Desarrollarán ingeniería de clase mundial contando con equipos únicos en Latinoamérica para atender a la industria

 

Con una inversión estimada de 13.5 millones de dólares, se anunció la apertura del Consorcio de Manufactura Aditiva, a través del cual empresarios de todo el país tendrán acceso por primera vez en Latinoamérica a la técnica de ‘Electron Beam Melting’, contando con tres máquinas de este tipo, las cuales poseen la capacidad de fabricar piezas a alta velocidad con características interesantes para el ámbito industrial, impulsando no solo su uso, sino también la capacitación de personal especializado para su operación.

 

El proyecto se llevó a cabo a través de una gestión del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) ante el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) trabajando en conjunto con Gobierno del Estado, el Centro de Tecnología Avanzada (Ciateq) y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav) quienes decidieron presentar una iniciativa estatal para crear lo que denominan como el primer Consorcio Latinoamericano de triple hélice Academia-Gobierno-Industrial de Manufactura Aditiva.

 

“Buscamos potenciar sectores tecnológicos maduros para transferir ese conocimiento a la industria. Por esta razón, se tomó la iniciativa de crear el Consorcio de Manufactura Aditiva integrado a través de una motivación académico-industrial con la finalidad de poner un conjunto de tecnologías relativamente novedosas, en el ámbito de la manufactura aditiva en México, al servicio de los sectores más importantes del país que incluirían al aeronáutico, automotriz, metal-mecánico y dispositivos médicos”. Declaró en entrevista para Mexico Industry Juan Manuel Alvarado Orozco, Director del Departamento de Ingenierías de Superficies y Manufactura Aditiva del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi), y Gerente del Consorcio de Manufactura Aditiva.

 

“Debido a que los equipos para desarrollar este tipo de tecnología requieren de una fuerte inversión, en México no se han logrado integrar completamente estas técnicas en la industria manufacturera; adicionalmente, los precios de mantenimiento y operación son altos. Por ejemplo, si una empresa requiere hacer una pieza de 1x1 centímetro en una máquina convencional de lecho de polvo de ‘Direct Metal Laser Melting’ (DMLM), tan solo para una primera prueba se necesitan mínimo 10 kilos de polvo con un costo aproximado de 50 mil pesos; de los cuales menos de la cuarta parte de la inversión se verá reflejada en la pieza”. Mencionó Diego Germán Espinosa Arbeláez, Gerente de Recubrimientos y Aleaciones en lDepartamento de Ingenierías de Superficies y Manufactura Aditiva del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) en la ciudad de Querétaro.

 

Cabe resaltar que los consorcios son una estrategia impulsada por los Centros Públicos de Investigación (CPI) del Conacyt para resolver problemas y generar innovaciones en favor de diversos sectores sociales y económicos del País. Hasta este año solamente existían consorcios de primera generación, los cuales son conformados por CPI Conacyt y otros centros de investigación especializados del país.

 

Actualmente, se inició la creación de consorcios de segunda generación, diseñados para atender temáticas específicas a través de una iniciativa que una los intereses de la academia, gobierno y la industria. La manufactura aditiva al ser una tecnología transversal, incluye diversos sectores y empresas dedicadas a la manufactura; esta tecnología, es una excusa más para que centros de investigación y desarrollo impulsen el crecimiento industrial mediante la generación de productos de alto valor científico-tecnológico.

 

“El sector aeronáutico ha adoptado la inclusión de tecnologías de manufactura aditiva como parte de sus sistemas productivos para la reducción de la cadena de proveeduría. Debido a que en este sector se requiere una cantidad elevada de componentes de alto valor tecnológico, donde el costo de la cadena de suministro llega a ser muy relevante para su crecimiento”. comentó Juan Manuel Alvarado Orozco.

 

OFRECERÁN A INDUSTRIALES EQUIPOS DE PRIMERA TECNOLOGÍA

 

Este proyecto implica dos etapas, dentro de las cuales se estará trabajando en la infraestructura física, tecnologías de impresión, equipos periféricos, así como espacios colaborativos y de formación de capital humano. Además será un entorno para que inversionistas puedan potenciar la creación de nuevas empresas mexicanas.

 

Una de las tecnologías instaladas en el consorcio que llega por primera vez a Latinoamérica, tiene que ver con la impresión de cama de polvos asistida por haz de electrones; la cual es una tecnología especializada con aplicaciones principalmente el sector biomédico y aeroespacial. Sin embargo, el consorcio contará con otras tecnologías aditivas de última generación como la manufactura aditiva asistida por láser y de impresión asistida por la inyección de aglutinante ‘binder jetting technology’.

 

“El equipo de prensado isostático en caliente (HIP, de sus siglas en inglés) será el segundo en el país y el primero operando en México. La inclusión de la manufactura aditiva y el pos-procesamiento por HIP, en conjunto con la idea de generar polvos metálicos por atomización en México, serán tres tecnologías innovadoras que tendrán disponibles en el consorcio”, señaló Juan Manuel Alvarado Orozco.

 

Se contará con cinco equipos de impresión de metales, impresoras de camas de polvo asistidas por haz de electrones, láser o aglutinante; además de otras tecnologías de manufactura aditiva que ya se encuentran instaladas en Cidesi, como celdas robóticas de láser cladding, de soldadura pulsada y 20 equipos de post-procesamiento que van desde hornos con temperatura, presión y atmósfera controlada, hasta equipos de caracterización y post-tratamientos complementarios.

 

COLABORACIONES CON DIVERSOS SECTORES

 

Actualmente, el consorcio ya se encuentra desarrollando nuevas tecnologías con diversas empresas privadas y públicas entre los que se encuentran proyectos específicos con Caterpillar, GE Aviation y Siemens sobre todo en la manufactura de polvos.

 

Verónica Méndez Magaña, encargada de Relaciones Gubernamentales y Desarrollo de Negocios en GE Adittive, declaró: “General Electric está en la búsqueda de desarrollar el uso de la manufactura aditiva; el valor principal que vemos en esta relación es el conocimiento y experiencia de Cidesi; buscamos tener presencia a través del consorcio en Querétaro para proveer acceso a la adopción de la manufactura aditiva en Latinoamérica. Actualmente estamos trabajando en el desarrollo de metodologías de solución para recuperación de álabes; es importante mencionar que es la primera vez que GE Adittive participa en un proyecto de esta magnitud en México, al final del día es parte de la competitividad, es un diferenciador para decidir a dónde se mandan los proyectos”.

 

Juan Manuel Alvarado Orozco, gerente del Consorcio de Manufactura Aditiva, dijo “hoy en día somos once investigadores y cinco técnicos especializados en diferentes áreas de la manufactura aditiva, así como personal administrativo. Tenemos convenios con diversos centros de investigación y universidades nacionales e internacionales. Tenemos la capacidad para apoyar el desarrollo de un proceso y/o la incorporación de una tecnología específica en una línea de producción y tenemos la encomienda de servir a la región y a este país”