Resaltan cambios en Reforma Fiscal hacia el 2020

 

De acuerdo con un reporte de la firma consultora KPMG, la propuesta del paquete económico presentado por el Ejecutivo Federal al Congreso de la Unión para el ejercicio 2020 está enfocada en una recaudación más eficiente, que se pretende fortalecer mediante el combate a la evasión y elusión fiscal.

 

En el caso del sector manufacturero, la cancelación del sello digital para emitir los CFDIs es uno de los temas principales, pues ahora habrá medidas más estrictas para realizar las cancelaciones.

 

“Por ejemplo, si van y te hacen una visita domiciliaria y no estás, pueden bajarte el switch y cancelarlos, lo que implica que no podrás facturar, no podrás emitir CFDIs y hablamos de enajenación o prestación de servicios o también pagos de nómina, eso podría ser un problema para las empresas”, indicó Fernando Lespron, socio de impuestos corporativos de KPMG.

 

El experto agregó que en caso de haber un error del verificador o no había nadie en la empresa a la hora de la visita, en ese mismo sentido, si se había llevado a cabo una operación con un proveedor que ya estaba en la lista negra del SAT, que realizaba operaciones simuladas, se tienen 30 días para subsanar o poner en sustancia que el servicio realmente se dio y fue un servicio real.

 

“Muchas empresas no se dan cuenta de que estos proveedores están en lista negra, entonces en esos 30 días deben corregir su situación fiscal y, en caso de no hacerlo, no podrán facturar. También si cometen alguna infracción en caso de revisiones de impuestos correctamente pagadas pueden bajarles el switch. Vemos algo grave esto porque son limitantes para el contribuyente que lo harán trabajar para estar atento; por ejemplo, el tema de la lista negra, pues hay empresas que ya tienen su equipo para eso pero tendrán que hacer inversiones adicionales para estar seguras de ello y cuidar su sello digital”, profundizó.

 

Otro aspecto importante está dirigido a las empresas de servicios digitales e Internet, pues ahora se gravarán el IVA e ISR hacia las personas físicas, en donde se busca cobrar a las empresas del extranjero que prestan servicios como música o videos y son pagadas por una persona residente en México, de una institución financiera mexicana o su IFE es mexicana.

 

“Igualmente, los servicios de taxi por aplicaciones ya no se consideran servicio público y tendrán que pagar el IVA, lo que los encarecerá un poco, entre otras cosas”, concluyó.