Los resultados históricos se deben en gran parte al fortalecimiento en el consumo interno y la exploración de nuevos mercados


En el 2017 la industria automotriz mexicana llegó a cifras récord en cuanto a producción y exportación de autos gracias al incremento en la manufactura nacional, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), pues el año pasado se fabricaron 3,773,569 unidades, lo que significó un 8.9% más que el año pasado, mientras que se enviaron a otras naciones un total de 3,102,604 vehículos.

En este último rubro, Coahuila se ha consolidado como el estado exportador líder, gracias a sus dos armadoras (FIAT Chrysler y General Motors) y a las ventajas competitivas que ofrece el estado al mercado extranjero.

Por su parte, Rolf Habben Jansen, CEO global de la naviera holandesa Hapag-Lloyd, declaró que “la manufactura mexicana es reconocida por su calidad y costo competitivo, además de que México es un punto logístico importante en el mundo, pues permite una salida directa a los continentes de Asia y Europa, además de la ya conocida relación comercial que se tiene con Estados Unidos”.

 

SUPERAN ADVERSIDADES Y EXPECTATIVAS

Contrario a los pronósticos a principios del 2017, para José Luis Hotema, presidente del Clúster Automotriz Laguna, los resultados son increíblemente favorables.

“Muchas expectativas eran que la industria automotriz se fuera de picada y al contrario, sabemos que si nos pudimos mantener en una época difícil, eso te indica que seremos fuertes en un futuro con o sin TLCAN, porque México es importante para Estados Unidos”, declaró para Mexico Industry.

Abrirse puertas tanto en el mercado externo como interno fue uno de los aciertos a los cuales se le pueden atribuir las cifras históricas de producción y exportación.

“Inclusive esto nos ayudó a crecer las exportaciones abriendo nuevos mercados a Europa y Sudamérica, donde México casi no trasladaba productos ni siquiera tenía presencia”.

“Y más importante aún es que se ha fortalecido la industria mexicana, llámese locales o sociedad con capitales extranjeros, el mercado interno abrió la pauta para salir adelante, por eso somos más fuertes que antes. Es una gran oportunidad para seguir generando y apostarle al desarrollo de la industria nacional”, explicó como la voz autorizada que es.

“Difícilmente te encuentras un país con la capacidad de respuesta que tiene México a las adversidades, tal parece que las adversidades le han ayudado a México”, puntualizó el presidente del Clúster Automotriz Laguna.

 

INDUSTRIA EN CRECIMEINTO

El Clúster Automotriz Laguna cuenta con 27 empresas agremiadas que en general desarrollan 30,000 empleos directos en el sector automotriz y de autopartes y 90,000 trabajos de manera indirecta. 

Respecto a lo anterior, Hotema señaló que la industria automotriz continuará creciendo en Coahuila y adelantó que para este año se pretenden detonar los parques industriales como el Centenario en Torreón y otros más en la región lagunera de Durango. 

“Coahuila para el sector automotriz es parte fundamental y ahora buscamos que la Comarca Lagunera (incluyendo Durango) cobre la misma relevancia”, finalizó.

 

SALTILLO LIDERA CON RAM 2500

Uno de los vehículos que más contribuyó a esos niveles históricos es la RAM 2500, ensamblada en Saltillo, Coahuila, ya que fue el modelo más enviado desde México durante el año pasado. 

La RAM 2500, fabricada en Fiat Chrysler Automobili (FCA), en Derramadero, exportó un total de 258,146 unidades, siendo el vehículo armado en México con mayor demanda en el extranjero, así lo explicó Eduardo Solís.

Asimismo, se dio a conocer que esa cifra representa para el vehículo tipo pick up de Dodge un incremento de 2.8% de exportaciones a comparación de lo registrado en 2016.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz mencionó que son cinco los modelos que dominan las exportaciones nacionales de 38 que se ensamblan actualmente en el país.

Se trata de la RAM 2500 salida del complejo saltillense de Derramadero, liderando con 258,146 unidades; seguida de la Chevrolet Silverado 2500, fabricada en Silao, Guanajuato, la cual produjo 251,450 unidades; mientras que el Nissan Sentra fabricó 218,847 coches en Aguascalientes; el top 5 lo completan el Volkswagen Jetta, que produjo 152,055 unidades en Puebla, así como la Jeep Compass, que en su primer año de producción se ensamblaron 141,370 vehículos, en Toluca.

“Estos cinco modelos representan 35.9% del total de vehículos que se arman en México para otros mercados, principalmente para Estados Unidos, destino que representa 75% de las exportaciones totales nacionales”, de acuerdo con Solís.

Los principales destinos que tiene la RAM 2500, modelo dedicado a movimiento de carga y negocios pequeños, son Estados Unidos y Canadá, pues ambos países acaparan el 99% de las exportaciones.

 

LLEGARÁ NUEVA PICK UP

En el marco del North American International Auto Show (NAIAS) de Detroit, Sergio Marchionne, director general de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), dio a conocer a los medios de comunicación que el nuevo vehículo que fabricarán en su planta de Derramadero, en Saltillo, será una camioneta Pick Up.

El anuncio se dio luego de que la empresa revelara que moverá en 2020 la producción de la RAM Heavy Duty a la nueva planta que se ubica en Warren, Michigan, Estados Unidos.

“Yo creo que en este reacomodo lo que estamos haciendo es un ganar-ganar para todos. Esto se planteó desde hace un año y se está anunciando porque se completa toda esta parte de reindustrialización de nuestra planta productiva en México”, dijo el directivo.

Marchionne aclaró que las Pick Ups medianas son el mercado más grande que ofrece este tipo de vehículos, lo que podría significar un considerable incremento en el volumen de producción. 

“Si juntas hoy el mercado de Pick Ups pequeñas, medianas y grandes, las medianas son las dos terceras partes de la producción, es por mucho el mercado más grande, eso se replica en Latinoamérica y Asia. En Europa es entre cero y nada, es muy chiquito el mercado de Pick Ups, por eso es realmente importante tener a México para surtir un producto global”, explicó.

Por si fuera poco, detalló que la llegada del Pick Up representará una nueva inversión para el complejo FCA en Derramadero, donde se tiene contemplado mantener a los proveedores locales que actualmente colaboran para producir la RAM Heavy Duty.

Explicó que la unidad, que aún no tiene nombre, será una camioneta que competiría en el mercado con rivales como la Ford Ranger o la Toyota Hilux, y que 90% sería bajo la marca RAM y 10% con FIAT. “El hecho de que el modelo no cambiará tanto, alivia a los proveedores”, concluyó.

Cabe recordar que la RAM 2500, de la línea Heavy Duty, producida en Derramadero, representó en 2017 el vehículo hecho en México más exportado, con un total de 258,146 unidades mandadas al extranjero, siendo Estados Unidos y Canadá el mayor mercado.