Bendix es una empresa norteamericana que encontró en Ciudad Acuña, su segundo hogar, ya que cuenta con 30 años de operaciones en suelo coahuilense, donde se han abierto tres plantas y un centro de alta tecnología.

 

La compañía estadounidense desarrolla y proporciona innovadoras tecnologías de seguridad activa, soluciones de administración energética y sistemas y componentes de carga y control de frenos de aire bajo la marca Bendix para camiones medianos y pesados, tractores, remolques, autobuses y otros vehículos comerciales en toda Norteamérica.

 

Jackie Pérez, gerente de Planta Bendix Acuña, resaltó la importancia de contar con el apoyo de la gente de la región frontera y reiteró el orgullo que les representa estar establecidos en territorio coahuilense.

 

Sobre el crecimiento de la empresa desde 1988, la directiva mencionó que ha sido exponencial en la última década. “Bendix ha crecido mucho, ha llegado mucha inversión en manufactura, en tecnología, en capacitación de la gente para tener mano de obra bien capacitada. El crecimiento en los últimos 10 años yo diría ha sido mayor al 200% en ventas y productos”, detalló.

 

Actualmente hay en Ciudad Acuña más de 2,000 empleados entre las tres plantas y el centro de distribución y con el paso de los años, Bendix ha tenido importantes transformaciones, ampliando la diversificación de su producto y desarrollando nuevos proyectos.

 

Primero fue la Planta I, en mayo de 1988 teniendo como función principal ensamblaje y producción de OEM para la unidad de negocios de Controles. Luego fue la Planta II, en el 2000, para refabricación y servicios de OEM como parte de la unidad de Carga. En el 2010, la Planta III se inauguró para fabricar productos de accionadores. La cuarta planta, un activo centro de logística, se unió a la operación el pasado otoño.

 

“Tenemos tres plantas, en la 1 nos enfocamos en válvulas electrónicas; en la planta 2 nos dedicamos a los compresores, secadoras y módulos; mientras que en la planta 3 tenemos los actuadores”.

 

“Aquí se empezó con una sola planta y un producto, puro ensamble y con el paso de los años se han ido agregando productos y ahora no nadamás hacemos ensamble, también maquinamos en planta 1 y 2”, añadió.

 

Bendix exporta el 100% de sus productos, y los países hacia donde van dirigidos son Estados Unidos, Alemania, Japón, entre otros países asiáticos y europeos.

Sobre la mano de obra coahuilense, Jackie Pérez resaltó las ganas de superarse que tienen los trabajadores.

 

“Lo que nosotros vemos de la gente es que vienen buscando una oportunidad para mejorar su situación económica y a la vez seguir estudiando y capacitándose. La gente viene con ganas de trabajar, aquí en Acuña estamos apoyados por la asociación de maquiladoras que nos brinda ayuda para lo que se requiera, demás de contar con la facilidad tecnológica, esto último gracias a la cercanía con Estados Unidos en la frontera” aseguró.

 

SOCIALMENTE RESPONSABLES

Bendix se ha preocupado por dejar huella en Acuña, ya que ha colaborado con la sociedad fronteriza de manera altruista e inclusiva, apoyando a instituciones y organizaciones que ayuden el desarrollo de los ciudadanos.

 

“A lo largo de 30 años, Bendix Acuña ha acumulado una cantidad notable de logros: desde iniciativas de crecimiento y la expansión de sus capacidades de producción de alta tecnología hasta esfuerzos de apoyo comunitario profundamente significativos”, dijo por su parte Carlos Hungría, director de operaciones en Bendix. “Igualmente importante, los hombres y las mujeres de la operación de Acuña la han convertido en un ciudadano corporativo valioso en sus comunidades locales en México y en Del Rio, Texas, la ciudad hermana de Acuña al otro lado de la frontera con Estados Unidos” añadió.

 

“Bendix está muy enfocado en la educación de los jóvenes coahuilenses, tenemos estudiantes trabajando mano a mano con unos mentores para que vean lo que realmente es la industria de manufactura y se dan cuenta cómo aplicar en situaciones cotidianas lo que ven en la escuela”, mencionó Jackie Pérez acerca de la reciente creación del Centro Bendix CECyTEC.

 

“Nos llegan diferentes solicitudes de instituciones y organizaciones, tratamos de apoyar lo más que se pueda con la sociedad, actualmente estamos trabajando con una casa hogar que construimos y son compromisos que tenemos. Estuvimos ayudando a la gente que perdió su hogar por el tornado en Acuña, entre otras cosas”, finalizó.