Para lograr una mayor competitividad en las exportaciones de las empresas de calzado, la CICEG ofreció un curso a sus afiliados para que pudieran mejorar sus estrategias y llegar a este objetivo.


Fue a través del taller “Implementación de Lean Manufacturing en las Operaciones de Exportación”, que estuvo a cargo de Aloisio Antonio Boufleuer, consultor de empresas en Mexican Shoes Quality.


Que dio a conocer los conceptos básicos de la metodología y a su vez, presentó cómo se puede llevar a cabo la transformación de una manufactura tradicional a una Manufactura Ligera.


A los asistentes, los asesoró para que pudieran encontrar las formas de reducir y eliminar los desperdicios a través de la utilización de herramientas y técnicas para crear costos competitivos en los negocios de exportación; así como sensibilizarlos en la adopción del pensamiento Lean.


Expuso que hay tres elementos en común que tienen las empresas exitosas y es entender la necesidad del cliente, cuentan con la capacidad de transformar materiales en producto y logran controlar el presupuesto, gasto y costos al crear una infraestructura redituable para atender la demanda del mercado.


Afirmó que todavía las compañías mexicanas tienen que hacer modificaciones en la calidad de sus procesos, porque actualmente fabrican más de 250 millones de pares al año, de los cuales solo el 10% se logra exportar.


“Nuestros niveles de competitividad no son iguales a otros países exportadores, tienen que modificar su estructura para tener una Manufactura Esbelta y una producción sin desperdicios”, dijo.


Reiteró que la implementación de esta metodología ayudará a mejorar y optimizar el sistema de producción, tratando de eliminar y reducir aquellas actividades que no generen valor dentro del proceso de producción.


Manifestó que para generar ganancias es muy común que las empresas tradicionales quieran aumentar el costo del producto, en vez de generar estrategias para modificar los procesos internos y así poder aumentar su competitividad en el mercado.


El especialista en gestión estratégica presentó la Fórmula Lean para obtener ganancias a través de una mejor utilidad y que va desde analizar el precio objetivo, reducir los desperdicios de la materia prima, apoyo a la mano de obra, implementar herramientas que faciliten el proceso, gasto fijo por par y el costo de ventas o envío.


Explicó que el “Just In Time” y el “Talk Time” son técnicas mediante el cual se alimenta cada proceso con elementos en el momento justo, con la cantidad adecuada, además de llevar un ritmo de producción necesaria para atender la demanda.