Plastek Group, es una empresa de capital estadounidense dedicada principalmente a brindar servicios de transformación para la industria del plástico, con el fin de aportar solución a las necesidades de empaque de diversos productores de la industria.

 

“Nos orientamos  en resolver y atender necesidades de empaque, e incluso de diseñar el envase cuando el cliente lo requiere, llevamos a cabo la fabricación del molde, su producción y la entrega final hasta sus  instalaciones”, explicó Carlos Alberto González, gerente general de Plastek Group México.

 

La empresa, originalmente establecida en la Ciudad de México, inició actividades en el año de 1965, contando con capital 100% mexicano: para 2006, se abre la primera planta en Querétaro para posteriormente en 2010 transladar todos los equipos y cerrar la matriz ubicada en la capital del país. No obstante, la empresa pasaría a ser de capital estadounidense cuando fue comprada por Plastek Group en 2015.

 

En total el grupo cuenta con nueve plantas, cinco ubicadas en los Estados Unidos, de las cuales dos se dedican a la fabricación y diseño de moldes, y el resto lleva a cabo la transformación de plásticos, en el Estado de Querétaro representando a México se encuentran dos más, y por ultimo una en Reino Unido y  Brasil, donde ofrecen servicio de soplado además de inyección de plástico.

 

“Actualmente contamos con dos plantas, la principal con  una superficie total de 10,000  de los cuales, la mitad son activos directos dedicados a la producción, la segunda cuenta con 4,000m², destinando 2,500m² al área productiva”, comentó Carlos González.

 

En cuanto a su producción, la empresa presenta una gran demanda, llegando a fabricar 2,300 millones de piezas al año, consumiendo al mes 600 toneladas de plástico, transformando así 700 mil toneladas de plástico al año.

 

“Directamente estamos exportando entre 20 y 25% de la producción, es variable respecto al año, aunque indirectamente estamos exportando como un 60% ya que  algunos de nuestros clientes  aquí en México, envasan y el producto acaba en otro país”, refirió Carlos Alberto González.

 

Ninguna empresa se desempeña sin un capital humano especializado, por ello, la planta cuenta con cuatro turnos para laborar las 24 horas, los siete días de la semana y así satisfacer la demanda que requiere el mercado. Adicionalmente, Plastek Group cuenta con sus propios programas de capacitación y superación, mediante  los cuales se motiva a los colaboradores a terminar su educación preparatoria.

 

Por otra parte, el futuro se visualiza ambicioso para Plastek Group ya que han emprendido planes de automatización y tienen contemplado abrir otra planta para el 2019 y así obtener una área de crecimiento para los próximos cinco o diez años.

 

En suma otro de los proyectos de la compañía es obtener la certificación ISO 22000, con el fin de ofrecer sus servicios a clientes potenciales del sector alimenticio.