nivel internacional.

 

“Todos los proveedores de nuestra industria llevan años en el mercado. Para ellos es más fácil desarrollar productos para la industria eólica, en comparación de un proveedor totalmente nuevo que quiera realizar fibra de vidrio, por ejemplo. Una empresa de este tipo tendría que esperar cerca de tres años sin vendernos nada antes de que lo puedan aprobar nuestros laboratorios dedicados a validar nuevos proveedores”, explicó Ávila.

 

Aun así, la idea de crear proveeduría local surge inevitablemente. “¿Cuándo comenzarán a fabricarse los suministros que necesitamos aquí?, se pregunta Víctor Sáenz. “Los materiales que utilizamos para fabricar nuestras aspas vienen principalmente del petróleo y la arena, lo cual en México nos sobra”, continuó.

 

Transición a proveeduría local

 

Estos proveedores, no obstante, desde hace relativamente poco se han instalado en la ciudad. Víctor Ávila, por su parte, compartió que en la medida de lo posible, Tpí Composites ha buscado cada vez más transitar hacia la proveeduría local y buscar la manera en que empresas se instalen en la ciudad. Ávila explicó el caso de una empresa china que aceptó instalarse en la región – específicamente, en El Paso, Texas – para suministrar insumos a Tpí Composites en una distancia más conveniente para ambos.  

 

Por otro lado, la idea de hacer uso de proveeduría meramente local también es una opción. A pesar de las particularidades de los proveedores de esta industria, existen materiales que no requieren pruebas tan exigentes, como lo es el caso de mangueras de extrusión. En su momento, Tpí buscó empresas locales de extrusión, con las que hicieron pruebas y cambios de tipos de material y, actualmente, ya son proveedores de la empresa. “Estamos tratando de cambiar lo más que podamos a proveedores locales, sin que esto afecte la calidad de nuestro producto”, compartió Ávila.

 

Cabe resaltar que esta compañía de mangueras es estadounidense, instalada en Michigan. Debido a la cantidad de material que Tpí Composites requería de esta empresa, el proveedor decidió instalar una planta en Cd. Juárez. No obstante, el crecimiento de este proveedor ha sido tal que en la actualidad no solamente surte material a Tpí, sino a otras industrias locales como Electrolux.

 

Una situación parecida fue la de otro proveedor, ubicado en la India, que les proveía con kits spacers, que sirven para separar unas partes de las aspas que fabrican. Tpí buscó que un proveedor local, un taller de maquinados, hicieran lo mismo. Después de 3 y 4 meses y algunas validaciones, el taller -que es 100% local- es ahora proveedor de la empresa.

 

En un futuro a corto plazo, el equipo de Tpí realizará conferencias en el estado de Arizona, Estados Unidos, con todos los proveedores para hablar sobre la posibilidad de que se instalen en la región. “Es importante que intercambiemos ideas y saber qué requisitos necesitan estas compañías para instalarse en la región”, dijo Ávila.

 

En este sentido, los clústeres son importantes porque ellos fungen como enlaces entre estas empresas y el Gobierno, por lo que cualquier necesidad o requerimiento de los proveedores podrán comunicarse a través de los distintos clústeres, los cuales, a su vez, hablarán con los representantes gubernamentales. Aun así, Víctor Sáenz, quien también es presidente del clúster de energía, también considera que existe la posibilidad de que empresas nacionales se conviertan en proveedores de esta industria, para lo cual la ayuda del gobierno sería útil.

 

Impulsarán a la región fronteriza

 

De acuerdo con Carlos Yates, director de ProMéxico, un nuevo enfoque e iniciativa del Gobierno Federal electo es el apoyo a la creación de proveeduría local en el país, particularmente en la región norte. Para ello, dijo que Pedro Romero Torres-Torija, comisionado para Desarrollo Económico de la Zona Norte, busca hacer de la región fronteriza la zona más competitiva del mundo. Para él es importante aumentar competitividad de las empresas basada en el bienestar social y humano que a la vez sea sustentable, inteligente y que incluya la participación ciudadana.  A decir de Carlos Yates, actualmente se están conformando grupos de trabajo en la localidad para elaborar el diagnóstico y detectar la problemática de la industria, con el fin de hallarles soluciones.

 

Más información

Tpí Composites

Tel. +52 (656) 692.8800