Como parte de las estrategias para fomentar la Salud en el trabajo, Continental Planta 1 creó un centro de rehabilitación física dentro de sus instalaciones con el objetivo de brindar atención oportuna que ayude al trabajador a relajar sus músculos tras movimientos repetitivos.


De acuerdo a la Dra. Rubí López, médico de la empresa y coordinadora del área de enfermería y terapia física, esta iniciativa surgió como parte de las actividades lanzadas durante la implementación de OHSAS 18001, estándar enfocado en el sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo.


La Dra. López ha realizado una serie de estudios sobre lesiones ocasionadas por movimientos repetitivos, lo cual le permite diseñar, conjuntamente con los terapeutas, las rutinas de ejercicios que brindan bienestar al personal.


Considerando que el bienestar es un elemento esencial en la productividad de una empresa, el programa tiene como objetivo: 1) Definir riesgos y / o peligros en las estaciones de trabajo que puedan generar problemas de salud y 2) corregir lesiones.


El área de terapia física se inauguró en febrero de este año. Es parte de otras muchas iniciativas, tanto de prevención como de corrección, encaminadas a brindar espacios de manufactura más seguros y a disminuir problemas de salud laboral.


Hasta el momento, se han atendido cerca de 110 pacientes, tanto administrativos como operativos. Algunos casos están relacionados con actividades laborales y otros más son enfermedades generales o secundarias; aun así, también se atienden.


El programa de rehabilitación física consiste en una serie de terapias físicas, realizadas por un terapeuta certificado, totalmente enfocadas a disminuir el padecimiento. La Dra. López realiza además todo un esquema de tratamiento el cual se otorga en las mismas instalaciones de la planta. Los resultados son visibles de manera inmediata.


Otra de las estrategias implementadas para prevenir problemas de salud laboral o disminuir lesiones es provocar una rotación frecuente de operarios dentro de sus áreas de trabajo. Es una rotación controlada, a través de la cual el operador de ensamble cambia cada tres o cuatro horas, a una estación diferente. Esto le permite cambiar la rutina de movimientos y relajar ciertos músculos. Además de prevenir lesiones, mantiene vivo el movimiento.


La respuesta de los colaboradores ha sido muy positiva al reconocer el esfuerzo que realiza la planta por brindar bienestar e instalaciones adecuadas para dicha actividad.


López destacó lo siguiente: “el bienestar está relacionado con el humor, por lo que, si el trabajador no se encuentra del todo bien, el deseo de contribución se verá afectado”.


“Para mí, esta iniciativa es muy buena. Yo padecía constantemente un dolor intenso en mi brazo y con el tratamiento que me dio el terapeuta, se me quitó. Este beneficio que la planta nos otorga evita pedir permisos continuamente y nos ayuda a trabajar con más comodidad”, compartió una colaboradora de la empresa.


Este tipo de testimonios son la mejor evidencia de que las iniciativas funcionan.