En el 2017 el Estado se consolidó como uno de los principales destinos de inversión en el país

 

Querétaro siguió demostrando ser un estado confiable ante el panorama con el que se arrancó el 2017, como la renegociación del TLCAN, el incremento en el precio de los combustibles y todas las afectaciones climatológicas y naturales que afectaron al país.

 

El desarrollo del Estado continuó por buen rumbo para seguir generando oportunidades para los más dos millones de habitantes con una población económicamente activa de 824,000 personas. Querétaro ha crecido de una manera sostenida en los últimos cinco años, siendo referente nacional como la entidad federativa que más crece.

 

Con una industria sólida y creciente, la inversiones extranjeras son un reflejo de que los capitales internacionales continúan apostando por Querétaro. Durante el 2017 al corte del tercer trimestre, la Inversión Extranjera Directa (IED) se mantuvo en cifras superiores a los 880 millones de dólares; monto que rompió los paradigmas, ya que Estados Unidos se mantuvo como el principal inversionista del Estado con 309 millones de dólares.

 

Sin embargo, Alemania con un gran repunte en su punto de inversión es el segundo con 309.2 millones de dólares y de igual manera en su número de empresas, sumando 188; seguidos de Canadá y  España con 104.9 millones de dólares y 66.4 millones de dólares, respectivamente.

 

“La última cifra que tenemos, el comparativo con el tercer trimestre del 2016 contra el tercer trimestre del 2017, muestra que Querétaro recibió 880 millones de dólares y en el mismo periodo del año anterior fueron 779 millones de dólares aproximadamente, eso es un crecimiento de alrededor de 1% con respecto al año anterior, aunque falta considerar el último trimestre de este 2017”, comentó Marco Antonio Del Prete, titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Estado.

 

A través de la Dirección de Fomento Industrial de la Sedesu se concretaron 56 proyectos de inversión, lo que representó 14,152 millones de pesos de inversión potencial, que en comparación con el 2016, prácticamente se duplicaron los proyectos.

 

“En el 2016 fueron 34 proyectos aproximadamente y ahora 56, lo que generó 14,152 millones de pesos de inversión potencial y una posible generación de 11,355 nuevos empleos”, indicó Marco Del Prete.

 

Indicó que fueron 21 proyectos automotrices, cuatro centros de investigación, nueve aeronáuticos, dos metalmecánicos, tres de tecnologías de información y  17 que pertenecen a otros rubros más dispersos. “De los proyectos que concretamos la mayoría tiene que ver con Estados Unidos, Canadá y Alemania, seguidos por México y Japón”, agregó el titular de la Sedesu, quien añadió que la mayoría de estos proyectos se están estableciendo en los municipios de Querétaro y El Marqués. (Ver infografía)

 

Con lo anterior, se reafirma que Querétaro es uno de los de mayor dinamismo en México, ya que su crecimiento económico es superior a la media nacional. Cabe recordar que de acuerdo con el INEGI, las últimas cifras indican que el Estado presentó un crecimiento del 7.7% en 2015, en su Producto Interno Bruto (PIB). El PIB estatal en ese año ascendió a 314,978.9 millones de pesos, cifra que significó una participación del 2.3% del PIB nacional. Ese mismo año, el PIB per cápita (relación entre el PIB y el número de habitantes) de la entidad alcanzó 198,129 pesos anuales, un 34.5% por encima de la media del país.

 

De acuerdo a los últimos indicadores presentados por el Gobierno Estatal, la industria manufacturera proporcionó el 64.7% del PIB del sector secundario, y este último aportó el 44.9% del PIB Estatal. Es decir, que el sector secundario, obtuvo un crecimiento del 9.7% en los últimos años.

 

“El Producto Interno Bruto se mantuvo balanceado, aumentaron las manufacturas al 30%, es uno de los rubros que creció”, aseguró el titular de Sedesu.

 

Sin duda, la industria manufacturera es el alma de la economía queretana, de ella dependen al menos 231,289 empleos directos en Querétaro. Este sector comprende el 64.7% del PIB generado por el sector secundario, siendo las principales industrias: la fabricación de equipo de transporte, la alimentaria, la química, el papel, la eléctrica, la electrónica, y el plástico y el hule.

 

Al termino del 2017, se contabilizaron 45 parques o zonas industriales en el Estado, la mayoría cuentan con varios años trabajando, otros son de reciente creación y otros más se encuentran en proceso de desarrollo. Estos están distribuidos de la siguiente manera: 19 en el municipio de El Marqués, 11 en Querétaro, 5 en Colón, 4 en Corregidora, 4 en San Juan del Río, 1 en Huimilpán y 1 en Cadereyta. (Ver infografía 2)

 

 

Uno de los proyectos de parques industriales más ambiciosos es el recién anunciado Advance Technology Querétaro (ATeQ) en el que operarán empresas tecnológicas bajo el esquema de la Industria 4.0. con una inversión de 620 millones de pesos para su construcción.

 

“Presentamos el Parque de Alta Tecnología de Querétaro, el cual cuenta con 103 hectáreas que a su vez tendrán 41 lotes disponibles y más de 805,700 m2 rentables que de alguna manera también servirán de acceso a las instalaciones de la Fuerza Aérea Mexicana que estarán localizadas en la zona sur del aeropuerto”, señaló Marcos Del Prete.

 

Querétaro reconocido a nivel mundial

 

Es bien sabido que en la industria aeronáutica de Querétaro conserva el quinto lugar a nivel mundial en atracción de inversión. Por esto y más, calificadoras de renombre como Moody’s Investors que analiza las entidades comerciales y gubernamentales, califica al Estado con un nivel de inversión superior al de la mayoría de los municipios en México (Aa1.mx y Baa1-escalas nacional y global).

 

Por otra parte, de nueva cuenta Standard and Poor’s (S&P), empresa estadounidense de servicios financieros, calificó positivamente a Querétaro por su capacidad crediticia, reconociendo a las finanzas de la entidad como las mejores planeadas; el Estado es el primero en el país en obtener una calificación por inversión.

 

Mientras que la firma internacional KPMG publicó un estudio en donde coloca a Querétaro como el número uno para las inversiones de las empresas, seguido por Jalisco y Nuevo León.

 

Además, hace unos meses el Estado obtuvo la tercera posición en el ranking Estados Mexicanos del Futuro 2016-2017, emitido por fDi Intelligence del Financial Times. De igual manera, la ciudad de Querétaro fue rankeada en el segundo lugar como “la más amistosa en América para hacer negocios” y “ciudad de futuro en Latinoamérica”. En este estudio destacan la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto, considerada la más alta en la nación, así como la experiencia y los resultados obtenidos por la atracción de importantes inversiones.

 

Clusterización, clave del éxito

Gracias al trabajo en conjunto de la triple hélice, conformada por las empresas, el Gobierno y la academia, Querétaro ha tenido un rumbo fijo encaminado al desarrollo de los sectores productivos a través de los clústeres.

En la entidad existen seis clústeres: aeronáutico, automotriz, biotecnología, tecnologías de la información y el médico. La conformación de estos obedece a la llegada de empresas de dichos sectores por la necesidad de fijar un mismo rumbo de trabajo para que entre ellos contribuyan a incrementar su productividad y consolidar el desarrollo económico del Estado.

 

A partir del 2006 los clústeres comenzaron a tener forma en el Estado, iniciando con el de TI, hoy denominado Vórtice IT Clúster; posteriormente en el año 2012 se crearon: Aeroclúster de Querétaro A.C y Clúster Biotq, A.C. (el clúster de biotecnología); más tarde, en el 2013 se constituyó el Clúster Automotriz de Querétaro, A.C.; en el 2014 el Clúster Médico de Querétaro, A.C. y el de más reciente creación, el Clúster de Plásticos de Querétaro, A.C. conformado en 2017. Todos ellos son integrados por empresas del sector, universidades, centros de desarrollo tecnológico e instituciones gubernamentales.

 

“A través de la Dirección de Desarrollo Empresarial se generó valor a las empresas del Estado por medio de capacitación a diversos clústeres. Prácticamente, esta dirección se encarga de la relación con los clústeres y la vinculación entre las empresas”, finalizó Marcos Del Prete.