Cummins presentó su nueva línea de generadores de alta eficiencia de energía a gas HSK78G, que cuentan con una potencia de hasta 2.0 megawats (MW) y un motor de 78 litros, esta serie ofrece una potencia confiable sin importar la fuente de combustible utilizada o las condiciones operativas del generador.


Paulo Nielsen, director de Cummis Power Generation para Latinoamérica dijo que el sector energético es el segundo más importante para la compañía en México, aportando un 30% de las ventas a nivel nacional. Esto los obliga a responder a las tendencias y necesidades de energía actuales, optimizando sus soluciones para gas natural, y muestra de ello es esta serie de generadores eléctricos a gas, que entre sus principales características tienen:

Flexibilidad en el uso de combustible para generación de energía.


Un ciclo de vida superior a 80 mil horas.


Una operación con importantes beneficios ambientales, con recuperación de los gases del efecto invernadero.

La nueva serie es capaz de operar bajo las condiciones climatológicas más extremas por más de 28 mil horas continuas.


Humberto Lira, líder de Ventas para Cummins Power Generation México comentó que han examinado 3 tendencias principales a nivel global que pueden acelerar el despliegue y la integración de las tecnologías de la red, así como aumentar la sostenibilidad, la elección del cliente, la confiabilidad, seguridad y optimización de los activos.


Electrificación: Su foco principal es la economía, como el transporte, uno de los principales ejemplos de tecnología que se están viendo en este sentido son los vehículos eléctricos.


Descentralización: Dejar de depender de las fuentes principales que hay en México como las termoeléctricas y las hidroeléctricas. Se tiene la opción de generar localmente desde mini centrales hasta en los propios hogares, usando baterías, pilas, para poder tener un autoconsumo. 


Digitalización: Está enfocada a las nuevas tecnologías, el cómo nuevas plataformas nos van a permitir un intercambio entre los productores y consumidores, la medición exacta de estas energías y los consumos adecuados para el consumo mismo.


“Para Cummins Power Generation, México es uno de sus mercados prioritarios dentro de toda la red de compañía, no solo en Latinoamérica, sino a nivel global. Nuestra planta en San Luis Potosí cuenta con la capacidad operativa para tableros de construcción de motores diésel, filtros y en la planta de Juárez tenemos sistemas de combustible”, concluyó Paulo Nielsen.