Por cada peso que se invierte en obra pública, se generan 25 centavos en producto, lo que explica la elevada aportación al PIB de la construcción, de acuerdo al Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

 

Hace seis años, el sector de la construcción de Nuevo León generaba 14,959 millones de pesos, de acuerdo con indicadores elaborados por el CIE, como resultado de la inversión de 14,811 millones de pesos que se destinaban a infraestructura en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

 

En México, ocho de cada 10 ramas económicas venden bienes y servicios al sector mencionado, entre las cuales destacan la fabricación de cemento y productos de concreto, que dirige el 43.5% de su producción a esta industria. Le siguen aquellos que hacen trabajos especializados para la construcción con 31.2% de compra, la venta de cal y yeso con 29.8% y la venta de estructuras metálicas y productos de herrería con el 24.2 por ciento.

 

De esta manera, la inversión en infraestructura impulsa a industrias como la minera, cementera, acerera, maderera, petroquímica, eléctrica y del plástico. Incluso la de servicios es beneficiada al demandarle actividades financieras y de seguros.

 

Además, la inversión en infraestructura también potencializa el crecimiento del ingreso; por cada peso que se invierte directamente en obra pública, se generan 76 centavos adicionales en la economía.

 

Lo mismo sucede con el empleo. En 2013, cuando se invirtieron más de 14,000 millones de pesos en el sector de la construcción de Nuevo León, se generaron 29,918 empleos directos y 9,972 indirectos.

 

Para el 2020 se asignaron a Nuevo León 3,852 millones de pesos para infraestructura; esto puede ocasionar un golpe a la economía por 11,068 millones de pesos si se compara contra el efecto multiplicador generado por los recursos asignados hace siete años.

 

De acuerdo con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Delegación Nuevo León, se seguirá analizando dicho hecho para evidenciar los resultados de la próxima inversión. Asimismo, la cámara sostiene que la inversión en obra pública genera un efecto multiplicador en la economía superior al de otras industrias, por lo que impulsa la inversión en el sector.