Con la finalidad de mantener a Nuevo León como uno de los Estados industriales más importantes en el país, la iniciativa privada y el Gobierno del Estado lanzó la iniciativa 4.0, la cual inserta a la entidad en la cuarta revolución industrial.


El programa que tiene como objetivo modernizar los sistemas de producción con un nuevo modelo de negocios y de manufactura con tecnología avanzada fue presentado por funcionarios de Nuevo León, quienes dijeron que el papel del Estado será alinear los esfuerzos de la iniciativa privada, la academia y el Gobierno, con el fin de emprender el cambio de los programas industriales hacia la plataforma digital que tienen los países de primer mundo.


En primera instancia, el Gobierno estatal anunció una inversión de 150 millones de pesos para impulsar a las empresas hacia programas de innovación que les permitan afrontar los retos actuales que entraña la globalización  y la competencia mundial.


Respecto al tema, el secretario de Economía y Trabajo, Fernando Turner Dávila, afirmó que con esta iniciativa Nuevo León se inserta en la ola de la cuarta revolución industrial, con un proyecto muy sólido de Manufactura 4.0, a la altura de grandes naciones, como Alemania.


“Entre los objetivos de Nuevo León 4.0 se encuentran impulsar el desarrollo industrial, el empleo y las capacidades laborales de alto valor agregado, potenciar los sectores industriales de futuro de la economía y desarrollar un ecosistema para reposicionar al Estado como un referente nacional e internacional en economía e Industria 4.0”, aseguró el funcionario estatal.


A través de Nuevo León 4.0 será posible desarrollar habilidades tecnológicas, como la nube, robótica, simulaciones, manufactura aditiva, Internet de las cosas, big data, materiales avanzados, realidad aumentada y virtual, inteligencia artificial y seguridad informática.

 

INVERTIRÁN 45 MILLONES DE PESOS EN UN FAB-LAB


Entre los proyectos que forman parte de la iniciativa Nuevo León 4.0 destacan la creación de un Fab-Lab, es decir una fábrica-laboratorio, el cual se ubicará en el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT) con el fin de que las pymes cuenten con centros de aprendizajes.


“Un Fab-Lab cuesta entre 200 y 300 millones de pesos, por lo que el resto de los recursos los obtendríamos de donaciones por parte de las empresas”, comentó Fernando Turner Dávila.


Además, el funcionario estatal destacó la importancia de abrir varios centros de aprendizajes e innovación para las pymes, y agregó, que actualmente tienen 12 proyectos sobre el escritorio, uno agrícola, nueve industriales, uno de servicios y uno más sobre salud.

 

IP APOYA LA MANUFACTURA 4.0


Empresarios del estado de Nuevo León coincidieron en la necesidad de adoptar las nuevas tecnologías e implementar la manufactura 4.0.


Eduardo Garza T. Fernández, presidente del Consejo de Frisa, señaló que se debe tomar conciencia sobre la modernización de las empresas. “Es importante que los empresarios tomemos conciencia, pues debemos modernizarnos, pues esto nos ayudará a mejorar nuestra competitividad”, comentó el empresario.


“Las tecnologías digitales están tomando un papel muy importante en la competitividad del mundo y simplemente hay que tomar conciencia de eso”, explicó el presidente del Consejo de Frisa.


Mientras que, Raúl Gutiérrez Muguerza, presidente de Deacero, dijo que la participación gubernamental ya sea en políticas públicas o incentivos es fundamental para que una economía industrial transite hacia la manufactura 4.0.

 

NUEVO LEÓN, LISTO PARA LA INDUSTRIA 4.0


Abraham Tijerina-Priego, coordinador de la Estrategia 4.0, comentó que el principal reto de la iniciativa 4.0 es hacerla incluyente, es decir, que las empresas independientemente de su sector o tamaño se sumen a la cuarta revolución industrial.


”Estamos invitando a las academias, a los diferentes sectores de gobierno, a las empresas, pero sobre todo a la sociedad en general, pues esta iniciativa, la cual es liderada por la industria y es fuertemente apoyada por el Gobierno del Estado, es de la sociedad para la sociedad”, señaló en entrevista Tijerina-Priego.


Respecto a cómo es que el Gobierno estatal está apoyando a las empresas, el coordinador de la Estrategia 4.0, aclaró que “actualmente el Estado está facilitando el trabajo de la iniciativa a través de programas de apoyo e incentivos”.

 

PLATAFORMA MANUFACTURERA


El director general del Clúster Automotriz (CLAUT), Manuel Montoya, declaró que “actualmente en México tenemos una plataforma de manufactura muy importante y esto es muy claro en el sector automotriz”.


Además, Montoya añadió que la manufactura se ha ido modificando al paso de los años en todo México, pero sobre todo en Nuevo León, en donde aclaró, la mano de obra es de calidad.


Respecto a la cuarta revolución industrial, el director del CLAUT comentó que “hay empresas que ya cuentan con una estrategia de ir integrando plataformas tecnológicas; sin embargo, lo que estamos tratando es conjuntar las necesidades comunes y darles seguimiento, por ejemplo, uno de los temas más importantes es el uso del big data”.


“Además, al igual que big data hay otras tecnologías en las cuales nos gustaría irnos sumergiendo, como por ejemplo lo es la manufactura aditiva, la cual brinda grandes oportunidades de desarrollo”, señaló Montoya.


Por último, el director del Clúster Automotriz de Nuevo León dijo en entrevista para México Industry que el reto más importante que tiene el Estado en esta cuarta revolución industrial es que las nuevas tecnologías sean desarrolladas en la entidad para así evitar que las empresas compren innovación extranjera.

 

LA UANL SE SUMA A LA INICIATIVA


La cuarta revolución industrial es una realidad y para unirse a esta transformación tecnológica, la Universidad Autónoma de Nuevo León se declaró lista para iniciar la reconversión de su oferta educativa, que responda a las necesidades futuras.


El rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Rogelio Garza Rivera, anunció la iniciativa UANL 4.0, que integrará una serie de acciones institucionales sobre la conversión y modernización industrial.


“Buscamos estar preparados para tener una participación activa y obtener mayores ventajas de esta cuarta revolución industrial, como lo relacionado con la disminución de costos, mayor eficiencia en el uso de los recursos, y en el uso de la tecnología de la información y comunicación, en beneficio a la comunidad”, aseguró Garza Rivera.


Como una de las primeras acciones, el próximo año la UANL lanzará el programa curricular de la especialización en la Industria Inteligente 4.0, mismo que está en proceso de diseño con apoyo de la industria y el gobierno.

 

PRINCIPALES RETOS


Para el vicepresidente de operaciones y presidente del Clelac, Eduardo Elizondo, dijo que entre los principales retos que tiene el Estado en la industria 4.0 es el involucramiento de varios sectores estratégicos como el automotriz, biotecnología, TI, medios, agroalimentarios, nanotecnología, educación, vivienda, electrodomésticos, energía, salud, turismo y aeroespacial.


“La industria 4.0 es una de las mayores revoluciones industriales de la historia. Esta industria está transformando los sistemas tradicionales de producción, creando nuevos modelos de negocios y generando nuevas bases de competencias”, puntualizó.