¿Qué determina el éxito de una empresa? Obviamente no es un único factor; son múltiples elementos conjugados en un momento y un lugar particular. Sin embargo, uno de los factores críticos para lograrlo es el desarrollo de las competencias del Capital Humano porque no hay una sola área de la organización que sea ajena a las personas. Una competencia es una capacidad ya desarrollada que se manifiesta en una conducta observable. Puede ser una habilidad, un valor o un conocimiento, siempre y cuando se presente en una conducta.


¿Cuándo es necesario desarrollar las competencias? Es como respirar, debe hacerse siempre. Continuamente se genera nuevo conocimiento. Los saberes de ayer, no son suficientes para hoy; es indispensable la actualización constante. Y no solo en lo técnico, particularmente de las competencias suaves, que son los valores y las habilidades que tienen que ver con la relación.


El desarrollo de las competencias suaves requiere mantenimiento permanente porque está relacionado con factores que se modifican frecuentemente: Emociones, circunstancias, motivaciones, etc. Algo que hemos aprendido, poco a poco va quedando en el desuso si no se recuerda, medita o ejercita.


Para desarrollar las competencias existen tres caminos: Autodesarrollo, Codesarrollo y Desarrollo a través del jefe.

El Autodesarrollo tiene que ver con las acciones que el propio sujeto puede hacer para crecer sus competencias, como lecturas, videos, entrevistas, observación directa, prácticas, enseñar a otros, escucha activa, conversaciones, experimentar, participar en proyectos, viajar, visitas, asignaciones, swaps, tutoriales, etc.


El Codesarrollo se refiere a procesos en los que se realiza la capacitación colectivamente: Cursos, Talleres, Seminarios, Diplomados, Maestrías, Licenciaturas, Conferencias, Paneles, etc.


Son métodos efectivos porque abarcan a varias personas; es más fácil y factible lograr un cambio organizacional si muchos reman hacia un mismo lado. En retos importantes, una excelente estrategia es la impartición de un mismo programa que abarque a toda la organización: todos piensan en lo mismo, y van hacia el mismo lado.


Otra ventaja del Codesarrollo, es que generalmente el costo por persona es más bajo, sobre todo si los programas se realizan para un grupo interno.


El tercer método es el Desarrollo a través del jefe. Los jefes constituyen una poderosa influencia en la formación de hábitos, valores y conductas. Modelan las conductas cuando se lo proponen, y cuando no… también lo hacen. Lo que piden, entregan, comunican, callan… todo forma continuamente a sus colaboradores. Es por ello que la capacitación a los jefes es particularmente importante; ellos modelan las conductas de sus colaboradores con su propia conducta.


¿Cómo se enseña a un jefe a desarrollar las competencias de sus colaboradores? A través de procesos de codesarrollo y también a través del Coaching, que es una excelente alternativa para ayudar al jefe a ayudar a su equipo. Cuando se logra que un jefe sea consciente del impacto que tiene en el desempeño de sus equipos de trabajo, se ha logrado un avance importante en el desarrollo de las competencias de una empresa.


Para un empresario pudiera parecer alta la inversión en la capacitación, sin embargo, el costo de no hacerlo siempre es mayor. El desarrollo de competencias es la base para el desarrollo exitoso de cualquier ámbito organizacional.