La manufactura conectada responde a procesos de producción más rápidos y flexibles, con la finalidad de lograr una mayor eficiencia

 

Grupo Bosch, construye fábrica inteligente para componentes electrónicos en Apaseo el Grande, Guanajuato, como parte de la consolidación de su centro de manufactura en México.  Es líder mundial en tecnología y servicios en el mundo y con base en su proyecto de fortalecimiento de la presencia local en Norteamérica, instaló su segunda planta de la división Electrónica Automotriz en el centro de México, la primera está ubicada en Ciudad Juárez.

 

La planta instalada en Apaseo el Grande tendrá perfil de industria 4.0, se implementará equipo de alta tecnología  y se enfocará a fabricar componentes clave para la movilidad conectada.

 

Frederick Dreier, líder de proyectos de la planta de Apaseo, detalló que el proyecto consta de una superficie de 230 mil metros cuadrados, sobre este terreno se construirá una planta con infraestructura 4.0; contará con un Centro Logístico Central, que será el primero de Bosch en México el cual incluye la fabricación de componentes de la industria automotriz. La inversión será de 120 millones de dólares en la primera fase. La segunda fase iniciará en 2024.

 

“Esta planta será planta hermana de la que tenemos en Ciudad Juárez, como parte de nuestro proyecto de expansión y consolidación, ya que en Ciudad Juárez tenemos alrededor de 4 mil empleados y hemos llegado a su límite de capacidad”, informó.

 

Como parte del plan de desarrollo de la planta, se comenzó con la construcción de una  primera etapa en octubre sobre 24 mil metros cuadrados para infraestructura de una línea de producción y el área de servicios, posteriormente serán 11 mil metros cuadrados para el Centro Logístico.

 

Al igual que la planta en Ciudad Juárez, en Apaseo el Grande se producirán unidades de controles eléctricos, los cuales se usan para la conducción autónoma de los automóviles. El arranque de producción será proyectada para enero de 2020.

“Consideramos que Bosch es uno de las empresas que impulsan la 4ta revolución industrial; en esta planta tenemos las condiciones ideales para construir una Smart Factory con manufactura inteligente”, puntualizó.

 

APLICARÁN UN SISTEMA DE CONTROL INTELIGENTE EN SUS PROCESOS

El objetivo de esta planta es crear más de 1,200 empleos, actualmente cuenta con 16,000 asociados en sus cuatro sectores de negocio en México.

 

De acuerdo a Ulrich Schricke, miembro del consejo directivo de la División Electrónica Automotriz de Bosch, los procesos que se implementarán en planta Apaseo serán digitalizados y conectados a la red.

 

“Combinado esto con la excelente mano de obra mexicana, además del equipo de última generación, estaremos comprometidos con los empleados  dotándoles de la capacitación que ellos requieran continuamente, por medio del Centro de Educación y Formación Dual Alemana en colaboración con autoridades del estado de Guanajuato”, dijo.

 

La empresa utilizará un Sistema de Ejecución de Manufactura (MES), que automáticamente recopilará datos y compartirá la información de producción en tiempo real. El sistema permitirá dar mantenimiento preventivo a las líneas de operación y asegurará un alto nivel en la calidad de los productos.

 

“No solo queremos seguir las tendencias actuales del mercado, sino darle forma a los nuevos sistemas de producción, donde las tendencias tecnológicas son las que se utilizarán, contaremos con equipos con capacidad de producción en artículos para el futuro, como por ejemplo: para estacionamiento autónomo y conducción autónoma; sabemos que podemos producir las cantidades de alto nivel que se requieren”, reiteró.

 

MOVILIDAD CONECTADA EN TODAS SUS PLANTAS

Las Unidades de Control Electrónico (ECU, por sus siglas en inglés), son clave para la movilidad conectada de última generación para el mercado norteamericano, serán fabricadas dentro de la planta Apaseo.

 

René Schlegel, presidente de Bosch México, informó que respecto a la construcción de un Centro Logístico informó que servirá como almacén en Apaseo y la región.

 

“Nosotros no solo impulsamos la industria conectada, y vale precisar que no solo conecta lo que ocurre dentro de la fábrica, sino que conecta lo que llega de los proveedores en México y en el mundo, esto es el uso de datos, es lo más importante de la industria 4.0, no es solo un cable, es una señal con una serie de datos que va hacia el cliente desde nuestro proveedor, lo especial es que no solo utilizamos esta tecnología, sino también la producimos”, explicó.

 

EL BAJÍO COMO UBICACIÓN ESTRATÉGICA

En entrevista para Mexico Industry, Marco Ramón, presidente de Parques Industriales Amistad, dijo que Bosch es una de las empresas más reconocidas a nivel mundial y que en México tiene ubicadas sus plantas en zonas estratégicas.

 

Explicó que el Parque Industrial Amistad Chuy María mide 250 hectáreas y ofrece a Bosch varias ventajas competitivas como ubicación estratégica, logística, servicios de primer nivel y disponibilidad de mano de obra.

 

El parque está situado en Apaseo el Grande, cerca de donde se construye la armadora de Toyota; a unos minutos de Celaya, en donde se localiza Honda; y de la Carretera Federal 45D que conecta con Querétaro y la Ciudad de México.

 

“Ubicarse en Apaseo el Grande le da muchas ventajas a Bosch, como proveer a todos sus clientes que tienen cerca”, refirió el directivo.

 

Explicó que la desarrolladora industrial Amistad cuida mucho los servicios y que todo ello, combinado con la disponibilidad de mano de obra que hay en esta zona, la logística y la cercanía con sus clientes formaron parte para la toma de decisión de Bosch.

 

“Ellos buscan que donde se ubique su inversión tengan una plusvalía a futuro y nosotros le ofrecemos eso a nuestros clientes”, destacó.

 

Explicó que empiezan con una nave de aproximadamente 25,000 metros, pero que el terreno les da para hacer más de 100,000 metros techados, ya que el terreno que adquirieron es de 22 hectáreas: “Les va a dar mucha flexibilidad para que esto se convierta en un centro de manufactura muy importante para ellos”.

 

BOSCH Y SU PRESENCIA EN NORTEAMÉRICA

En México Bosch cuenta con una fábrica de maquinaria propia, con más de 250 ingenieros que diseñan y producen nueva tecnología, además del Centro de Desarrollo de Software y Servicios en Guadalajara desde 2014.

 

Además en Querétaro se cuenta con una fábrica para la producción de Sistemas de Dirección de Vehículos  desde 2015.

 

René Schlegel, reconoció que la planta de Apaseo representa un acto simbólico importante para la compañía, en miras de marcar un antes y un después tecnológicamente hablando, pues indicó que esta obra cumple con tres fortalezas:

 

1.- Emplear, producir y vender sus productos.

2.- Garantizar cero accidentes.

3.- Entregas a tiempo.

Entre los principales clientes de Bosch están las marcas Mercedes Benz, Ferrari, Lamborgini, BMW, Audi y Volkswagen.