Perteneciente de Grupo Novametal, Trefilados Inoxidables de México es una compañía mexicana establecida en el país bajo todas las reglas y leyes que impone el Gobierno mexicano. La empresa se fundó en 1999 y se terminó la construcción de la planta en 2001.

La planta cuenta con máquinas altamente eficientes que producen barras, alambres, soldaduras en acero inoxidable y aleaciones de níquel. Los productos están destinados a las industrias que requiere una resistencia del acero rígido aunada a una resistencia a la corrosión como los son la industria automotriz y aeronáutica. Los productos en forma de alambre se ocupan para hacer soldaduras, formas metálicas, resortes, barras para electrodos recubiertos, tejidos para manguera o para tela.

Al iniciar operaciones su principal objetivo fue atacar el mercado mexicano, el cual era en esa época, un mercado muy pequeño; sin embargo, ha crecido debido a que el cliente tiene un material de primera calidad, entregas rápidas y precios accesibles.

Exportan el 50% de su producción a Estados Unidos, Europa, Centroamérica, Sudamérica y África. La calidad de los productos ha sido altamente apreciada por los clientes de todo el mundo.

León Sametz, director general, expresó que siendo una industria Immex con certificaciones AAA indica la confianza que tiene el Gobierno en la compañía. “Contamos con todas las certificaciones para poder surtir a las industrias que son las IATF 16949, ISO 14000 e ISO 9001, estamos finalizando la certificación OEA antes C-TPAT que consta en el control de la seguridad interna de la planta, así como el transporte para que sea trazable y evitar cualquier tipo de problemas”.

Asimismo, comentó que se fabrican alambres en todas las aleaciones de acero inoxidable y de níquel desde 0.18 mm hasta 13 mm; barras desde 3 mm hasta 20 mm; y surten a las plantas automotrices más importantes cumpliendo todos los estrictos requisitos que estas imponen. “En la industria aeronáutica tenemos un camino muy importante en el que estamos agregando cada vez más las especiales aleaciones que usa este sector”, agregó el ingeniero Sametz.

Los insumos de la planta son los alambrones de acero inoxidable que se importan principalmente de la planta italiana COGNE, pero también se surten de otros proveedores del mundo. “La capacidad mundial instalada en la fabricación de alambrones se encuentra sobresaturada, por lo que no es conveniente instalar esta fabricación en México”, argumentó Sametz.

La planta TIM ha desarrollado su propia tecnología en la elaboración de trefilados y embobinados, misma que ha transmitido al Grupo Novametal en Italia.

León Sametz expresó que TIM es la única fábrica que existe en la República Mexicana dedicada a esta producción, “el mercado mexicano cada vez es más exigente con la calidad del producto, la ventaja de tener una planta en el país donde hay interlocución entre el utilizador y fabricante es importante porque nuestra planta hace trajes a la medida para cada necesidad que la empresa tenga”.

“Vemos con mucho entusiasmo y estamos conscientes de que el consumo de nuestra planta puede estar creciendo entre un 10 y 15% anualmente, sobre todo con el departamento de proyectos especiales que está a la búsqueda de nuevos productos como por el ejemplo los alambres de aluminio”.

Por último, el ingeniero Sametz asentó que la planta tiene un compromiso con el Gobierno de Tlaxcala de usar mano de obra local y materias primas de procedencia tlaxcalteca (si las hay).