La compañía del giro metalmecánica realizó su cuarta expansión y para el 2019 presentarán la propuesta para una quinta ampliación

Para cumplir con los requerimientos de sus clientes, EJOTATF Fasteners de México realizó una inversión de 10 millones de dólares para expandir dos de sus procesos: forjado en frío y el proceso de rolado.

La nueva construcción corresponde a la cuarta expansión de la compañía y está conformada por 2,800 metros cuadrados, espacio en el cual se van a instalar máquinas del proceso de forjado y del proceso de rolado.

 

Con ello la compañía ubicada en San Luis Potosí, llega a los 10,000 metros cuadrados.

 

“Actualmente, el número de empleados que conforman la planta en San Luis Potosí es de 170 personas, entre administrativos y operativos, para este año se van a agregar otras 33 personas y  para el 2021 se tiene planeado que el capital humano llegue a las 300 personas”, externó Dionicio Osuna, director de Finanzas de EJOTATF Fasteners de México.

 

En las instalaciones de la planta se producen tornillos forjado en frío para el sector automotriz y para el sector industrial.

 

“Los productos que se van a fabricar son tornillos de patentes nuestras como son Delta PTFDF, Altracs y Altracs Plus, actualmente los suministramos, pero vamos a incrementar volúmenes para los clientes nuevos y los actuales”, expresó Jesús Vásquez, director de Operaciones de EJOTATF Fasteners de México.

 

En el 2018 fabricaron más de 1 billón de piezas, y con este crecimiento se espera que la producción incremente en un 15 por ciento y, para el 2020, tienen contemplado llegar al 25 por ciento.

 

“El 90 por ciento del producto que nosotros fabricamos es para la industria automotriz y un 10 por ciento para productos industriales”, indicó.

 

La compañía de capital alemán-estadounidense está enfocada en los Tier 1 y Tier 2 principalmente las que están ubicadas en los países de Alemania, Asia y en Norteamérica. 

 

Están certificados bajo la norma IATF 16949 y la Norma ISO 1400-2015, sus insumos son locales, el 80 por ciento se encuentran en México y en algunas ocasiones, se apoyan de proveedores de Estados Unidos.

 

“La gran mayoría de los productos se venden en México y también exportamos a Estados Unidos, Europa y Asia, principalmente a China”, señaló Luis de la Llave, director Comercial de EJOTATF Fasteners de México.

 

Con ello para el 2019 y 2020 van a implementar nuevos procesos en la planta, arrancando con un proyecto de manufactura de un componente que nadie fabrica actualmente en México.

 

“Somos los únicos que tenemos esa tecnología para el sector automotriz, además estamos trabajando en la digitalización y automatización, estos son los temas prioritarios para lograr nuevos negocios y el bienestar de nuestros colaboradores”, mencionó Paulo Teixeira, presidente de EJOTATF Fasteners de México y Compañía.

 

Además, en marzo de este año van a presentar un nuevo proyecto: la quinta expansión, con el fin de traer a las instalaciones de San Luis Potosí nuevos procesos con los que actualmente no cuentan, como limpiezas especiales a los productos, entre otros.

 

“Somos uno de los fabricantes más importantes en México, todo el capital humano es mexicano, nuestra fortaleza es el soporte y conocimiento técnico de nuestros corporativos en temas de desarrollo y fabricación”, agregó Jesús Vásquez.

 

ÉXITO DE LA empresa

 

Paulo Teixeira, presidente de EJOTATF Fasteners de México y Compañía, indicó que el éxito de la empresa se debe al capital humano, por lo que desde el 2015 están trabajando en el desarrollo y educación de su personal.

 

“Esta fue una oportunidad para los líderes de estar delante de la gente y expresarles que realmente ellos son importantes para nosotros, tenemos un compromiso de impulsar la innovación y desarrollo tecnológico en nuestra empresa y los colaboradores”, dijo.

 

Detectaron que había una oportunidad de mejora cultural para conseguir buenos resultados en la empresa tanto en los líderes, como en los administrativos y operativos, la cual se ha visto reflejada en la productividad de la planta.

 

“Decidimos implementar las herramientas de lean manufacturing y mejora continua cambiando la cultura de la gente. Empezamos con los líderes de la empresa a desarrollar la visión y misión, y este fue el punto de partida para definir cuáles eran las necesidades para ser mejores”, compartió Paulo Teixeira.

 

¿CÓMO SURGIÓ la empresa EJOTATF FASTENERS DE MÉXICO?

 

La compañía es un ‘Joint Venture’ entre dos empresas importantes en el mercado de elementos de fijación:

 

1. EJOT GmbH & Co. KG originaria de Alemania. Es un grupo de empresas dedicadas al desarollo, producción y venta de fijaciones.

Sus divisiones contienen soluciones en fijaciones industriales, fijaciones para la construcción y también componentes de ingenería en plástico.

La Compañía se fundó en 1922, se compone de 2,500 empleados, cerca de 1,300 están en Alemania y los otros 1,200 en Asia, Europa y América.

 

2. ATF Inc. está localizada en Estados Unidos de América, tiene base en Chicago y fue fundada en 1946.

ATF se ha desarrollado como un proveedor de tornillos manufacturando a nivel global partes de precisión de forjado en frío, además de componentes mecanizados y aplicaciones de alta tecnología o componentes de seguridad.

 

La inversión de la planta en San Luis Potosí corresponde el 50 por ciento a capital alemán y el otro 50 por ciento a capital estadounidense.  ATF, de Estados Unidos, se conforma por cuatro empresas y Ejot, de Alemania, son más de 20 empresas ubicadas en Europa y Asia.

 

COMPROMETIDOS CON EL MEDIOAMBIENTE

 

En la compañía continuamente trabajan en la búsqueda de mejora en sus procesos, con el fin de que impacten de manera positiva en el medioambiente, es por ello que desde 2014, EJOTATF Fasteners de México cuenta con la certificación ambiental en ISO 14001, y por ello han implementado varias medidas de sustentabilidad en la planta, entre ellas:

 

Ahorro de Aceite: En 2018 se instaló en la planta un equipo nuevo que permite recuperar el 98 por ciento de aceite utilizado en el proceso de tratamiento térmico.

 

Esta inversión ha permitido a la compañía llevar a cabo una disminución significativa en el consumo anual de hidrocarburos.

 

“En 2019 estamos trabajando en la viabilidad de un proyecto que se enfoque en realizar el tratamiento del agua usada en nuestros procesos con el fin de ser reutilizada”, compartió Jesús Vásquez, director de Operaciones.

Proyecto de ahorro de energía: Cambiaron todas las luminarias de las instalaciones, lo que se verá reflejado con una reducción de 80 a 90 toneladas de emisiones de CO2 al año.