Alistan la Agenda Nacional de Logística; buscan hacer más eficientes los procesos involucrados en la cadena de abastecimiento


En los últimos años, Guanajuato ha experimentado un crecimiento dinámico de su economía, que se manifiesta por la llegada de nuevas inversiones y el fortalecimiento del comercio exterior.

 

Tan solo en el primer semestre de este año, Guanajuato registró un crecimiento del 7.1% de acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Además, se ubicó en el tercer lugar nacional en valor de producción del sector manufacturero con 365,706 millones de pesos.

 

No obstante, para poder continuar en el ritmo de crecimiento y se potencie la competitividad de las empresas, es fundamental aumentar el desempeño logístico, tomando en cuenta todos los eslabones de la cadena de valor.

 

De acuerdo con el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial, México se posicionó en el lugar 54 de 114 países evaluados.

 

“Está claro que la competitividad logística es lo que le puede dar la vuelta al país; en México tenemos un sobrecosto en logística de aproximadamente el 10% en comparación, por ejemplo, con Estados Unidos”, dijo Luis Quiroz, director general de Guanajuato Puerto Interior (GPI).

 

Dentro del Plan de Gobierno de Guanajuato 2012-2018, GPI contempla la articulación de un plan estratégico en logística, con el propósito de apoyar de manera directa a las empresas del Estado a ser más competitivas en el mercado nacional e internacional.

 

Así, la iniciativa privada, los gobiernos y distintos organismos están impulsando planes y programas para mejorar la logística.

 

Luis Quiroz explicó que en el marco del evento Global Logistic Innovation, que se realizó en León, Guanajuato, se llevó a cabo la Cumbre Nacional de Líderes en Logística.

 

En la cumbre, GPI y el Sistema Nacional del Tecnológico de Monterrey, con apoyo del CIDE, analizaron la creación del Centro Nacional de Innovación en Logística y Transporte.

 

También, se determinaron los factores más importantes que se tienen que considerar para generar competitividad logística.

 

Se plantearon más de 80 acciones, de ellas, se eligieron 20 propuestas, las cuales serán analizadas por expertos para poder formar parte de la Agenda Nacional de Logística.

 

Algunas de las propuestas que se plantearon fueron incrementar la inversión en recursos humanos calificados en ingeniería y logística; reducir la corrupción maximizando el uso de tecnologías de la información; una profunda mejora regulatoria; fomentar una cultura logística; así como desarrollar un plan de convergencia intermodal.

 

También, conectar al sur del país con mayor infraestructura para aprovechar los acuerdos comerciales; tipificar el robo a transporte como delito federal; crear un comité nacional de logística y facilitación del comercio; mejorar la conectividad intermodal de los puertos del país y generar una verdadera vinculación con las universidades, mejorar la conectividad de los corredores logísticos, entre otras.

 

Quiroz resaltó que coincidieron en que se debe transformar la carga terrestre de largo itinerario a transporte ferroviario: “La infraestructura de carreteras se ha quedado corta con respecto al incremento del movimiento de mercancías. Un tren lleno equivale a 150 tractocamiones. La gente de la Cámara Nacional de Transporte de Carga (Canacar) está totalmente consciente de ello y de que en el futuro esto tiene que ser una tendencia, pues para ellos el mejor negocio es el de corto itinerario”.

 

De acuerdo con Luis Quiroz, el CIDE y Eduardo Sojo, presidente del Instituto de Planeación, Estadística y Geografía de Guanajuato (Iplaneg), analizarán estos resultados y se hará un plan de trabajo.

 

Asimismo, se pretende que el Centro Nacional de Innovación en Logística y Transporte tome como parte de su agenda inicial de trabajo estas acciones.

 

“Con esta primera agenda nos reuniremos con organismos como la OEA y el BM para poder ver de qué manera podemos trabajar en la realización de estudios y la puesta en marcha de infraestructura”.

 

Refirió que en el Plan Estatal de Desarrollo de Guanajuato al 2040 se buscará que el tema de logística no se vea solo de manera estatal, sino de forma regional.

 

“Somos un nodo logístico, pero tenemos que estar interconectados. Creemos que debemos tomar el liderazgo; queremos ser actores y no espectadores”.

 

Consideró que es necesario que se agilice el tránsito desde y hacia los puertos, que se fortalezca la infraestructura de Guanajuato hacia la frontera norte y se trabaje en la integración con el transporte.

 

“El intercambio de mercancías en el Bajío seguirá incrementándose. Las políticas del mañana están basadas en la investigación, por eso le estamos apostando a que se instalen empresas de ‘mentefactura’ en Guanajuato”.

 

El director de GPI mencionó que el Global Logistic Innovation abrió una serie de puntos para conocer lo que está pasando en el mundo en materia de logística.

 

“Con este tipo de foros podemos dar cuenta de las principales tendencias en materia de logística en el mundo, por ejemplo, que el gran movimiento tecnológico se está dando en el mar”, expuso.

 

TRANSFORMACIÓN DE PUERTOS MARÍTIMOS

 

Ante la importancia que se ha generado en la competitividad logística, se busca hacer más eficientes y conectados los Puertos Marítimos de México.

 

Guillermo Ruiz de Teresa, presidente de la Comisión Interamericana de Puertos de la OEA, comentó que la logística impacta hasta un 50% en el costo del producto final. Situación por la cual la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) vio necesario invertir.

 

“Los puertos son el eslabón más fuerte de la cadena logística y es importante que estos den la opción de crecer para estar mejores conectados”.

 

Afirmó que tienen 25 proyectos en los que gastarán 80,000 millones de pesos. De esos planes, cinco son para la generación de nuevos puertos y ampliaciones en Sonora, Sinaloa, Tamaulipas, Yucatán y Quintana Roo.

 

También para la realización de 12 terminales, dos proyectos para el Istmo de Tehuantepec y el Puerto de Lázaro Cárdenas. Tienen la meta de duplicar la capacidad de almacenaje para generar mejor interconectividad y una plataforma logística sólida.

 

Se va a pasar de 170 millones a 520 millones de toneladas de capacidad para el 2018.

 

De 2013 a 2016, el movimiento de vehículos transportados en tráfico de altura en los puertos mexicanos creció más del 12.6%.

 

“Todo esto sirve para que tengamos esas inversiones, estamos hablando solamente en autos en 23,000 millones de dólares y estos necesitan entradas y salidas. El 42% de los vehículos vienen de fuera, es por eso que debemos tener buena capacidad”.

 

Para que esto se pudiera realizar, replantearon las leyes para que el sector privado invirtiera un 80%, los puertos marítimos un 10% y el restante el área fiscal.


“Hemos generado confianza con los exportadores e importadores, así como con las empresas internacionales. En los puertos estamos haciendo más amable la vida del puerto con la sociedad”.

 

Además, se están comprometiendo con el combate al cambio climático, es por eso que en los proyectos realizarán puertos sostenibles, con el compromiso de reducir para el 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero y la reducción del 51% de carbono negro.

 

En cuanto al Programa Nacional de Infraestructura destacó que se han concluido 35 autopistas de las 52 proyectadas, se han generado 67 carreteras, 13 proyectos portuarios de los 25; mientras que en proceso están los tres trenes de pasajeros, un nuevo aeropuerto y una red de telecomunicaciones.

 

CONECTIVIDAD EN EL AUTOTRANSPORTE

 

El enfoque que se le está dando al sector logístico respecto a cómo habrá que prepararse, da pauta para que se voltee a ver el sector transporte en Guanajuato, México y el mundo.

 

Adolfo Elim Luviano Heredia, director general de Autotransporte Federal en la SCT, dijo que la logística es un factor determinante en la competitividad y en el desarrollo de México: “La logística beneficia directamente a todas las actividades productivas del país, debido a que proporciona una plataforma de comunicación eficiente, oportuna y de menor costo”.

 

Aseveró que, según el BM, una reducción en el costo logístico a la transportación comercial de bienes tiene una relación directa en el incremento de su demanda, pues es claro que se puede acudir al sector del transporte para mejorar la competitividad.

 

Informó que la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario organizó un foro logístico en donde los asistentes mencionaron la importancia de la red ferroviaria en el traslado y distribución de los productos de hidrocarburo, pues ante una limitada red de ductos y la imposibilidad de que el ferrocarril llegue a todo el territorio nacional, la eficiencia del autotransporte se ha convertido en un medio relevante para la transportación de mercancías.

 

Dio a conocer que más del 50% de la carga nacional se moviliza por carretera; sin embargo, aseveró que existen muchos retos por alcanzar, como la seguridad vial, pues consideró que es necesario tener claros los efectos que generan los accidentes y asaltos. Al respecto, se trabajará en la profesionalización de los conductores del autotransporte federal.

 

El segundo reto es la conectividad con los mercados y distintos modos de transporte, por lo que se deberán unir esfuerzos para que México se consolide como una plataforma logística global de alto valor agregado.

 

Comentó que se han encaminado esfuerzos hacia un sistema multimodal de transporte, que existan puntos de carga y distribución donde se optimicen los tiempos y se mejoren los costos: “El gobierno federal ha sentado las bases para que el sistema multimodal sea una realidad”.

 

Rogelio Montemayor, presidente nacional de la Canacar, mencionó que regionalizar el tema logístico es fundamental a fin de sumar esfuerzos entre los Estados con mayor movimiento de carga terrestre.

 

“Es un gran ejemplo para Guanajuato el tratar de ver la manera de poder trabajar en conjunto para un bien común”.

 

Dijo que la innovación es estratégica para la competitividad del país, por lo que, es fundamental que se trabaje a la par de los avances tecnológicos.

 

Recordó que es un sector que a nivel nacional aporta un 7% del PIB, en Guanajuato es el 9%, lo que hace más importante a Guanajuato dentro del panorama logístico terrestre, lo cual repercute en los Estados que se ubican alrededor.

 

CASO DE ÉXITO: INNOVACIÓN LOGÍSTICA

 

El Canal de Panamá es una de las mayores obras de ingeniería, donde se une el océano del Atlántico y el Pacífico, haciendo una ruta competitiva en el sistema intermodal.

 

Ricardo Díaz Urrutia, autoridad del Canal de Panamá, comentó que entre el 2000 y 2006 el tránsito de buques cambió y vieron la oportunidad de ampliar la infraestructura de la vía interoceánica.

 

Se realizaron 120 estudios con 35 empresas en más de las 40 disciplinas para poder sustentar esta expansión; el 22 de octubre del 2006, el gobierno de ese país aprobó la ampliación.

 

Para el 2007, con una inversión de 5,250 millones de dólares inició la expansión. Una de las ventajas de este proyecto fue que la construcción se realizó principalmente en el canal existente, reduciendo costos de inversión.

 

En la ampliación del Canal de Panamá, añadieron un tercer carril para el tránsito de buques de mayor tamaño, con la construcción de un complejo de esclusas más anchas y profundas en el Atlántico.

 

Las esclusas existentes permiten el paso de buques que pueden transportar hasta 5,000 TEU’s. Después de la ampliación, los buques Post -Panamax pueden transitar con un máximo de 14.000 TEU’s. 

 

Además, utilizan menos agua porque instalaron tinas de reutilización que reciclan el 60% del agua utilizada. También, hicieron un Centro de Entrenamiento para formar al personal en la operación de tránsito con distintos buques y condiciones climáticas.

 

“Fue acertada la ampliación para asegurar la sostenibilidad de la organización, el principal beneficio hacia los países usuarios es que tienen más eficiencias en la cadena de suministros y mejor conectividad”, concluyó Díaz Urrutia.