El estado de Guanajuato se potencializa en el desarrollo de proyectos de energías limpias reforzando el aprovechamiento de la energía solar y eólica

 

El crecimiento que experimenta la industria en Guanajuato demanda un mayor consumo de energía, lo que representa una oportunidad de negocio para las empresas dedicadas a la producción, distribución y comercialización de energía.

En México, el 28% de la electricidad se produce de fuentes limpias y es aquí donde se proyectan nuevos nichos de mercado.

 

La infraestructura eléctrica del estado de Guanajuato oscila entre los 36,872 kilómetros de cableado y cuenta con más de 2 millones de usuarios, en tanto, el consumo anual es de 12,072 GWh (gigawatts-horas) por año.

 

Gustavo Romero Lara, director general de Infraestructura de la SDES, explicó que en el mercado doméstico es donde existe la mayor cantidad de usuarios, pero se consume la menor cantidad de  energía.

 

Sin embargo, dijo que en los sectores económicos los usuarios son menores, sin embargo, su consumo de energía es mayor, ocupando el 62 por ciento.

 

Ejemplificó el sistema con una pirámide en donde en la parte superior se ubican las empresas anclas o tractoras, como las armadoras de autos; en un segundo lugar están las Tier1, en la parte media se encuentran las Tier2 y Tier3 y en la base están las pymes, presentando así distintos segmentos de mercado, por lo que surge la pregunta: ¿qué es lo que está haciendo Guanajuato en materia de  atracción de inversiones?

 

En el 2024, resaltó Romero Lara, los sectores económicos consumirán el 75% de energía, por lo que es urgente utilizar energías limpias, eso significa que existe la oportunidad para Guanajuato en la generación de energía para venta a través de fuentes alternativas o renovables.

 

“Hasta hace cinco años, en Guanajuato contábamos con ocho parques industriales que cumplían con la norma 046, con tres ciudades industriales y 17 zonas industriales. En esta administración se llegó a 2,700 hectáreas con 26 proyectos de inversión en el Estado y esta política de desarrollo económico nos lleva a un Guanajuato más equilibrado. Podemos llevar el desarrollo a las zonas que más lo necesitan, de tal manera que generemos masa crítica para el consumo de energía eléctrica”, consideró.

 

Advirtió que tomando en cuenta que se tienen en puerta 11 proyectos de parques para pequeñas y medianas empresas, 15 para empresas Tier1 y Tier2, y proyectos estratégicos para las armadoras, se tendrá una  demanda de 1,240 mva (megavoltios) para el 2024.

 

“Tenemos más de 100 proyectos a instalarse en los próximos años; además, en el programa de proyección 2020-2040 estaremos trabajando en proyectos como los agroparques para convertir a Guanajuato en el ‘Refrigerador de México’, esto  requerirá de un alto consumo de energía eléctrica”, enfatizó.

 

El directivo aseguró que no es casualidad que las empresas ancla estén distribuidas a lo largo del corredor industrial de Guanajuato y que una vez que se cuenta con la presencia de estas compañías se deben generar los espacios industriales suficientes para consolidar la cadena de suministro.

 

OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN


Debido a su ubicación geográfica estratégica y a la alta disponibilidad de energía solar y eólica, Guanajuato cuenta con potencial y oportunidades para desarrollar proyectos de energías alternativas.

 

De acuerdo con el Gobierno del Estado, a Guanajuato han llegado más de 2,000 millones de dólares en inversiones de empresas generadoras de energías renovables. Recientemente, la empresa española Iberdrola anunció la instalación de una central eléctrica de energía eólica en el municipio de San Felipe, con lo que  se fortalece el sector energético de Guanajuato.

 

Entre las ventajas competitivas que tiene Guanajuato destacan las condiciones para el aprovechamiento en materia de energías solar y eólica.

 

Gustavo Romero, director general de Infraestructura de la SDES, explicó que Guanajuato publicó en el 2015 la Ley para el Fomento del Aprovechamiento de las Fuentes Renovables de Energía y Sustentabilidad Energética, para alinearse a la Reforma Energética Federal, siendo la Comisión Reguladora de Energía la responsable de este “sistema circulatorio logístico” en México, pues regula la electricidad en su generación, y transmisión en materia de hidrocarburos, transporte, almacenaje, distribución y venta final.

 

Dio a conocer que existen retos importantes para Guanajuato hacia el 2024, pues de acuerdo con la Reforma Energética, el 35% de la electricidad en México tendrá que extraerse de una fuente limpia para dar cumplimiento a la ley del cambio climático.

 

Además, para el 2050, se espera que México esté utilizando fuentes de energía en un 60%, con todo ello, Guanajuato ha implementado estrategias para hacer frente al reto.

 

Actualmente, en la entidad se cuenta con plantas de energías renovables como: Energía Azteca, Energía San Luis de la Paz InterGen, Enel Green Power Don José, Planta laja (DEACERO–FISTERRA), Escalante (Vive Energía), Iberdrola Salamanca y próximamente Iberdrola San Felipe.

 

“Muchos de estos inversionistas ya están vendiendo esta energía tanto en Guanajuato como en otras partes del país, prácticamente esta energía ya está comprometida”, destacó Romero.

 

Resaltó que para hacer frente a la Reforma Energética, en Guanajuato ya existen corredores de primer nivel y proyectos en proceso como una planta de ciclo combinado que estará localizada entre Celaya y Salamanca, en una coinversión con Deacero, para este proyecto ya existe cierta cantidad de energía comprometida.

 

Además, reveló que se tienen otros ocho proyectos más de los cuales se revisaron sus manifestaciones de impacto ambiental ante la Semarnat y está en proceso otro proyecto eólico. Con todos ellos se pretenden generar 1,263 MW.

“Es aquí donde se comienza a dar forma a lo que conocemos como corredores energéticos en Guanajuato”, aseveró.

 

IBERDROLA REALIZA INVERSIÓN EN GUANAJUATO


La compañía española Iberdrola decidió reforzar su apuesta por México con nuevas inversiones en ocho proyectos de generación eléctrica en el periodo 2018-2022.

 

Dentro de esa planeación se encuentra Guanajuato en donde invertirán alrededor de 160 millones de dólares en una estación energética que tendrá una extensión de 200 hectáreas y 50 aerogeneradores GAMESA G114 (2.1 MW).

 

La estación denominada Central Eólica Santiago estará ubicada en el municipio de San Felipe, ahí se contará con una capacidad instalada de 105 MW y se tendrá 241 GWh/año de energía, que es equiparable con el consumo de más de 38,000 hogares.

 

La construcción del parque eólico inició en marzo de este año y se espera que el montaje de los autogeneradores se realice en agosto para poder iniciar operaciones a mediados del 2019.

 

Enrique Alba, consejero delegado de Iberdrola México, mencionó que desde hace tres años han estado trabajando para poder realizar este proyecto con el objetivo de minimizar pérdidas y maximizar la producción de energía en el país.

 

“Durante tres años estuvimos analizando la zona para buscar la mejor optimización y mayor rendimiento, este es un proyecto complicado que se encuentra a gran altitud sobre el nivel del mar y los aerogeneradores dependen del viento para generar energía”, dijo.

 

Enfatizó que en el estudio se arrojaron resultados positivos para la instalación de esta Central Eólica, que generará alrededor de 700 empleos directos e indirectos.

Guillermo Romero Pacheco, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable, refirió que Iberdrola México se convirtió en el primer productor de electricidad privada en el país, y es el primer desarrollo de este tipo en Guanajuato.

 

“En México generan el 16% de la electricidad consumida en el país, es el segundo mayor productor de energía en México. La empresa Iberdrola ha marcado como objetivo que el 35% de la energía provenga de fuentes limpias para el 2024”, comentó.

 

SE POSICIONAN EN MÉXICO


Enrique Alba, consejero delegado de Iberdrola México, destacó que este país es un mercado prioritario para la compañía, donde tienen la visión de una presencia a largo plazo.

 

Con casi 20 años de haber llegado al país, aumentó sus inversiones con más de 6,000 MW de capacidad y 17 plantas operativas. Tan solo año y medio, Iberdrola puso en marcha dos plantas de ciclo combinado, dos de cogeneración y dos generadores fotovoltaicos, y están en desarrollo dos centros eólicos (Guanajuato y Puebla), lo que permitió incrementar su capacidad en más de un 10 por ciento.

 

“Tenemos un gran compromiso con ustedes, con todos los desarrollos que tenemos aquí, Iberdrola México llegará a producir más energía que en España.

Este es un proyecto muy importante para nosotros y para ustedes”, comentó.

 

Actualmente, esta empresa multinacional opera en España, Portugal, Reino Unido, Estados Unidos, México y Brasil.

 

Se espera que para el 2020 tengan en el país un total de 25 plantas de generación mayor a los 10,000 MWh (megavatio-hora) de potencia instalada, lo que representa el 25% de consumo en México.

 

Finalizó con el compromiso que tienen con el incremento y desarrollo de los empleados, así como la obtención de alianzas con universidades y escuelas de negocios para tener una plantilla integrada por mexicanos.

 

POTENCIAL DE CRECIMIENTO


A decir de Gustavo Romero Lara, director general de Infraestructura de la SDES, en México existen muchas fuentes de energía alternativa, y específicamente Guanajuato tiene potencial para la energía solar, eólica, generación de biomasa, energía hidráulica y para la construcción de ductos de gas natural y cogenerar energía, así como para la construcción de plantas de ciclo combinado.

 

“Guanajuato no parte de cero, ya cuenta con una infraestructura desarrollada y con líneas de transmisión interconectadas al sistema federal, conjuntamente con las líneas de distribución, lo que conforma ya una masa crítica”, expresó.

 

Explicó que estas líneas de transmisión, están conectadas a subestaciones de potencia donde prácticamente Guanajuato hace la distribución de la energía eléctrica de las redes, conectando con subestaciones estratégicamente localizadas alrededor de todo el Estado para que posteriormente se pueda proporcionar el servicio.

 

“En la parte central del corredor -que es la carretera 45- es donde estamos más fortalecidos, en la carretera 57 es donde se viene desarrollando la infraestructura eléctrica. Tenemos más de 100 subestaciones de  distribución y las subestaciones pendientes de todos los desarrollos que se están dando en el Estado, estamos generando una infraestructura robusta para la generación de energías alternativas”, concluyó.