Los ojos del mundo están sobre México, ya que Siemens lo presentó como el país socio en la feria de manufactura más grande del mundo: Hannover Messe. México es un destino manufacturero por excelencia, que ofrece amplias oportunidades en términos de crecimiento, inversiones, industrialización, digitalización y desarrollo de capital humano, además de precios competitivos en energía.

 

La manufactura significa el 25% de los empleos en México y el 18% del PIB, con liderazgo en industrias como la Automotriz (este enero alcanzó cifras récord de producción, 4.1% mayor a 2017, consolidándose como el séptimo productor a nivel mundial).

 

En la feria que se realizó del 23 al 27 de abril,  Siemens México mostró su potencial en negocios que van desde tecnología de la información, industria 4.0, digitalización y automatización, hasta insumos industriales, energía, medioambiente, startups, logística, y centros de investigación y desarrollo, por mencionar algunos.

 

En el espacio de ProMéxico, ubicado en el Hall 27, Siemens México presentó su nuevo motor, NEMA FS 500, diseñado y producido completamente en Guadalajara. También se pudo visitar el stand de Nuevo León, donde Siemens presentó la solución MindSphere (sistema operativo IoT abierto basado en la nube, que conecta sus productos, plantas, sistemas y máquinas).

 

Siemens cuenta con soluciones para el diseño digital de productos, softwares para la gestión de fábricas, tecnologías de automatización y accionamiento, así como servicios personalizados a las necesidades de los clientes. Las innovaciones en software y hardware industrial permiten a cualquier tipo de incrementar su productividad, flexibilidad y eficiencia, además de reducir el tiempo de comercialización, ayudando a las empresas industriales a ser eficientes y sostenibles.

 

Siemens ha trabajado con empresas líderes en sus rubros, como BMW, Grupo Modelo, Cemex y Grupo México, por mencionar algunas de las muchas que han confiado el rumbo de sus operaciones a la tecnología de Siemens para alcanzar la excelencia operacional y la producción rentable, integrándose a la Industria 4.0.