Con la misión de mejorar las habilidades de sus operadores, Mazda México presentó a la primera generación de colaboradores que estuvieron en el “Programa Global de Operadores”.


Durante un año, los 100 trabajadores guanajuatenses recibieron un entrenamiento en la planta de Mazda en Hiroshima, Japón, en las áreas de producción, mantenimiento y mejora continua.

 

En ese periodo los colaboradores de las líneas de carrocerías, pintura y ensamble final aprendieron la disciplina y cultura de sus compañeros japoneses.


Chiharu Mizutani, presidente y CEO de Mazda México, afirmó que este tipo de programas promueve y fortalece el conocimiento y las habilidades del personal.


Destacó que actualmente 700 colaboradores fueron enviados a Japón para capacitarse en un proceso de “uno-a-uno” con trabajadores nipones en todas las áreas que tiene la armadora.


“Este programa no solo nos permite fabricar los mejores autos del mundo, favorece el desarrollo personal y profesional de nuestro pilar más importante: nuestros colaboradores”, afirmó.


Uno de los objetivos que tiene la armadora en el país es convertirse en el mejor lugar para trabajar y crear un impacto positivo en el entorno, es por eso que en agosto enviaron a la segunda generación de colaboradores a Japón.


En esta ocasión fueron casi 70 guanajuatenses, los cuales regresarán a mediados del segundo semestre del 2019.


APRENDEN COSTUMBRES Y TRADICIONES


Con esta iniciativa que tiene la armadora, los colaboradores no solo obtuvieron mayores herramientas para aumentar su conocimiento sobre la industria, sino que lograron tener un impacto cultural en su día a día.


Los 100 empleados que fueron al país asiático, lograron consolidar una amistad con sus compañeros nipones, quienes les enseñaron los valores y las tradiciones que distinguen a un ciudadano japonés, así como las virtudes que tienen en la cultura laboral.


Al respecto, Juan Carlos Rosas, colaborador en la planta de Mazda México, comentó que con este programa se iban a enfrentar diversos retos principalmente con el idioma y costumbres, además de estar lejos de su familia.


“Fue un tanto complicado adaptarnos a un nuevo país. Pero eso nos llevó a tener buenas experiencias y enseñanzas. Nos dimos cuenta de lo importante que es la disciplina y trabajo en equipo, el verlos trabajar nos cambió nuestra mentalidad”, dijo.


En tanto, Alejandro García, empleado de la armadora, dio a conocer que pudieron poner en práctica algunas de las filosofías de la compañía y que al conocer la cultura laboral de los japoneses, han podido poner en práctica lo aprendido en la planta y con sus familiares.


“Algo que los distingue es que cuando hay alguna falla en alguna de las líneas, todos se unen para reparar esas fallas y aquí, no estamos acostumbrados a trabajar así, pero ahora es nuestra misión. Venir a enseñarles a los compañeros que podemos trabajar mejor”, mencionó el colaborador.


PROMUEVEN PUESTOS GERENCIALES


Masahiko Morito, vicepresidente ejecutivo de administración de Mazda México, enfatizó que la compañía japonesa busca que más guanajuatenses ocupen los puestos gerenciales en este sector.


Explicó que un 70% de ellos, desempeñan ya un cargo ejecutivo y la armadora está continuamente perfilando a más mexicanos que laboran en la planta automotriz, para que ocupen alguna gerencia.


Destacó que ante las constantes capacitaciones que ofrece la compañía a sus colaboradores, han podido lograr este objetivo.


“Nuestra misión es cambiar la mayor parte que tenemos los japoneses y cambiarlos por los mexicanos, porque no cuentan con ningún obstáculo para ocupar estos cargos de gerencia, solamente falta adquirir un poco más de experiencia”, refirió. 


Actualmente, la planta ha generado un aproximado de 5,200 empleos, de los cuales, el 95% de los colaboradores son originarios de Guanajuato; 75% son de los municipios de Salamanca, Irapuato y Valle de Santiago.


Alrededor de 488 jóvenes egresados de diversas instituciones académicas como Universidad de Guanajuato, Instituto Tecnológico de Celaya, CONALEP, CBTis, CECyTE y CETis, ya trabajan en la planta de Salamanca. Mientras que 170 estudiantes están realizando sus prácticas profesionales.


“Hemos detectado que los jóvenes de Guanajuato son muy trabajadores y tienen la capacidad de aprender rápido. Pero falta un poco que tengan experiencia por eso nosotros decidimos ofrecerles este tipo de capacitaciones y acercamientos”, comentó.


Enfatizó que Mazda de México sigue buscando proveedores que ofrezcan buena calidad en sus productos, además de que puedan contar con una producción estable para que cumplan con sus estándares.


“Para nosotros un coche es la armonía de todas las piezas que juntamos, es por eso que buscamos mucho que cuenten con buena calidad en sus productos. Contamos con un proceso de evaluación y validación para la selección de nuevos proveedores”, afirmó.


JAPÓN, PRINCIPAL SOCIO COMERCIAL


Especialistas y autoridades destacan el impulso del capital nipón en la región, a partir de la detonación de proyectos en el sector automotriz. Alrededor de esta industria se ha generado un ecosistema productivo y de negocio, que incluye sectores como el de plástico y hule; el eléctrico – electrónico, maquinados, entre otros.


Actualmente, empresas como Nissan, Honda, Toyota y Mazda, asentadas en México, han hecho que la producción de vehículos se incremente en un 279%, produciendo anualmente más de 1,300,000 unidades al año.

 

Dado lo anterior, Japón es el tercer socio comercial más importante del país, sólo después de sus asociados: Estados Unidos y Canadá.


Es tal la cercanía de Japón, que esta nación es el segundo mayor inversionista en el sector automotriz mexicano. Para el país asiático, México es la plataforma para exportar vehículos terminados y componentes a más de cien países; así, uno de cada tres vehículos exportados en nuestro país tiene como origen una compañía japonesa.


Las entidades de la región del Bajío se ubican entre las favoritas de los inversionistas japoneses y muestra de ello es que han logrado colocarse entre los 11 Estados del país con el mayor flujo de inversión extranjera directa (IED) acumulada.


El flujo de IED de origen japonés en Guanajuato asciende a 2 mil 677.2 millones de dólares, lo que ubica al Estado en el primer sitio a nivel nacional. La participación de Guanajuato y Aguascalientes es por el tema de las armadoras automotrices que se han establecido.


Japón es el principal socio comercial del Estado en materia de atracción de inversiones, con la instalación de más de 70 empresas niponas que han invertido en el lapso de cinco años.


MAZDA EN CIFRAS


INVERSIÓN: 770 MMD


INVERSIONISTAS: Mazda Motor Corporation (75%) y Sumitomo Corporation (25%)


CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN: 250,000 unidades al año


DE ENERO 2014 A LA FECHA: más de 818,065 unidades fabricadas


MODELOS FABRICADOS EN MAZDA: Mazda 2 HB, Mazda 2 SDN, Mazda 3 GB y Mazda SDN


EXPORTACIÓN: 91% (52% a EU y Canadá, 38% a Europa y 10% a Centro y Sudamérica)


+ 600 proveedores en México (200 del Bajío)


EMPLEADOS: 5,200 colaboradores (74% hombres y 26% mujeres)


95% de los empleados son guanajuatenses


Recicla el 95% de sus residuos


PROGRAMA GLOBAL DE OPERADORES


1ra Generación: 100 colaboradores


Capacitación: Japón


Periodo: 1 año de entrenamiento


Áreas: Producción, mantenimiento y mejora continua


2da Generación: 66 colaboradores


Regresan: Agosto 2019


Capacitación: uno-a-uno