Con una inverisón superior a los 130 millones de pesos, la compañía de capital alemán Siemens, puso en marcha su nueva línea de producción de Centros de Control de Motores de Baja Tensión, lo que obedece la ampliación de sus operaciones dentro de su planta ubicado en el Fraccionamiento Industrial Balvanera.

 

La nueva línea de producción está dedicada a la fabricación de tableros de baja tensión de última tecnología, los cuales estarán dirigidos al mercado internacional, es decir, 70% de su producción se exportará a Estados Unidos, 10% a otras regiones del mundo como Sudamérica y Asia; y el tan solo el 20% para el mercado nacional.

 

En la ceremonia de inauguración estuvo presente la CEO de Siemens México y Centroamérica, Louise Koopman Goeser, quien informó que con la apertura de esta nueva línea de producción, Siemens refrenda su compromiso con el desarrollo del sector manufacturero de México.

 

“Con esta nueva inversión y la puesta en marcha de esta nueva línea de producción, la fábrica de Siemens Balvanera tiene como objetivo incrementar su producción 110% y lograr el incremento de sus ingresos en hasta un 30%”, informó Louise Koopman.

 

Agregó que la fábrica de Balvanera en Querétaro, incrementará su producción de equipos de alta tecnología que ofrecen seguridad, eficiencia y digitalización, para un control óptimo de las plantas automatizadas de alto rendimiento de las principales industrias del país como la energética, la minera, alimentos y bebidas, y automotriz.


Destacó que con la apertura de las dos nuevas líneas de producción se generará 240 nuevos empleos en Querétaro, 50% de ingenieros recién graduados; mismos que se sumarán a la fuerza laboral actual que es superior a los 500 empleos.

 

Por su parte, Alejandro Preinfalk, vicepresidente de Energy Management, Building Technologies and Mobility de Siemens México y Centroamérica, comentó en entrevista que los tableros de la nueva línea de producción irán dirigidos al sector industrial de giros de alimentos y bebidas, minería, petroleo y gas, plantas automotrices, aeroespaciales.

 

“Son equipos que sirven para automatizar procesos, para mover y controlar motores, líneas de producción o bandas transportadoras o grúas. Son los cerebros que están controlando la producción, energizando los diferentes ciclos del proceso. Son los equipos que controlan la producción ya que estos Centros de Control de Motores tienen la inteligencia para hacer un proceso más autommatizado”, explicó Alejandro Preinfalk.

 

Indicó que actualmente se realizan 7,000 gabinetes, pero con la nueva línea se espera llegar a las 14,000 unidades en los próximos seis meses.

 

Siemens tiene más de 120 años de presencia en México, con plantas de manufactura en Monterrey, Ciudad Juárez, Guadalajara, Ciudad de México, Guanajuato y Querétaro. Con esta ampliación de operaciones, consolida su líderazgo del sector energético en México, ya que, de acuerdo a estimaciones de la empresa, la mitad de la energía eléctrica que se distribuye en nuestro país pasa por equipos Siemens y el 25% de la generación eléctrica se hace con equipo Siemens.

 

Actualmente, la planta Balvanera cuenta con ventas anuales de 1,500 millones de pesos y la producción de equipos eléctricos de esta fábrica, en su mayoría es exportada a otras regiones, teniendo la meta de incrementar en 61% el volumen de compra local.

 

Como invitado de honor se contó con la presencia del gobernador del Estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién; el secretario de Desarrollo Sustentable, Marco Antonio Del Prete y el presidente municipal de Corregidora, Mauricio Kuri González.