Kern-Liebers es una empresa de capital alemán que nace en 1888, pero con presencia en México desde hace más de 40 años para contribuir a diversos mercados desde el electrodoméstico, industria médica y en el caso específico de Querétaro para el sector automotriz.

 

“Producimos principalmente muelles para la industria automotriz, pero también para la industria de línea blanca, resortes, muelles de precisión, compresión y térmicamente tratados, ese es principalmente nuestro enfoque y actualmente estamos estableciendo manufactura de compuesto de plástico con metal aquí en México, esa será la nueva tecnología que estamos lanzando actualmente”, refirió Timm Jenisch, director general de Kern-Liebers México.

 

En 2006 la empresa inauguró en Querétaro su primera planta de 12,000 m² dedicada a estampados y troquelados, para nueve años después celebrar la apertura de una segunda planta de 10,000 m² especializada en la fabricación de resortes.

 

“La decisión de elegir Querétaro se hizo hace algunos años, principalmente fue por su ubicación geográfica, estamos en la parte central de México, en la región del Bajío, donde esperamos tener un gran crecimiento en el sector automotriz”, explicó el director de Kern-Liebers México.

 

En cuanto a materia prima, la compañía se apoya principalmente de proveedores locales en un mayor porcentaje e importa materiales especializados de Europa, Asia y Sudamérica.

 

La compañía administra sus propios proyectos y cuenta con un departamento de diseño en el área de ingeniería para las especificaciones del cliente y adicionalmente en sus múltiples procesos como estampado, ensamblaje, fineblanking, “spring making” winding. Kern-Liebers usa diferentes tecnologías como la multi slide de la cual es pionero en el país.

 

“Manejamos diferentes tecnologías, pero me gustaría hacer hincapié en nuestra tecnología térmica, ya que es en la que estamos obteniendo una muy buena respuesta en el mercado mexicano, actualmente tenemos dos tecnologías que ofrecemos en el mercado, que son nitruración y nitro carburación”, destacó Timm Jenisch.

 

El gran éxito de la empresa se encuentra en su gente, Kern-Liebers cuenta con más de 7,000 colaboradores distribuidos en 50 plantas alrededor del mundo, específicamente en Querétaro, las dos plantas están conformadas por 500 empleados, además de 15 estudiantes que forman parte del modelo dual que ofrece la empresa con la Escuela Técnica de Kern-Liebers.

 

Por parte de sus clientes, cuenta con un amplio portafolio de renombradas compañías tier 1 principalmente de la industria automotriz. La empresa posee un gran compromiso ofreciendo gran calidad en la elaboración de cada pieza y al contar con laboratorios de metrología y calidad, al igual que certificaciones como ISO 14001 y el nuevo estándar de IATF 6949.

 

Entre sus planes a futuros, la empresa está preparándose para atraer nueva maquinaria en inyección de plástico.

 

“Queremos crecer, el mercado local en México está incrementando, por lo tanto estamos participando en este desarrollo, es seguramente un objetivo que tenemos como empresa, en una perspectiva de tamaño, pero también queremos  evolucionar en tecnología, proporcionar más capacitación y  más conocimiento en la tecnología que ofrecemos a nuestros clientes”.