Hemos hablado mucho sobre productividad y buscado diferentes maneras en que los equipos de trabajo puedan mejorar su rendimiento en el entorno laboral, ya que cada vez son más los estímulos que pueden distraernos del logro de los objetivos de la organización.

 

Una manera de mejorar la productividad es a través de impulsar el desarrollo de competencias blandas en los colaboradores. También conocidas como soft skills son las que cada persona adquiere independientemente del rubro profesional al que se dedique, industria o trabajo. 

 

Dada la naturaleza muchas veces compleja y peligrosa del trabajo realizado por las empresas manufactureras, deben de buscar colaboradores que tengan la combinación adecuada de experiencia y conocimientos técnicos, así como las habilidades blandas que impulsarán el desarrollo de los empleados a largo plazo y elevarán la productividad de los negocios.

 

A continuación, en OCCMundial destacamos las competencias blandas más relevantes para que el talento humano eleve la productividad de la industria manufacturera:

 

 1. Comunicación. El conocimiento técnico de los empleados es crítico, pero la capacidad de comunicarlo de forma precisa y concisa es de suma relevancia. Deben de poder colaborar, manejar conflictos y tomar acciones usando de la mejor manera su comunicación oral y escrita.

 

 2. Trabajo en equipo. La mayoría de los puestos actuales de fabricación requieren una interacción constante entre las personas, por lo que los empleados deben de tener la habilidad de trabajar en conjunto por un objetivo común y llevarse bien con sus compañeros.

 

 3. Liderazgo. En cualquier profesión, las personas deben de demostrar su potencial de dirección de proyectos o equipos de trabajo. La capacidad de inspirar confianza es la esencia de todo buen liderazgo.

 

 4. Resolución de problemas. Las empresas siempre apreciarán a un empleado que pueda mantenerse en calma ante un accidente o una crisis, encontrar soluciones para problemas del día a día en su puesto laboral y adaptarse a las nuevas situaciones. 

 

 5. Negociación. La habilidad de construir relaciones productivas, además de presentar ideas y opiniones de manera persuasiva, es una gran cualidad. Siempre son bien apreciados los trabajadores que tienen seguridad en sí mismos y pueden tomar decisiones.

 

 6. Adaptación. En la industria manufacturera otro aspecto en el que se tiene que capacitar es en la flexibilidad y adaptación, ya que la fuerza de trabajo deberá desempeñar diversos roles en su empresa y estar abiertos a los cambios.

 

No debemos de subestimar las competencias blandas en nuestros colaboradores; al contrario, el desarrollo de éstas los beneficiará, al tener un mejor desempeño, ampliando sus oportunidades de crecimiento y movilidad y, también, beneficiará a las empresas en la retención y desarrollo de personal altamente calificado y productivo, lo que en conjunto impulsará la productividad y el éxito de sus negocios.

 

+ INFO

Sergio Porragas, director de Operaciones (COO) de OCCMundial

www.occ.com.mx