En Jalisco, la industria electrónica es la que más oportunidades ofrece a este sector de la población


De acuerdo con cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el 6.4% de la población en México –equivalente a 7.6 millones de personas- tiene algún tipo de discapacidad.

 

Uno de los retos más importantes para las personas con capacidades diferentes es conseguir un empleo. La iniciativa privada ha jugado un papel muy importante para promover la inclusión en el mundo laboral, a través de una cultura cada vez más notoria que promueva la eliminación de barreras para garantizar los derechos laborales de este sector de la población.

 

La empresa Continental, desde sus dos plantas ubicadas en la Zona Metropolitana de Guadalajara, es una de las manufactureras comprometidas con la inclusión laboral. Adriana Pérez Aguilar, directora de recursos humanos de la firma en planta Periférico, asentó que acorde a diversos estudios de los que ha sido partícipe Continental, siete de cada 10 personas consideradas de grupos vulnerables son desempleadas.

 

La empresa busca consolidarse como un centro de trabajo incluyente y equitativo, para lo cual trabaja ya en diversas estrategias para la inclusión de grupos vulnerables en la fuerza de trabajo.

 

“En Continental estamos comprometidos con acortar esa brecha”, dijo a la vez, que resaltó que la empresa favorece la contratación de personas con discapacidad y de la tercera edad, además de que provee de instalaciones y esquemas amigables a mujeres embarazadas.

 

Pérez Aguilar comentó que fue en 2015 que la compañía abrió sus puertas a la inclusión laboral. Actualmente, la línea de house molding está constituido casi en su totalidad por personas sordomudas; mientras que en las áreas de producción, calidad, entrenamiento, administrativa y R&D cuentan con personal con invidencia y discapacidad motriz.


“La inclusión laboral es parte de nuestro ADN, es algo que viene desde nuestro corporativo en Alemania. Cuando contratas a alguien sin distinguir entre sexo, religión y otros factores, te enfocas realmente en lo importante, que es el talento de las personas”, afirmó por su parte Fernanda Vizcarra Vizcarra, directora de recursos humanos de Continental planta Tijera.

En la planta Tijera actualmente trabajan seis personas con capacidades diferentes, mientras que en la planta Periférico son alrededor 150 los trabajadores que pertenecen a grupos vulnerables.


Las responsables de recursos humanos comentaron que un reto importante ha sido la adaptación de la infraestructura para el mejor desenvolvimiento de sus trabajadores, con modificaciones que van desde rampas hasta sistemas de alarmas con luces estroboscópicas.


Sin embargo, coinciden en que estas acciones han logrado un impacto significativo en la cultura de la empresa, así como en el ambiente laboral. En la planta Periférico, por ejemplo, son varios los trabajadores que se han capacitado en lenguaje de señas a fin de interactuar mejor con sus colegas sordomudos.


La directora de planta Periférico compartió que este año estarán postulándose para obtener el Distintivo Empresa Incluyente “Gilberto Rincón Gallardo”, considerado el máximo reconocimiento a nivel federal en materia de inclusión laboral.


La multinacional ha trabajado con distintas entidades a fin de procurar la contratación de personas con discapacidad; durante 2018 se dará prioridad a cultivar relaciones como esta. Asimismo, revisan incluir a personas con síndrome de Down y de talla baja.



Vigilan cumplimiento de normativas federales

 

Daniel Curiel Rodríguez, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), señaló en entrevista que desde este este organismo se vigila que las empresas cumplan con las normas federales en el tema.

 

“Creemos que es importante que cualquier persona que tenga la intención de trabajar para poder ganarse la vida pueda hacerlo. Se trata de gente con actitudes muy diferentes, son muy entregados y leales a su trabajo”, dijo.

 

Adelantó que el CCIJ está próximo a celebrar un convenio con una asociación dedicada a la inclusión laboral de personas con discapacidad, a fin de invitar a las Cámaras miembro y a sus empresas a participar más activamente en el tema.

 

Por otra parte, asentó que la industria electrónica, de calzado y vestido son de las que más espacios ofrecen para personas con algún tipo de discapacidad en el estado de Jalisco.

 

La sociedad civil, un actor importante

A decir de Socorro Piña Montiel, presidenta del Movimiento Asociativo Jalisciense Pro Personas con Discapacidad (MADIJAL), la tecnología ha sido también un facilitador para la inclusión laboral, ya que ha presentado nuevas modalidades como el trabajo a distancia o home office, que además permite un equilibrio entre la vida laboral y la privada.


MADIJAL es una Asociación Civil iniciada desde 2008 que conjunta 24 entes e instituciones que trabajan en el tema de personas con capacidades diferentes, formada con la intención de incidir de manera más contundente en la política pública estatal. A través de MADIJAL, se impulsó la primera Ley para la Atención y Desarrollo Integral de Personas con Discapacidad del Estado de Jalisco. 


La Asociación ha trabajado sobre el tema con la Cámara Nacional de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CANIETI), Jabil, Sanmina y Flex. “El sector de la manufactura electrónica es el ramo que más contrata a personas con discapacidad. Más que por los beneficios de tipo fiscal, es por las políticas internas que tienen las propias compañías”, señaló la presidenta.

 

A 10 años de la conformación de MADIJAL, la presidenta considera que ha habido un cambio en la mentalidad de las empresas y en la propia sociedad.

 

Desde la perspectiva de una joven con discapacidad, Fernanda Ríos Silva, licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, asegura que los obstáculos físicos constituyen la principal barrera para desenvolverse en un centro de trabajo, más que los prejuicios de los empleadores.

 

“Cada año incrementa el número de personas con discapacidad que se insertan en el trabajo. Jalisco es uno de los estados que más personas con discapacidad tiene contratadas”, concluyó Piña Montiel.