La industria aeronáutica lleva desde hace varios años un crecimiento al ritmo de 10% 


El sector aeroespacial en Nuevo León apuesta este año en incluir empresas del sector manufacturero, así lo reveló Carlos Ramírez, presidente del organismo durante la 10.ª Asamblea General en la que estuvieron presentes los socios industriales de Monterrey Aerocluster e invitados especiales del Gobierno.

 

“Creemos que para estar en el mismo rango de los Estados en el país debemos de abrir una nueva puerta para el Aerocluster al integrar al sector de manufactura avanzada, pensando que podemos preparar a estas empresas, que pueden ser proveedores potenciales a la industria aeronáutica en un futuro y ser empresas transverales en los demás sectores que demandan servicios de manufactura, ya sea automotriz, electrodoméstico, energía, entre otros”, explicó Carlos Ramírez, presidente del Monterrey Aerocluster, asegurando que este es el principal reto al que se enfrentan.

 

Ramírez añadió que Monterrey Aerocluster es un semillero potencial de proveedores para la industria y resaltó que actualmente la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial, A.C. (FEMIA) conformó un programa donde encuentran soluciones a las necesidades de los demandantes.

 

La industria aeronáutica lleva desde hace varios años un crecimiento al ritmo de 10% y de acuerdo con el experto esta tendencia seguirá en aumento; en los siguientes años se van a requerir 20 mil nuevos aviones comerciales, sin contar a las aeronaves privadas, así como los que obtendrá la Secretaría de la Defensa Nacional.

 

“Esta demanda de nuevas aeronaves provoca que la cadena actual de proveeduría sea insuficiente, abriendo paso a mejorar la competitividad de las empresas y el desarrollo de las armadoras para lograr una cadena de proveedores que puedan satisfacer la demanda a futuro; no solo empresas que ensamblen y entreguen un producto final, sino que haya un valor agregado”, enfatizó Ramírez.

 

Mencionó que aunque es un sector prioritario, el año pasado hubo ventas de 8 mil millones de dólares con importaciones de 7 mil millones de dólares, teniendo un valor agregado de 15 a 17 por ciento.

 

Ramírez aseguró que la suma de las partes será más allá de individualizar esfuerzos, el factor del talento humano es primordial. “La participación de la academia formando nuevos talentos será esencial y el reto es prepararlos a un máximo de tres años para que se integren a la industria aeronáutica en breve”, señaló.

 

La directora ejecutiva del Monterrey Aerocluster, Claire Barnouin resaltó que la integración del espectro de actividades hacia el sector de manufactura avanzada es la mayor estrategia comercial del 2017 y del año en curso. “El año pasado hicimos un trabajo de acercamiento principalmente a empresas pequeñas y medianas dedicadas al proceso de maquinado, pero que no trabajan para el sector aeroespacial; son pymes que no están adheridas a ninguna organización  y nosotros como Aerocluster ofrecemos cobijarlas, para que puedan ser partícipe de los proyectos y tengan acceso a la información que se comparte”.

 

Añadió que en 2017 en términos de vinculación se generó una mayor difusión sobre la actuación del organismo. “Hicimos dos misiones comerciales, una en Chihuahua para conocer empresas dedicadas al sector aeroespacial y de manufactura avanzada, además de tener un trato más cercano con ellas; la segunda visita fue a Querétaro. Todo esto adicional a los eventos en los que normalmente participamos”.

 

Plan de trabajo para 2018

 

Durante la Asamblea, el Monterrey Aerocluster presentó sus proyectos para trabajar este año en los que destacó que se mantendrá impulsando la propuesta de valor, la cual se basa en cinco principales pilares que son gestión, promoción, vinculación, representación y capacitación.

Explicaron que habrá cinco comités de trabajo que atenderán el talento humano, la manufactura, el MRO-Aviación, la responsabilidad social y la eficiencia energética; el plan de trabajo estará basado en tres prioridades: la generación de valor, en la que buscarán una mayor colaboración y confianza entre los socios; así como la sustentabilidad financiera con más iniciativas y proyectos de alto valor para los socios; los datos sectoriales que serán actualizados para facilitar la promoción de la región, de su sector aeroespacial y de manufactura avanzada.

 

“Este año será muy productivo, gracias al trabajo y a la participación en grupo; estaremos iniciando los comités de trabajo con los nuevos asociados”,  puntualizó el presidente del Monterrey Aerocluster, Carlos Ramírez.

 

De acuerdo con datos de la directora ejecutiva del Monterrey Aerocluster, Claire Barnouin, se estima que se afilien entre 12 y 15 empresas dedicadas a la manufactura. “Posiblemente se integren algunas otras, pero serían de otro rubro, como del sector de servicios que no manufactura, pero que distribuye o representa alguna compañía”

 

“Actualmente, somos alrededor de 35 socios y en porcentajes aproximados a las empresas dentro de Monterrey Aerocluster sería 50% empresas ligadas a la manufactura, 40% son aeroespaciales y el 10% es de servicios. El año pasado tuvimos afiliaciones nuevas, como ejemplo la compañía Parker Aerospace dedicada a la fabricación de tubos, mangueras y conectores para aviones; otras dos compañías del sector MRO que dan servicio de mantenimiento en el Aeropuerto del Norte; una empresa de recubrimientos químicos, que se encuentra en proceso de certificación en el sector aeroespacial”, finalizó la directora.