Las empresas se han preocupado por el nivel de las futuras generaciones y cada vez son más escuelas y programas que se abren


Uno de los aspectos fundamentales para el crecimiento del sector industrial en Coahuila, es la apuesta que se tiene en los jóvenes estudiantes, ya que ellos representan las nuevas generaciones que tomen las riendas del Estado en un futuro. Es por ello que las empresas cada vez se empiezan a involucrar más en su desarrollo académico, por medio de alianzas con instituciones e incluso la creación de planteles educativos dentro de las mismas empresas, tal es el caso de Zapa, que ya cuenta con un Conalep integrado a su planta.

 

Actualmente, el Conalep de Zapa cuenta con 120 alumnos, que están divididos en 60 por grado, y se tiene estimado que siga creciendo. El plan que manejan es el de la carrera de Técnico en Máquinas y Herramientas, pero en un futuro puede crecer la oferta educativa.

 

“No es comercial, pero nosotros en Zapa tenemos un Conalep operando adentro de la empresa, escolarizado y ahí estamos promoviendo la integración del trabajador a través de que su hijo estudie ahí. Incluso les ofrecemos a algunos el mismo transporte, para que lleguen a la escuela”, dijo Rafael Amar Támez, director de operaciones de recursos humanos de dicha empresa.

 

La idea aparte de ayudar a los actuales trabajadores a facilitarles las condiciones profesionales a sus hijos, es formar al gremio industrial del mañana. “Nosotros hacemos la promoción interna desde abril y mayo para los trabajadores, les damos preferencia para que les den oportunidad a quienes sus hijos tengan la intención de cursar una carrera técnica en el Conalep, pues los consideren”.

 

“Está abierto a todo joven que viva cerca de Zapa y que tenga intención de hacer una carrera técnica en Conalep, están abiertas las inscripciones”, dijo cuando se le preguntó si solo era para hijos de empleados. “Nosotros facilitamos todas las instalaciones e incluso algunos de ellos que se les acomode la ruta para llegar, puede tomar el camión”, añadió.

 

“Esto surgió sobre la necesidad de tener la escuela en la industria, para poder generar el recurso que requiere la misma (industria), eso les ha dado a los chavos una forma de ver qué es estar dentro de las empresas sin estarlo todavía, el tema de la disciplina, de la puntualidad, el cumplir con las tareas”, señaló.

 

Sobre la posibilidad de emplearlos a todos, dijo que tratarán de darles cabida, pero de no ser así, hay otras empresas que los recibirán. “La realidad es que cuando salgan ellos, no a todos les podemos ofrecer una plaza de trabajo, por ello estamos abiertos a que otras empresas les ofrezcan las prácticas”, finalizó.

 

UN MODELO EJEMPLAR

Otra de las empresas que en años recientes se han preocupado por la formación de nuevos talentos, es ZF Powertrain, compañía automotriz de capital alemana que actualmente tiene convenio con el Intec Don Bosco, de Saltillo.

 

“Nosotros ya llevamos dos años capacitando a los hijos de los empleados, y desde 2012 tenemos un proyecto desarrollando a los técnicos para nivelarlos a un nivel de competencia requerida”, así lo señaló Eliel Martínez, gerente de recursos humanos de ZF Powertrain en Saltillo.

 

Destacó que en la primera generación post-alianza egresaron 12 estudiantes hijos de trabajadores y actualmente se encuentran realizando sus prácticas profesionales.

 

“De los 38 hijos de empleados, ya van 12 egresados, los demás siguen cursando sus estudios. Contamos con poca deserción, la motivación que les damos es realmente alta, se sienten tan motivados que ellos realmente quieren continuar con una carrera profesional”, continuó.

 

Ante las ganas de superarse de los jóvenes, Eliel Martínez confirmó que hay apoyo total de la empresa para que estos continúen con sus estudios.

 

“Para alcanzar el nivel técnico los ayudamos con el 100%, es parte del programa y estamos estudiando qué porcentaje vamos a darles en la universidad, que inicialmente no era el plan, pero que mejor que vayan subiendo”, concluyó.

 

FORTALECEN LA FRONTERA

Mientras tanto, en el norte del Estado iniciaron los trabajos de construcción de la Universidad Tecnológica de Ciudad Acuña, con la colocación de la primera piedra en donde se edificará el plantel.

 

Esta nueva universidad, en la cual se invertirán 40 millones de pesos, contará con 14 aulas didácticas, dos laboratorios de informática, un laboratorio de idiomas, sala de conferencias, rectoría, sala de juntas, cubículos para profesores, oficinas para coordinadores, para jefes de departamento y área de servicios escolares.