Bosch empezó a operar en Aguascalientes en el 2004, debido a que era uno de los puntos más estratégicos geográficamente para que pudieran tener una mayor cercanía a sus clientes.

 

En la planta localizada en el Estado hidrocálido, son los primeros en fabricar los frenos automatizados “iBooster Generación 2”, el cual empezó a industrializarse en el 2018; además, se manufacturan sistemas de antibloqueo de frenos (ABS G9) y sistemas de estabilidad (ESP), los cuales fueron inventados por Bosch desde los años 70, estos productos han logrado su objetivo principal que es el salvar una infinidad de vidas en las carreteras.

 

“Tenemos los frenos convencionales que son los que se han usado desde la década de los 70 y hasta la fecha siguen estando vigentes porque es un sistema muy confiable, con el tema de la movilidad y la conducción autónoma surge el nuevo producto que, por cierto, somos pioneros, el iBooster”, destacó Orlando Ramírez, gerente de planta Bosch Aguascalientes.

 

El iBooster es un freno pensado para los nuevos vehículos como el Tesla, Audi o BMW, ya que es totalmente electrónico mecánico, aunque tiene motores es controlado 100% por un Electronic Control Unit o Engine Control Unit, (ECU), mejor conocida como computadora automotriz, de esta forma puede recibir actualizaciones de software en línea desde el vehículo, en caso que surja alguna mejora por hacer,  hay un ‘patch’ que lo manda al freno por lo que se actualiza y se corrige el problema.

 

“Estos frenos son 100% configurables, se puede cambiar el pedal, la sensación del mismo, más agresiva, deportiva o suave, depende del vehículo, actualmente ya lo estamos fabricando desde el año pasado, se utiliza tanto en coches futurista como un Tesla hasta en una CR- V de Honda, cada vez está permeando más”, agregó Orlando Ramírez.

 

El país mexicano poco a poco ha ido adaptando la automatización en autos, misma que en otros países ya se ha implementado, tal es el caso de Alemania, que lleva a cabo la conducción totalmente autónoma, cuando en México va en el nivel uno.

 

Algunos automóviles que cuentan con una cámara que detecta si el carro disminuye la velocidad puede mandar la señal al ESP o al iBooster, de esta forma el carro frena, no es un manejo independiente en su totalidad porque se toma el volante; sin embargo, ya no hay necesidad de usar los pies.

 

“Volkmar Denner, CEO tiene como propuesta que el 2025, el 90% de los productos Bosch estarán con inteligencia artificial, el motor te va a avisar que ya necesita cambiar aceite y no con el foquito, se van a auto diagnosticar el carro para que mejore tu seguridad”, mencionó Marco Quero, gerente de comunicación corporativa de Robert Bosch.

 

LA PLANTA ALEMANA SE DESARROLLA EN AGS

 

Por otra parte, debido a la demanda que han tenido dichos servicios, esta nave ha crecido 13,000 metros cuadrados en áreas de producción, ingeniería y oficinas durante el 2017 y a finales del 2018, llegaron a un total de superficie de 38,000 metros cuadrados en donde se fabrican 8.4 millones de unidades al año.

 

Comenzaron a operar con tan solo 27 personas, hoy en día laboran 1,200 asociados, aunque puede que esto incremente debido a las nuevas tecnologías que están fabricando en las instalaciones, por lo que tienen planeado un crecimiento a mediano plazo de aproximadamente 1,500 personas.

 

Para los directivos es importante el ambiente laboral interno, por lo que cada espacio de sus edificios está diseñados para que los colaboradores se encuentren en un entorno agradable y cómodo, además instalaron una tienda de autoservicio dentro de la fábrica, para la facilidad y seguridad de su capital humano.