Con la iniciativa de impulsar a México hacia la nueva era del grafeno, Antonio Miramontes y Luis Caballero fundaron la empresa Graphenemex.
Graphenemex es la compañía líder a nivel mundial en desarrollar procesos y nuevas aplicaciones a través de nanotecnología para producir grafeno y diferentes materiales grafénicos.


Gracias a sus propiedades de resitencia, flexibilidad y resistencia, este material es atractivo para industrias como la automotriz, electrónica, plásticos, entre muchas otras.
Sus fundadores se enfocaron en crear procesos revolucionarios que están patentando, ya que, a decir de Luis Caballero, son procesos con los que nadie más en el mundo cuenta, desarrollados por investigadores mexicanos, en una empresa mexicana.


“Con estos procesos somos capaces de producir materiales grafénicos de la más alta calidad y al menor costo a nivel internacional. Esto nos está colocando en una posición altamente competitiva para el desarrollo de diferentes aplicaciones con nuestros procesos, también somos capaces de producir grafeno en la cantidad y a la escala adecuada a nivel industrial; al mismo tiempo, somos capaces de funcionalizar diferentes tipos de grafeno de acuerdo con la aplicación que se esté desarrollando”, explicó Antonio Miramontes, director general de Graphenemex.

PROPIEDADES


El grafeno es un nanomaterial por el que se otorgó el premio Nobel de Física 2010, es el material más resistente y el más ligero conocido. Es una capa atómica de carbono puro, un material bi-dimensional con el espesor de sólo un átomo distribuido perfectamente en una formación hexagonal de panal.
Algunas de las propiedades que más destacan de este material son resistencia, ligereza, impermeabilidad, flexibilidad y conductor de electricidad, entre otras.
Este material se puede obtener mediante dos formas: Método por Exfoliación, en donde se rebanan capas muy finas de grafito.
También, por el Método Descomposición Química de Vapor: Dentro de una máquina especializada, intervienen reacciones de gases que provocan la separación de los átomos del carbono, después caen en un sustrato de aluminio, níquel o cobre, en el que se forman capas de grafeno.

APLICACIONES

Actualmente, Graphenemex está enfocada en cinco grupos de aplicaciones de grafeno: nanocompositos poliméricos con grafeno, pinturas y recubrimientos, celdas fotovoltáicas y sensores biomédicos.


Demostrando la amplia experiencia que los investigadores que laboran en  Graphenemex tienen, han desarrollado sus propias aplicaciones: Entre las primeras se encuentran las pinturas Nanopaint, que destacan por ser anticorrosivas y como explicó Antonio Miramontes, el óxido de grafeno les da una alta propiedad corrosiva. 
“El problema de la corrosión es que a nivel internacional cuesta 2.5 trillones de dólares anuales, y no se ha solucionado, no hay pintura, ni ningún recubrimiento que lo haya resuelto. Nosotros con Nanopaint estamos listos para hacerlo con toda una línea completa de pinturas que va desde a base de agua, vinílicas, epóxicas, alquidálicas, poliuretano, entre otras. Esto nos coloca a nivel internacional a la vanguardia”, dijo el directivo.


También, refirió que el grafeno brinda a las pinturas y recubrimientos altas propiedas antimicrobianas, resistencia a la radiación ultravioleta e incremento en durabilidad, con precios muy competitivos.
La otra aplicación desarrollada es el NanoCreto, un aditivo para concreto que le da mayor resistencia, inclusive al fuego, y lo hace antimicrobial, y como lo describe uno de los CEOs de la empresa, es 3.5 veces más impermeable que el concreto normal. De hecho, en Mérida se está construyendo el primer edificio de oficinas en el mundo con este producto.


Actualmente, se encuentran abriendo canales en países como: Chile, Argentina, Perú, Brasil, Arabia Saudita y Abu Dabi.
Graphenemex es la única empresa mexicana capaz de producir grafeno de alta calidad en grandes cantidades y a partir de este año comenzaron a incrementar su capacidad en producción a 4 toneladas de materiales grafénicos anuales.


Han formado convenios de investigación con el Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Centro de Nanociencias y Micro y Nanotecnologías del Instituto Politécnico Nacional (IPN), el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica y con la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Y tienen tres certificaciones internacionales: ISO 9001:2015, ISO 14001:2015 y OHSAS 18001