A 10 años de haber llegado a tierras guanajuatenses, Hino Motors Manufacturing mantiene sus cimientos y el objetivo de consolidarse en el mercado mexicano.

 

Para lograrlo, la armadora japonesa decidió llegar a Guanajuato Puerto Interior porque detectaron los beneficios que se tienen para conectarse al mercado de Norteamérica y Sudamérica, además por la posición geográfica y de comunicación con la que cuenta el estado y la conectividad que tiene con los diversos Puertos Marítimos, principalmente con el Puerto de Manzanillo para importar algunas piezas, como el Kit de Montaje (SKD) que viene de Japón.

 

Para la construcción de la planta, la empresa fabricante de camiones de Grupo Toyota decidió invertir alrededor de 9 millones de dólares, del cual, el 80% fue por parte de Hino Motors, Ltd. y el resto de la inversión se obtuvo a través de Mitsui & Co., Ltd.

 

Inició operaciones el 14 de octubre de 2009, año en el que llegaron a fabricar 90 unidades. Y una década después, se tiene proyectado cerrar el 2019 con una producción de 1,040 camiones, aproximadamente seis unidades diarias.

 

TRANSFORMAN PRODUCCIÓN

Atsushi Serizawa, director general Hino Motors Manufacturing México, en entrevista declaró que aunque en el 2018 cerraron con 1,440 tractocamiones fabricados, en este año se tiene una disminución ante la transición que tiene la compañía de ofrecer al mercado unidades de mayor calidad y amigables con el medio ambiente.

 

Por tal motivo, el proceso de ensamblaje también se modificó para la creación de camiones de la serie 500 con la Norma Euro 5, que exige que todos los vehículos tengan combustible de alta calidad y bajo contenido de azufre, reducción y control de emisiones de óxido de nitrógeno, entre otras cosas.

 

“Al estar cambiando de modelo como de forma de ensamble, se tiene que innovar y reestructurar la forma de trabajo. Ahora la fabricación de los camiones es en módulos que consiste en hacer pequeños ensambles de las partes que conlleva el camión y en la línea final, se juntan todas las partes”, dijo.

 

Con ello han mejorado la productividad y, a su vez, la ergonomía laboral de cada uno de los empleados en el proceso de producción, con la finalidad de reducir los factores de riesgo en la salud de cada uno de los trabajadores.

 

CAPACITAN A EMPLEADOS

Para la armadora japonesa, los colaboradores son de los pilares fundamentales dentro de la empresa, por esta situación constantemente los capacitan para que obtengan más herramientas y se puedan profesionalizar dentro de la industria.

 

Una de las capacitaciones es a través del Área de Entrenamiento Dojo donde los asesoran sobre diversos temas como los procesos de producción y seguridad. Y también están comprometidos con el método Kaizen que consiste en implementar la Mejora Continua en sus productos, procesos, relaciones internas y externas.

 

Además, utilizan el trabajo en equipo para revisar, detectar y solucionar los problemas en las diversas áreas de la organización y así poder optimizar los procesos para cumplir con los objetivo de la empresa.

 

Asimismo, con el propósito de mejorar la calidad, la armadora de Silao, Guanajuato, envía constantemente a su personal a capacitarse en las plantas de Colombia y Japón, donde el entrenamiento tiene una duración de dos semanas hasta un mes.

 

“También llegamos a traer gente de Japón a esta planta para que se capaciten y nos ayuden a que los trabajadores aprendan los niveles de calidad y procesos”, comentó.

 

MÁS INFORMACIÓN

HINO MOTORS MANUFACTURING

Sector: Automotriz

Inicio operaciones: 14 de octubre de 2009

Inversión inicial: 9 mdd

Empleados: 55 trabajadores

Capacidad de producción: 3,000 unidades anuales

Terreno: 102,000m2