El desarrollo de Torreón continúa a ritmo acelerado, y muestra de ello es el arranque de la construcción del sistema pluvial de la Ciudad Industrial en La Laguna, en lo que representa la segunda etapa del proyecto, cuya inversión alcanza los 12.5 millones de pesos.


Con esta obra se dará solución a los puntos críticos de inundación que afectan el tránsito comercial, vehicular y de miles de personas que trabajan en el sector industrial, mejorando los servicios básicos del sector productivo de Torreón. De igual forma, se protegerá la infraestructura y equipamiento de las empresas asentadas en el sector.



El proyecto consiste en que dos líneas desembocarán en la laguna de regulación, realizada en su primera etapa, donde el agua será bombeada mediante un cárcamo hacia el canal de riego localizado al norte de Ciudad Industrial, haciendo un uso eficiente del agua pluvial, utilizando la infraestructura hidroagrícola existente.


La construcción de la Ciudad Industrial se localiza a lo largo de la calle Manuel Sanfeliz García, entre Adolfo Aymes y F. Brittingham, así como por Joaquín Serrano y calle Dueñas Orozco, en Torreón, Coahuila.


Miguel Ángel Riquelme, gobernador de Coahuila, fue el encargado de dar el banderazo a la segunda fase de la obra y comentó que esta inversión es importante y significativa para la zona industrial, pues demuestra que se le apuesta a la infraestructura para un municipio y una región competitivos.


Adelantó que Torreón está buscando una armadora o algo de más calado, pero también que pueden ser parte del clúster alimentador del sector automotriz, y se trabajará para que pueda encabezar alguno de los sectores.


Mientras que Arturo Rivera, presidente de la Ciudad Industrial de Torreón, se mostró contento con el arranque de esta acción y dijo que hace un año este lugar hubiera estado inundado, al tiempo que recordó cuando comenzó la primera etapa, que era muy añorada por el gremio empresarial, y que una vez finalizada pudieron corroborar su funcionamiento.


Indicó que con el inicio de esta segunda etapa se da un respaldo a la zona industrial. “Sabemos que cuando las cosas se hacen bien, generan muchos beneficios para los empresarios y para sus trabajadores”, finalizó.