En el 2019 la empresa alemana producirá arneses para 1,180 coches diarios

 

La compañía Kromberg & Schubert (K&S) presentó el reporte de avance de su segunda planta ubicada en Parque Industrial Colinas del Rincón, en la cual, actualmente tienen una plantilla laboral conformada por 709 empleados y se espera que en el próximo año la plantilla aumente a 3,000 trabajadores. Para el 2020, buscan llegar a casi 5,000 empleados de los municipios de San Francisco del Rincón, León, Purísima del Rincón y Manuel Doblado.

 

Esta empresa alemana llegó a México en el 2005, con su primera planta en Irapuato y se dedica a la manufactura de arneses eléctricos y electrónicos, encargados de enviar las señales necesarias para accionar todos los componentes que tiene un auto.

 

Katja Dittmar, gerente comercial de la compañía, comentó que para esta planta invirtieron alrededor de 65 millones de dólares y en mayo iniciaron producción de los primeros arneses.

 

“Hace 16 meses anunciamos la construcción de la segunda planta y actualmente tenemos una producción mundial. El arnés es para el coche, como para nosotros el sistema de venas”.

 

Afirmó que para junio del 2018 la planta ya contará con toda la maquinaria necesaria para la producción, para que inicien con la producción masiva de arneses.

 

“En el 2019 vamos a producir arneses para 1,180 coches diarios, esto significa que cada dos horas un camión va a salir de esta planta rumbo a Estados Unidos”.

 

FABRICACIÓN DE ARNESES


Christian Zamora, gerente de producción, expresó que por ahora la producción es de cuatro piezas al día, pero el proyecto contempla que para el 2020 la empresa genere arneses para 1,180 autos diariamente. Un arnés tiene un peso de 68 kilogramos y una longitud de tres mil 400 metros; además tiene un total de mil 350 circuitos eléctricos.

 

“Cada cable tiene un propósito para activar una señal de automóvil. Ya sean las puertas, las luces, el motor. Estaremos produciendo una gran cantidad de productos”, mencionó.

 

La fabricación inicia con una modularización de los arneses, que son pre ensambles para hacer más fácil el proceso de producción y se mejore la calidad del producto.

 

Cada conexión es probada y asegurada por el personal, que prueba al 100% cada una de las piezas, verificando que cada señal sea enviada correctamente.

 

CAPACITAN A EMPLEADOS


A partir de abril del próximo año empezarán con el reclutamiento para llegar al número de empleados proyectados, para la fase de capacitación, dentro de la empresa están construyendo un edificio de entrenamiento, donde el personal estará tres semanas aprendiendo las bases de la compañía.

 

“Para las compañías alemanas es muy importante formar una relación a largo plazo con los empleados porque queremos que crezcan con nosotros”, manifestó Katja Dittmar, gerente comercial de la compañía.

 

La capacitación inicia con una semana de entrenamiento teórico, donde los trabajadores conocen los conceptos básicos; posteriormente, les enseñan el proceso manual en donde ganan conocimiento sobre lo que estarán realizando en la línea de ensamble.