La Ciudad de México y su zona metropolitana (ZMCM) es una de las regiones más importantes para la manufactura a nivel regional. Los municipios de Cuautitlán, Tepotzotlán y Tultitlán concentran la mayor cantidad de metros cuadrados en el sector inmobiliario industrial.

 

Aquí, empresas de sectores como logística, manufactura, automotriz y de alimentos, han encontrado la ubicación estratégica para distribuir sus productos y brindar sus servicios.

 

Entre las principales operaciones de empresas que adquirieron un espacio industrial durante el 2018 destaca la de Mercado Libre, Federal Mogul y Hasbro, por mencionar algunas.

 

Al cuarto trimestre del 2018, la absorción neta en la zona industrial de la Ciudad de México registró 110,000 metros cuadrados; en tanto, el acumulado en el año en cuanto a la comercialización en el mercado industrial alcanzó 580,000 metros cuadrados, informó CBRE México.

 

“El panorama en construcción para el mercado industrial en la Ciudad de México pinta bien, registrando un cierre de 627,000 metros cuadrados, de los cuales el 37% se encuentran pre arrendados y el 63% disponibles para su comercialización”, agregó.

 

Al cierre del año, la construcción se reactiva en Cuautitlán y se posiciona con el 37%, es decir, es el submercado con mayor cantidad de metros cuadrados en desarrollo; Tultitlán con el 31%; y Tepotzotlán reportó el 16 por ciento.

 

Respecto a la nueva oferta, CBRE México refirió que durante el 2018 se reportaron 604,000 metros cuadrados.

 

En lo que respecta [GR1] a los sectores que demandaron mayor superficie de espacio industrial, el sector de Logística y Distribución obtuvo el 45%, seguido por el sector manufacturero, con el 20 por ciento.

 

Al cierre del cuatro trimestre del 2018, el inventario clase A del mercado industrial de la Ciudad de México cerró en aproximadamente 8.25 millones de metros cuadrados, lo que representa un incremento anual el 7 por ciento.

 

Cuautitlán fue el submercado con mayor inventario del 38%, seguido de Tepotzotlán con el 19% y Tultitlán con el 18 por ciento.

 

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) estimó que para este año se tendrá un crecimiento máximo de 2% en el sector de la construcción.

 

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) en infraestructura es de 679 mil 377 millones de pesos, lo que representa 2.7% del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Eduardo Ramírez, presidente nacional de la Cámara, expresó que la industria podría ser impulsada por la iniciativa privada si existen las condiciones para invertir en el país; asimismo, informó que en 2018 la industria de la construcción creció 1.6%, gracias a la inversión privada que fue de 2 billones de pesos aproximadamente.

 

ESPACIO PARA MANUFACTURA

 

En tanto, Sergio Pérez Castilleja, director ejecutivo de Newmark Knight Frank México, destacó que como consecuencia del T-MEC, las tres naciones buscan incrementar la competitividad de la región, establecer un ambiente de creación de empleos y comercio que sea responsable y justo, para poder colocar a este  bloque comercial en una posición privilegiada de competitividad y en un mercado en constante crecimiento con jugadores cada vez más sofisticados y poderosos.

 

Y en esta meta está involucrado el mercado inmobiliario. La sensación de los desarrolladores inmobiliarios, tanto patrimoniales como institucionales frente al Tratado, es positiva por las posturas que se han definido.

 

Asimismo, gracias a la denominación de origen, a las necesidades del comercio electrónico y al crecimiento del mercado interno, se espera una mayor absorción de espacio para manufactura de productos en la región.

 

“Todo esto se verá reflejado en un rápido crecimiento del inventario industrial en los principales mercados, como el de Monterrey, que cuenta con un inventario superior a los 5.72 millones de metros cuadrados clase A; o el de Tijuana que agregó más de 100 mil metros cuadrados a su inventario en un solo trimestre del presente año, mismos que han tenido ya una absorción del 80% en ese mismo periodo”, mencionó.

 

Destacó que la Ciudad de México que integró en ese período 162 mil 800 metros cuadrados a su ya masivo inventario de 10.1 millones de m², con un incremento en construcción del 16.1 por ciento.

 

“Como referente, el inventario industrial total nacional ha crecido desde el 2008 de 36.7 millones de m² a 62.3 millones este año, es decir 42% a nivel nacional con mercados como Guanajuato experimentando un crecimiento de más de 523%, Aguascalientes en 484%, Querétaro en 190% y Guadalajara en 140% en la última década”, subrayó Sergio Pérez.

 

El mercado inmobiliario industrial en la región latinoamericana presentó, durante el primer semestre del 2018, un ritmo estable alcanzando un inventario total de 38.89 millones de m², más de 2.6 millones de m² que el primer semestre del 2017.

 

De acuerdo al reporte de Newmark Knight Frank para la región, durante el primer semestre del 2018 la actividad de la construcción se mantiene sin cambios drásticos con 1.96 millones de m².

 

“El caso de México presentó un ritmo lento atribuido al periodo electoral; sin embargo, iniciado el proceso de transición se tomaron decisiones de los inversionistas nacionales y extranjeros, sumadas a las negociaciones del TLCAN 2.0 que llegaron a buen puerto el 2018”, señaló Giovanni D´Agostino, presidente para México y director regional para Latinoamérica de Newmark Knight Frank (NKF).

 

El inventario industrial de la Ciudad de México y su zona metropolitana (ZMCM) presentó el mayor crecimiento semestral de la región con el ingreso de 218 mil metros cuadrados, y cerró el segundo trimestre muy cerca de los 10 millones de m² entre los 9 corredores industriales en la ZMCM. La superficie en construcción aumentó a 435 mil 661 m², confirmando la buena salud del mercado.

 

Otro indicador positivo fue por la recuperación de la absorción trimestral, que se elevó a 237 mil 978 metros cuadrados y redujo a 5.5% la tasa de disponibilidad.

 

Cabe destacar la expansión del comercio electrónico como un agente cada vez más relevante en la Ciudad de México. Ejemplo de ello es la empresa Mercado Libre que cerró la adquisición de más de 97 mil m² en el corredor de Tepotzotlán, al norte de la ciudad. Con ello, la absorción acumulada ascendió a 357 mil 600 metros cuadrados.

 

La actividad en la construcción presentó un aumento del 10% en comparación con el semestre anterior, sobresaliendo las naves ubicadas en el municipio de Tultitlán, con más de 37 mil m².

 

INVERSIÓN EN TLAXCALA

 

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) en Tlaxcala dio a conocer que derivado de la atención personalizada que se brinda a empresarios y la promoción de las ventajas competitivas de la entidad, Tlaxcala registró una inversión por parte del sector industrial superior a los 223 millones de dólares en 2018.

 

La dependencia destacó que se concretaron ocho nuevas inversiones, mientras que otras empresas expandieron sus operaciones en la entidad, generando empleos directos en beneficio de las familias tlaxcaltecas.

 

Entre las industrias que llegaron a Tlaxcala destacan en el ámbito automotriz Lohr México de Francia y el inicio de operaciones a principios del 2019 de la empresa alemana Kromberg & Schubert; respecto a la generación de energías renovables, Enel Green Power de Italia inició la construcción de un parque solar fotovoltaico con más de 550 mil paneles.

 

También, entre las empresas mexicanas que decidieron invertir en la entidad se encuentran Ensambles Bancor, Arcomex Planta Atltzayanca, Divisa Química Asociados, Centro de Arrendamiento de Inmuebles y Servicios.

 

De igual forma, se concretó la ampliación de las compañías Kimberly Clark y Flowserve de Estados Unidos, Knipping Automotive de Alemania, entre otras.

 

La llegada y ampliación de industrias fue producto de estrategias como la aplicación del Programa de Promoción de Inversiones que se centró en la atención a inversionistas con proyectos que se integran directamente a los sectores de mayor dinamismo y crecimiento de Tlaxcala.

 

Con estas acciones, Tlaxcala se consolida en la región centro del país al aprovechar las ventajas competitivas que posee como su estratégica ubicación geográfica, sus índices de seguridad y estabilidad económica.

 

PUEBLA

 

Puebla es uno de los Estados donde hubo mayor inversión automotriz. La entidad poblana continúa con el desempeño sustentado en el sector de manufactura, principalmente en la industria automotriz, debido a que el año anterior la economía creció 6.8 por ciento.

 

De acuerdo con el análisis semestral Situación Regional Sectorial 2018, dado a conocer por BBVA Bancomer correspondiente a los años 2014 a 2018, la Inversión Extranjera Directa (IED), se concentró en los estados de Puebla y Nuevo León; la empresa coreana KIA, con planta establecida en el Estado del norte, invirtió 3,000 millones de pesos en 2016 para el modelo Hyundai.

 

Mientras que en el mismo año, Audi invirtió 1,300 millones de pesos para el modelo Q5; 1,000 millones de pesos Volkswagen para ensamblar los modelos Tiguan y 658 millones de pesos para el Jetta A7 en marzo del 2018