Con la llegada a Guanajuato de empresas como Yuken Surface Technology y Takamatsu Plating Mexicana, Japón refuerza su posicionamiento en la proveeduría automotriz de la región.

 

Ambas compañías invirtieron más de 22 millones de dólares, generarán 47 empleos y se instalaron en el Parque Tecno Industrial Castro del Río, que está ubicado en Irapuato.

 

Yuken Surface Technology se enfoca en el cromado de partes plásticas de adorno para los autos, asimismo, se dedica a la producción integral de tecnologías para el tratamiento de superficies y galvanización de materiales para el sector automotriz.

 

Además de que fabrica y distribuye productos de limpieza para los acabados en los procesos de fabricación de automóviles como los agentes abrillantadores para el enchapado, pasivación, recubrimiento anticorrosivo de superficies metálicas y tratamiento de componentes eléctricos.

 

Mientras que la compañía Takamatsu Plating Mexicana (cliente de Yuken), está especializada en la compra de compuestos y elementos para el galvanizado de partes metálicas utilizadas en la fabricación de los vehículos.

 

Es por esta situación, que adquiere compuestos de Yuken para sus propios procesos de galvanizado de partes metálicas. Y desde Guanajuato, se dedicará al tratamiento de las superficies en zinc y níquel de componentes y artículos relacionados a este sector, teniendo clientes como Toyoda Gosei, Nissan, Honda, Mazda, Toyota y Subaru.

 

Fumio Oshita, presidente de Takamatsu Plating Mexicana, manifestó que ambas empresas se encuentran en la misma ubicación para facilitar los procesos de entrega, además de que su proveedora los ha empujado desde 2016 a llevar a cabo actividades en conjunto para lograr la operación de esta planta.

 

De igual forma, destacó que en agosto del 2017 se concluyó la construcción de la fábrica y a partir de julio de este año iniciaron producción.

 

Durante la ceremonia de inauguración, Yasuhisa Inamoto, presidente de Yuken Surface Technology, puntualizó que en abril del 2016 inició su proceso de apertura en Guanajuato, contando con la contribución tecnológica y química de la Compañía JCU.

 

Además, Kayoko Furukawa, primera cónsul del Consulado General de Japón en León, expresó que en este año se celebró el 130 aniversario de las relaciones diplomáticas entre el país nipón y México, resaltando que ambas naciones sigan fortaleciendo sus lazos de amistad.

 

En la presentación de las dos empresas, Alejandro Hernández Fonseca, subsecretario de atracción de inversiones de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable (SDES), refirió que en los últimos años Guanajuato ha sido uno de los principales socios estratégicos de Japón, país que tiene presencia en el Estado con más de 100 compañías que han invertido un aproximado de 6,000 millones de dólares y, a su vez, han generado más de 40,000 empleos.

 

“Estas empresas vienen a surtir a clientes que se encuentran en México y con ello están fortaleciendo a toda la industria automotriz y de autopartes que está en el Estado, con estos proyectos se pone de manifiesto la importancia de este sector”, afirmó.