Trans-Matic es una compañía estadounidense con base en Holland Michigan, fundada en 1960 por Pat Thompson, quien trabajaba en el sector metal-mecánico en el área de Chicago y decidió crear su propio negocio y mudarse a Holland, Michigan.


“Es la historia del sueño emprendedor de Pat Thompson, iniciando con un pequeño taller hasta lo que es hoy: una compañía con operaciones en China, dos plantas en Estados Unidos y esta planta en México, ubicada en Santa Catarina, Nuevo León, que arrancó en 2016.”, indicó Javier Gallegos Miranda, gerente general de Trans-Matic México.
El giro de la empresa es metal-mecánico, elabora piezas por estampado profundo de alta precisión y cuenta con una gran proporción de partes que van dirigidas hacia el tema de sensores de oxígeno y de temperatura, así como aplicaciones de aire acondicionado, enviadas a empresas como DENSO, EMERSON y Robert Bosch.
La planta exporta cerca del 35% de la producción y el resto se queda en el país. Actualmente, estampan cerca de 200,000 piezas al día y más de tres y medio millones de piezas mensuales, incrementando su producción en un 45% desde su arranque.


“A partir de un boceto de ingeniería de un cliente hacemos el diseño de toda la transformación del proceso, empezamos un corte y a partir de ciertos pasos de estampado se van generando algunas deformaciones hasta llegar al producto final”, explicó Gallegos.
Entre los insumos que utiliza para su producción destacan acero inoxidable, aluminio y metales rojos como cobre y latón. Los principales proveedores son de Estados Unidos y Japón, aunque también cuentan con algunos proveedores locales.
Trans-Matic cuenta con una planta de 74,000 pies cuadrados en los que operan hasta ahora 57 empleados en dos turnos seis días a la semana y espera expandirse en los próximos cinco años.


Sobre la capacitación del personal, el gerente mencionó que se les dan entrenamientos particulares, pero en el caso del personal operativo cuentan con la posición de “Toolmaker”, en la cual están replicando un sistema de entrenamiento de Holland, en el que cuentan con gente que tiene cierto conocimiento técnico dedicada a aprender, dándole también una capacitación constante.


“En cuanto al cierre del año 2018 puedo mencionar que fue un año de crecimiento, aunque no tan alto por el entorno político. Para este año vemos un nivel de crecimiento muy bueno y empezaremos un par de proyectos con Robert Bosch y algunos otros que aún están por definirse. En 2018 hicimos la elevación del ISO9001 versión 2015 y este año pasamos la auditoría para la certificación IATF 16949, la cual nos fue entregada en marzo”, añadió.


Finalmente, Gallegos señaló que Trans-Matic está buscando hacer el trabajo para llegar al ISO14000, pues tienen una operación de lavado de piezas y están trabajando en el tema del tratamiento de agua, pues quieren utilizar menos e instalar una planta purificadora que les ayude a evitar el tema de la contención del agua a manera especial.
“Trans-Matic está buscando hacerse de un nombre aquí en México. Tenemos una gran oportunidad de negocio y creo que somos una buena opción para otras empresas dentro de la industria automotriz”, concluyó