Para concientizar sobre la importancia de la generación e impulso del talento para la rentabilidad de las empresas, Emilio Cadena Rubio, presidente y CEO de Grupo PRODENSA, ofreció una conferencia a directivos de recursos humanos.


Esto sucedió en el marco de la 53 edición de ANPIC, bajo el título de “El talento humano: la clave del futuro”. En esta ponencia detalló que ante los cambios económicos globales se desconocen cuáles son las reglas de juego para seguir compitiendo en el mercado mundial.


“Hay mucha competencia de inversión extranjera, también hay roces de ideas entre países, se pensará que se vive en una tendencia de libre comercio, pero poco a poco se ha modificado al proteccionismo”, dijo.  


Explicó a los asistentes que estos conflictos generan problemas para el comercio; y a su vez, las empresas se están enfocando en otros temas para mejorar sus prácticas laborales, como el reducir la huella ambiental y tener el talento idóneo para sus puestos de trabajo. 


Durante su conferencia manifestó que la competitividad es uno de los retos que tiene la industria mexicana, ya que de acuerdo al ranking generado por lMD, de 63 países analizados, México se encuentra en el número 51 de esta medición.


En cuanto a empleo, donde se estudia el número de población activa, desempleo y condiciones de trabajo, el país está ubicado en el lugar 17.


Refirió que actualmente existen tres realidades que tiene el país como el ingreso promedio de los trabajadores no ha aumentado significativamente en los últimos 10 años, la competitividad de México se encuentra por debajo de los niveles necesarios globales; y las políticas públicas no están fomentando la competitividad ni la ética.


Presentó a los participantes algunas acciones estratégicas que se tienen que realizar en México como la certidumbre jurídica y marco regulatorio referente a los Tratados de Libre Comercio y propiedad privada. Implementar tecnología para transparentar procesos y evitar la corrupción, así como mejorar la seguridad. 

También mostró que es necesario el garantizar la conectividad e infraestructura para las industrias del futuro. Al igual que mejorar las cadenas de valor con la integración de procesos y servicios, detonar e impulsar a las pymes. La importancia de desarrollar al talento humano para incrementar sus habilidades y mejorar los programas educativos. 


“Es sumamente importante que las empresas diseñen y ejecuten un plan de trabajo claro para tomar el control de la competitividad interna que mejore el desarrollo de su gente, procesos y en la creación de negocios”, afirmó.