La empresa Sika abrió una nueva planta de manufactura, la cual está ubicada en el estado de Querétaro.

La fábrica que incluye un centro de logística integrado, fabricará y suministrará localmente la gama completa de tratamientos acústicos y productos del cuerpo estructural para el creciente número de fabricantes de equipo original (OEM, por sus siglas en inglés), ensambladoras y comercializadoras de componentes en el país.  

De acuerdo con información de la empresa, la subsidiaria mexicana de Faist ChemTec, adquirida por Sika a principios del 2018, también se integrará a las nuevas instalaciones.

Al respecto, Thomas Hasler, jefe de la sección de industrias en Sika, dijo que la nueva planta de Querétaro, se encuentra estratégicamente ubicada en medio de la red de clientes que apoyan en México.  

“Esto quiere decir que estamos cerca de las diferentes instalaciones fabricantes de componentes y vehículos establecidas en México, así como de las nuevas plantas en funcionamiento.  A medida que el mercado crece, nosotros también, añadiendo valor y apoyo para nuestros clientes de forma constante”, explicó.  

Además, dijo que este complejo de producción también alberga una de sus plantas de fabricación de materiales más grande, que proporciona la ventaja añadida de una red de logística e infraestructura compartida.


MERCADO MEXICANO

Sika dio a conocer que el mercado automotriz mexicano ha crecido 25% en los últimos cuatro años.  

Este crecimiento –añadió- ha sido dirigido por un número importante de agentes principales dentro del mercado OEM que están invirtiendo para incrementar la capacidad de producción.  

“México es uno de los principales centros de fabricación automotriz y pronto se convertirá en el sexto fabricante de automóviles más grande del mundo, alcanzando a Corea del Sur”, destacó.


MEGA-TENDENCIAS

Las mega-tendencias en fabricación de vehículos y la demanda de sustentabilidad para reducir emisiones, lleva a una necesidad de sistemas de unión de alta resistencia que produce vehículos más ligeros, fuertes, seguros, silenciosos y más amigables con el medioambiente.

Por ello, actualmente, más de 50 millones de los vehículos fabricados en el mundo, se construyen cada año utilizando adhesivos Sika, sistemas de refuerzo y tratamientos acústicos.  

Las tecnologías de alto rendimiento SikaBaffle, SikaDamp y SikaReinforcer de la compañía, se utilizan ampliamente en el proceso de ensamble del vehículo para sellado acústico y aplicaciones de amortiguación para reducir los niveles de ruido aerotransportados y de estructura en vehículos, y para reforzar estructuralmente el chasis y los componentes de la carrocería del vehículo para mayor resistencia en caso de accidente.