Luego de meses de negociación por parte del sector industrial con las autoridades federales y con la Comisión Reguladora de Energía, la Cámara de la Industria de Transformación logró un decremento de hasta un 20 por ciento en las tarifas de eléctricas.

 

Juan Ignacio Herrera, presidente de la Caintra detalló que la reducción para los usuarios de media tensión será de un 18%, mientras que para los consumidores de alta tensión será de entre 17 y 20 por ciento.

 

“Esta baja en costos permite que las tarifas actuales regresen a las que estuvieron en el mes de julio pasado. Este decremento se suma a los registrados entre el mes de octubre y noviembre, en los cuales hubo una pequeña reducción de costos”

 

El representante del organismo también afirmó que aunque estos ajustes son positivos para la industria en general se necesita una reducción adicional. “Consideramos que es necesario un 10% para estabilizar la tarifa en niveles obtenidos en el mes de junio pasado, lo cual permite recuperar los costos eficientes de la CFE y estar acorde a diversas variables internacionales para llegar a una cantidad justa”.

 

Por otro lado señaló que los incrementos que se registraron en 2018 fueron por diversos problemas en el diseño e implementación de la nueva metodología para el cálculo. “Debido a este error en el diseño, la Caintra, Concamin y CCE trabajamos con las autoridades de la CRE  y una firma  consultora internacional en la definición de un nuevo esquema tarifario para este 2019 con la idea de que no se vuelva a repetir un error en la fórmula y suceda lo que paso en 2018 con las tarifas totalmente desequilibradas”, aseguró Herrera.

 

De acuerdo con el presidente del organismo con este esquema se debe reflejar los costos eficientes de generación, transmisión y distribución que apruebe la CRE, además de los incentivos necesario para que la CFE opere de manera eficiente.

Además directivos de Caintra aprovecharon para reconocer a los funcionarios de la Comisión Reguladora de Energía por la apertura al diálogo que se tuvo y la respuesta positiva aceptando una nueva metodología más clara y transparente para la definición de las tarifas eléctricas.