El estado de Nuevo León cuenta con las condiciones ideales para desarrollar en su territorio espacios que generen energía renovable.

 

De acuerdo con Jorge Gorozpe, director de Fomento Energético, las ráfagas de viento en la entidad hacen de Nuevo León un espacio atractivo para la instalación de compañías que generen energía limpia.

 

“Además de las condiciones del clima para colocar un proyecto de energía verde tiene que haber un nodo donde te puedas conectar, así como carreteras

adecuadas. El Estado debe de tener una infraestructura y las regiones aledañas también para poder trasladar los contendedores con las piezas”, explicó el director de Fomento Energético.

 

Gorozpe citó como ejemplo al municipio de Galeana, pues aseguró que por su extensión se podrían construir varios proyectos renovables.

 

“El municipio está cercano a la carretera 57; además, la zona tiene una temperatura cálida ideal para la instalación de paneles solares. En la entidad tenemos buen acceso para los contendedores por la ciudad de Tampico y de Houston; otro tema importante a destacar es la seguridad, ya que los inversionistas envían un equipo grande para la construcción de los parques eólicos y prefieren instalarse en Nuevo León que en Tamaulipas, y eso interviene mucho para que los proyectos se coloquen en la región”, explicó.

 

IMPACTO EN LA INDUSTRIA MANUFACTURERA

 

El sector industrial en México es el segundo consumidor de energía. Entre los beneficios que el uso de energías renovables ofrece a la economía de Nuevo León, destaca el fortalecimiento del sector manufacturero, el ahorro de recursos para las empresas y beneficios para el medio ambiente.

 

La integración de energías renovables, como la eólica, al proceso de manufactura de las empresas maquiladoras y manufactureras les permite no solo reducir las emisiones de CO2 a la atmosfera, también es un factor que impulsa la competitividad de las compañías, pues es importante contar con certificaciones como Industria Limpia y Calidad Ambiental que avalan como óptimas las practicas para el medioambiente.

Asimismo, las plantas buscan siempre la reducción de gastos, por lo que empresas como Schneider Electric ya han colocado su propio campo solar con el cual reducen hasta en un 20% del total de consumo de energía para sus dos edificios en Apodaca.  

 

PROYECTOS EÓLICOS

De acuerdo con el directivo, y con base en datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), en Nuevo León hay tres proyectos eólicos en operación, dos en construcción y dos más están por iniciar obras.

 

“Eólica Santa Catarina ya está en actividad y tuvo una inversión 44 millones de pesos; Ventika I y Ventika II cada una representa una inversión de 252 millones de pesos y son de capital español; mientras que la Central Dolores está por iniciar obras, representando un gasto de 300 millones de pesos con capacidad de 265 gigawatts; y Eolice con un capital de 80 millones de pesos y con capacidad de 40 gigawatts. Asimismo, hay dos en construcción, un proyecto eólico de autoabastecimiento que representa una inversión de 100 millones de pesos y Eólica Mezquite de 500 millones de pesos”, detalló Gorozpe.

 

Por su parte, Betsabé Rocha Nieto, secretaria técnica y con encomienda en la difusión y promoción del sector energético, señaló que los proyectos que están ante la CRE pueden tardar hasta cinco años en colocarse oficialmente  y durante este tiempo puede cambiar de dueño hasta seis veces y también modificar su nombre continuamente. 

 

“Cuando ya se concretó el proyecto hay que considerar que se puede tardar un año en hacer el papeleo y en construcción de 1 a 2 años, dependiendo su complejidad. Con frecuencia tenemos exploración de empresarios que están interesados en invertir en el Estado y vienen a informarse sobre la infraestructura de la región y de las zonas aledañas por lo que la logística que manejamos es muy importante”. 

 

Jorge Gorozpe, director de Fomento Energético, destacó que Nuevo León se encuentra en el top 5 en proyectos de energía eólica.

 

El director también recordó que México tiene que cumplir con un porcentaje de energías limpias, tanto en casas particulares, empresas o negocios pequeños porque así lo marca la Reforma Energética.

 

“Como usuario final no se tiene que reportar el ahorro en el Certificado de Energías Limpias (CEL) de manera anual a las autoridades, pero la empresa que te da el servicio tiene que declarar el uso de energía verde que al año es un 5% y se busca incrementarlo con los años hasta llegar a un 50%”, mencionó.

 

ENERGÍA SOLAR

En cuanto a proyectos de energía solar, en Nuevo León sólo hay uno de capital francés, el cual cuenta con 35 megawatts y una inversión de 104 millones de pesos, esta empresa de paneles solares se ubica en el municipio de Galeana.

 

“Para la colocación de estos paneles se necesita un área más grande que en las instalaciones eólicas. En Nuevo León, el enfoque de la energía solar es la generación distribuida, es decir, no son grandes proyectos de energía solar, pero en cuanto a la colocación de paneles particulares el Estado está en el top 10, debido a que hay mucha concentración de la tarifa DAC”, aseguró Gorozpe.

Según la Secretaría de Fomento Energético, los beneficios de la instalación de este tipo de energía en el Estado son los grandes espacios que tienen algunos municipios, además que la región no es un desierto donde por la tierra los paneles se van haciendo menos efectivos, la radiación es fuerte pero el clima es templado, por lo que la capacidad de generar energía es mejor que en otras entidades.

 

ALIANZA CON EL CLÚSTER ENERGÉTICO

Conforme pasa el tiempo los paneles han ido disminuyendo su costo en el mercado debido a que hay más proveedores que los distribuyen y la demanda en las casas particulares e industriales ha crecido por lo que los ahorros se refleja de manera individual.

 

“Ahora mismo estamos desarrollando junto con el Clúster Energético un proyecto tanto para el área de hidrocarburos y electrónica. El sector es nuevo, por esto recaudaremos información para conocer cuántos proveedores hay en el Estado e ir marcando en el mapa; todo esto para presentarlo a los empresarios que estén  interesados. El plan es ayudar a los proveedores que no tengan certificaciones para acreditarlas y con esto se logren añadir a la cadena de valor de cualquier empresa”, informó Jorge Gorozpe, director de Fomento Energético.

 

IMPULSA LA CREACIÓN DE COMITÉ ESPECIALIZADO

El Clúster Energético de Nuevo León, que arrancó actividades en 2016, en su mayoría albergaba inicialmente empresas de hidrocarburos y actualmente se encuentra creciendo en la parte eléctrica, en especial en la generación de energías limpias.

“Estamos creando un comité de trabajo liderado por Roger González, de Cemex Energía, él tomará el timón para alinear a las empresas que tengan alguna actividad económica en el tema”, aseguró Fernando Rodríguez Tovar, director general del Clúster Energético de Nuevo León. Destacó que aunque el Estado cuenta con los recursos suficientes en el área de energías renovables aún pueden desarrollarse más. “Tenemos buena una alianza con la CRE y el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), ASEA y CENAGAS; también estamos iniciando un proceso de innovación con la Secretaría de Energía (Sener), aunque hace falta más promoción, tal como nos los han expresado nuestros socios; dar a conocer que estamos haciendo a nivel empresarial y de población”, señaló Rodríguez. Cemex Energía fue elegido para comandar el programa piloto, ya que de acuerdo con el director general es una de las empresas más representativas que incursionó en el tema de energías limpias y suministro.

El director general adelantó que para octubre se realizará un evento de suministro para todos los socios y para los interesados en energías renovables.

“Por ejemplo, los tres clústeres de manufactura más importantes de la entidad desean reducir costos comprando energía más barata y que mejor si viene de energías limpias”.

Algunas de las empresas que formarían parte del Comité serían Cemex, Siemens, Enicon, Central Eléctrica Pesquería, RIMMSA, Iberdrola, Schneider Electric, CFE, Tecma y Sepisa, aunque podrían también unirse compañías que no se dedican específicamente a esta área, como Frisa.

Por último, Rodríguez mencionó algunas de las empresas que ya integran el Clúster y que podrían formar parte del mapeo que llevarán a cabo el Clúster Energético y la Dirección de Fomento de Energía de Nuevo León.

“Cuando empecemos con el reconocimiento de las empresas tendremos que conocer las demandas nacionales y la oferta de proveeduría a nivel estatal”, finalizó Fernando Rodríguez Tovar, director general del Clúster Energético de Nuevo León.