La empresa de capital suizo, Huntsman Textile Effects, fue una de las primeras compañías que llegó a Jalisco y comenzó a industrializar la Región Ciénega en 1965. 


Ubicada en Atotonilquillo, delegación de Chapala, Jalisco, la empresa produce en esta planta -color-antes para la industria automotriz y textil.


Néstor Ramírez, gerente de la planta de Huntsman Textile Effects, platicó que esta es una planta sustentable, la cual cuenta con más de 500 trabajadores.


“El inicio de operaciones en Atotonilquillo fue como Ciba Geigy en 1965, se inició la operación en aquel tiempo con la fabricación de blanqueadores ópticos y luego en el mismo año inició la producción de resinas epóxicas; posteriormente, fue en 1972 cuando se inicia la construcción de un nuevo edificio -el principal- y se comienza con la fabricación de -color-antes”, comentó el directivo.


De acuerdo con el gerente, en Huntsman Textile Effects hacen -color-antes y auxiliares que ayudan a la industria textil: “Fabricamos -color-antes de alto desempeño, -color-antes que mejoran y con una cantidad mínima dan el efecto deseado, que permanecen en las telas a través del tiempo y que son resistentes a la luz, el lavado y le dan ventajas a nuestros clientes”.


Ramírez, quien lleva más de 30 años en la compañía, platicó con Mexico Industry sobre las principales ventajas competitivas de sus productos.


“Huntsman ha desarrollado productos más eficientes y que llevan ventajas significativas contra la competencia, hay un rango de productos reactivos donde utilizan la mitad del agua que usan los productos de la competencia, esto da una ventaja grandísima al cliente que usa los -color-antes, porque el uso del agua les ayuda a ser más eficientes en sus procesos”, dijo.


Néstor Ramírez refirió que la fabricación de los -color-antes textiles es compleja y que en Huntsman Textile Effects anualmente producen un promedio de 15,000 a 15,500 toneladas.


“Actualmente, las materias primas vienen de la India y China. El proceso pasa por diferentes etapas: tenemos reacción, precipitación, lavado y luego un intermedio pasa a la segunda etapa, donde lleva la misma secuencia, la estandarización y la presentación al cliente es una molienda acuosa donde damos un tamaño definido y presentamos el producto de manera granular, esta es la etapa final de secado del producto”, detalló.


Entre los clientes de Huntsman se encuentran marcas de ropa y de la industria automotriz.


“Nuestros clientes finales son las marcas deportivas como Nike y Adidas; así como Victoria Secret en ropa íntima de dama, pero nosotros no les vendemos directos a ellos. Como planta proveemos a nivel global y contamos con diferentes sitios de distribución. 


Destacó que aproximadamente el 40% de su producción está destinado a Estados Unidos, el 25% a Europa, otro 25% a Asia y solo un 10% es para consumo nacional.


CERTIFICACIONES


Huntsman Textile Effects es una compañía química que está comprometida con cuidar el medioambiente y a sus colaboradores, por ello, cuenta con certificaciones internacionales.


“Tenemos la certificación internacional de ISO y con nuestro proceso de manufactura acabamos de obtener la versión 2015; contamos con la certificación Industria Limpia y tenemos la auto gestión, recientemente el reconocimiento como empresa totalmente responsable, esto por iniciativa del congreso”, manifestó.


Los trabajadores de Huntsman tienen muy arraigados los valores de la compañía, y cuentan con un ambiente laboral armonioso.


“Huntsman tiene muy claro sus valores, de hecho, los tenemos visibles en todos los lugares en la empresa: integridad, respeto, honestidad y responsabilidad, es el principio básico a nivel corporativo, se vive desde el nivel más alto hasta los niveles inferiores de nuestra organización”, concluyó.


+INFO

 Huntsman Textile Effects

Inicio de operaciones: 1965

Capital: Suizo

Ubicación: Chapala, Jalisco

Número de empleados: 500

Producto: Colorantes para la industria