La compañía de capital canadiense AZ Potosina Plastics se instaló en San Luis Potosí en el año 2005, la fabricación de piezas funcionales o de apariencia inició con dos máquinas de doble disparo, y tenían una capacidad de 260 toneladas.

Tal ha sido el crecimiento de la empresa dedicada a la inyección por moldeo de plásticos de ingeniería de alto desempeño y recubrimientos decorativos que actualmente, en la planta de 11,000 metros cuadrados, están instaladas 19 máquinas automatizadas, cuentan con molinos a pie de máquina y termorreguladores para mantener los procesos con los estandáres de calidad, y su capacidad de producción llega a las 460 toneladas.

“Producimos inyección sencilla, co-inyección y moldeamos partes con insertos, hemos tratado de automatizar nuestras máquinas, muchas de ellas tienen robot”, señaló Juan Pablo Guerra, director comercial AZ Potosina Plastics.

Las resinas con las que trabajan para sus clientes de los sectores automotriz, línea blanca y cuidado personal son los plásticos de ingeniería como nylon, nylon con fibra de vidrio, PBT, ABS, polipropileno y TPU, entre otras, así como, aleaciones comerciales que requieran las empresas.

“Los insumos son de proveeduría local para tener una mejor respuesta a nuestros clientes y las piezas de apariencia o funcionales que producimos al día son 1,350,000”, compartió.

En cuanto a la mano de obra, Juan Pablo Guerra comentó que cuentan con 75 empleados, a quienes les crean un sentido de pertenencia desde el primer día que ingresan a colaborar en la empresa, además, reciben capacitación constante, sobre todo, en las áreas de mantenimiento, calidad e inyección de procesos.

“Es un gran momento para la mano de obra mexicana, nos comparaban mucho con China, pero creo que nosotros ya estamos perfectamente bien calificados para hacer cualquier tipo de piezas, desde inyecciones de plástico, hasta estampados, maquinados, entre otras, ha crecido mucho la industria en México”, expresó.

Es una empresa certificada en ISO 9001:2008, avalada por la Agencia para la Certificación de la Calidad y el Medio Ambiente (ACCM), con la AIAG y en septiembre de este año recibieron la certificación IATF 16949:2016.

En el 2017 incrementaron las ventas de la compañía en un 35 por ciento, en este año aumentó un 32 por ciento, además de su cartera de clientes, y en el 2019 tendrán una proyección de un incremento del 40 por ciento.

“La división de negocio ha cambiado, antes el 80 por ciento de nuestros productos eran para línea blanca, estamos buscando que en el 2019 tengamos las ventas un 30 por ciento en línea blanca, 30 por ciento en cuidado personal y 30 por ciento en el sector automotriz para crecer nuestros mercados”, externó.

Para finalizar, el director comercial AZ Potosina Plastics dijo que van a trabajar para innovar en el área de acabados, además, de que están pensando instalar la planta de PBD, que es una nave ecológica, la cual los ayudará a tener el acabado metalizado en recubrimientos de plásticos.

“Actualmente, tenemos disponibilidad para 30 máquinas, y una copia espejo en un futuro que podría llegar a una instalación de 60 máquinas, proyecto que tenemos planteado a partir del 2020”, concluyó.