Originario de Rincón de Romos, municipio que se encuentra en el norte del Estado hidrocálido, Cuitláhuac Pérez, egresó en 1994 como Ingeniero Mecánico del Instituto Tecnológico de Aguascalientes (ITA), ingresó a trabajar en General Motors Company en Silao, Guanajuato, en donde permaneció durante dos años iniciando como becario y posteriormente pasó por los puestos de técnico, supervisor de producción y terminó en el área de ingeniería en procesos de ensamble de vehículos.

 

Regresó a Aguascalientes para incorporarse a las filas de la empresa Texas Instrument de México, y de la mano de otro grupo de ingenieros fueron los encargados de arrancar la planta, la cual hoy en día es Sensata Tecnologies.

 

Tiempo después se cambió de empresa, en la cual ingresó como gerente de producción y más tarde ascendió como director general.

 

Durante 25 años en su vida laboral ha aprendido de todo, ya que lo formaron técnicamente en sistemas, herramientas de liderazgo, manejo de personal y en el área de finanzas, como resultado de su desempeño, el 9 de febrero del 2006, Cuitláhuac tomó la decisión de arriesgarse y crear su primera empresa Maindsteel, dedicada a la manufactura y comercialización de productos metalmecánicos.

 

A sus 46 años, sigue trabajando por sus sueños, y una de sus mayores metas en el ámbito profesional es transformar la historia de México generando tecnología mexicana para el mercado nacional de todos los sectores, con el fin de que las empresas de la República Mexicana crezcan más competitivas y de esta manera fortalezcan al mercado interno y no dependan de las maquilas del extranjero.

 

“Estamos trabajando actualmente con una gama de vehículos eléctricos, como también en el proceso de desarrollar el primer tractor mexicano, brazos robóticos CNC, hablamos de ese tipo de tecnología donde nos metemos mucho a la industria 4.0 para ayudar a las empresas mexicanas”, mencionó el director general de Maindsteel.

 

Para Cuitláhuac Pérez es muy importante que el valor de la integridad se emplee en su compañía ya que es base fundamental para que las relaciones de negocios se den a largo plazo y sean exitosas. De esta forma, en los últimos 13 años la razón por la cual no tienen una rotación alta, es debido a que reconocen el esfuerzo y trabajo de cada colaborador, por lo que existe confianza y un buen ambiente interno de trabajo.