En el marco de Proveedor Automotriz 2019, Oscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA) A.C., compartió información sobre las medidas que se están tomando para contrarestar la baja en los índices de inversión en comparación con años anteriores, revelando que se sostuvo una reunión en la oficina de la presidencia, donde se expuso la situación actual.

 

Albín comentó que esto podría ser el resultado del cierre de ProMéxico, cuya disolución se llevó a cabo en marzo del año cursante, y que se están preparando medidas al respecto.

 

“En este momento estamos trabajando con el Gobierno Federal en algunas oportunidades concretas que hay para venir a México, pero la baja en los índices de inversión es un reconocimiento de que estamos, como país, sin la plataforma que ya habíamos creado, y se está estructurando para ver de qué manera se logra”, mencionó el presidente de la INA.

 

El Gobierno Federal está evaluando la instalación de oficinas en algunos países a través de los consulados y del sector económico de los mismos. Entre los países que se tienen en mente se encuentran principalmente Alemania, Japón, Corea, China y Estados Unidos.

 

El principal freno que existe actualmente en México es la definición del T-MEC. Sin embargo, la inversión sigue llegando, principalmente a BMW en San Luis Potosí y a Toyota en Guanajuato.

 

“Hay muchas empresas, sobre todo de origen chino, que, para escapar de los aranceles y de la guerra comercial están viendo a México como una opción. Definitivamente el T-MEC es el punto esencial para atraer inversión en nuestro sector”, agregó Albín.

 

Asimismo, el presidente de la INA recomendó a las empresas extranjeras que están interesadas en entrar al país que lo hagan a través de un programa shelter: “Las empresas de softlanding o shelter proporcionan un aterrizaje suave; creo que eso les está dando confianza a las empresas. Ese es un gran valor que tiene México, que nació con la industria maquiladora hace 35 o 40 años, y ha dado muy buen resultado”.

 

Ante esto, las empresas mexicanas Tier 1 y Tier 2 se enfrentan al reto de ser más competitivas que aquellas que entran al país. Una de las principales acciones que la INA señala para lograrlo es encontrar fuentes de abastecimiento de materia prima de componentes muy competitivos, además de mejorar su eficiencia.

 

“Hemos visto que muchos Tier 1 tienen contenido norteamericano; probablemente podrían ofrecer acceso a empresas de procesos mexicanas y podrían ahorrar en logística. Tener una proveduría cerca de a la empresa y a los proveedores mexicanos les da certeza de embarcar”, comentó Albín.

 

INA, a voz de su presidente, sostiene que la calidad de las autopartes fabricadas en México está al nivel, e incluso supera, al resto de fabricación en el mundo, justificando así la alta calificación que reciben los automóviles hechos en el país por parte del Consumer Report o el J.D. Powers and Associatives, compañía de servicios de información de marketing a nivel global.

 

Además, Oscar Albín aprovechó su participación en Proveedor Automotriz 2019 para mencionar los cambios que vienen en el sector en cuanto a carros vehículos eléctricos e híbridos, asegurando que el sector está preparado para su fabricación, pues solo cambian el 20% de los componentes en comparación a los automóviles de combustión interna.

 

Proveedor Automotriz es una convención de negocios especializada en la cadena de suministro de la industria automotriz con mayor prestigio en el noreste del país. Este año contó con alrededor de 700 asistentes, 330 empresas proveedoras y compradoras participantes y más de 900 reuniones de negocio realizadas.

 

Entre las compañías que participaron como compradores se encontró Caterpillar, Clarios, Cuprum, John Deere, Metalsa, Navistar, Nemak, Grupo Quimmco y Vitro, entre otras.